Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Israel Aldana.
Martes, 25 de noviembre de 2014

Retrovisor Nostálgico: Los Simpson

[Img #9557]Muy especial la entrega Nostálgica de hoy, ya que hago referencia a una serie histórica de animación, aprovechando que en este año 2014, ha cumplido 25 años desde su comienzo y aún continúa en emisión. Una proeza, para qué nos vamos a engañar.

 

Al principio nadie pensó que una serie de dibujos animados pudiera tener tanta repercusión en la sociedad, pero llegaron Los Simpson y la cosa cambió.

 

Hablaré de mi propia experiencia como humilde fan. A lo largo de mi vida esta serie animada ha estado siempre presente. Al principio, siendo yo un crío simplemente me atraía el colorido de los personajes y los escenarios, las voces y las alocadas aventuras que vivían los mismos.

 

Cuando era un adolescente me interesaban los diálogos mordaces, las referencias a la cultura pop y la ironía de las situaciones. Ya de adulto me atrae el retrato de una familia, de una sociedad, así como la crítica a diversas formas de vivir y pensar.

 

"Los Simpsons" hicieron su debut como serie en 1989 como todo el mundo sabe; un año que daría paso a la entrada a una nueva era, los 90, un giro de 360º para todo el mundo en su totalidad, tanto a nivel social, como económico y políticamente hablando.

 

Una de las grandes ventajas que tienen, es que poseen un marco narrativo que se adecua a su tiempo, ellos permanecen inmutables; de lo contrario les veríamos crecer y envejecer. Son inmortales, y nos acompañan en nuestra vida diaria, esto es lo que hace épica a la serie.

 

La han hecho grande sus personajes, sus guiones, los seguidores que tiene en todo el mundo, así como la cantidad de temporadas que la avalan en antena.


También la hacen grande la cantidad de rostros famosos que van pasando por la misma, uno tras otro, desde actores o cantantes de talla mundial hasta ex presidentes, pasando por deportistas, presentadores de televisión, etc.
 

Incluso se permite el lujo de parodiar a veces o dedicar pequeños guiños otras, a infinidad de películas y series de tv. Sin poder decir en ningún momento que se apoya demasiado en este recurso, para hacerle más fácil algunos guiones. 

 

Durante sus primeros años, podíamos ver en sus capítulos un mensaje de fondo; algo que nos quedaba tras ver a un padre (Homer) sacar adelante a su familia, pese a sus limitaciones intelectuales y sus vicios.

 

También a una madre (Marge) muy dedicada a su labor de ama de casa, pero a la vez con cierto espíritu artístico con ansias de volar, pero que constantemente baja, para salvar del caos a su amada familia que tanto depende de ella.

 

El hijo mayor (Bart), un niño de 10 años con espíritu rebelde, con ganas constantes de brillar y disfrutar cada día como si fuera el último, o como si no hubieran consecuencias.

 

Su hermana (Lisa), una niña de 8 años con una conciencia superdesarrollada, aún más que su profunda inteligencia, haciendo de ella una niña sensible, crítica, nacida para hacer cosas grandes, pero envuelta en una familia que la oprime, pero a la cual soporta con todo su cariño.

 

Y la bebé (Maggie), que ocasionalmente demuestra que aún no se volvió tan loca como todos los que están a su alrededor. Y como olvidarnos de la televisión, un miembro más de esta familia...

 

A través de cientos de capítulos, los hemos visto mostrando con humor, ternura, acidez y hasta crueldad, el estilo de vida occidental promedio (principalmente norteamericano, pero de rebote nos cae a todos los demás países, que en al menos el 80% de las situaciones nos sentimos identificados).

 

A través del mini universo que Matt Groening creó, como escenario para una típica familia americana, vemos referencias y críticas a absolutamente todo lo que haya en nuestras vidas: se habla de los problemas educativos, el egoísmo de la sociedad, la falsedad de los medios de comunicación, la corrupción de los políticos, la hipocresía de la religión, las diferencias sociales... en pocas palabras, nos muestra una caricatura de una sociedad imperfecta.

 

Tan imperfecta que resulta muy real. Es algo que no he visto en ninguna otra serie, y dudo volver a ver en otro lado con tanta claridad y familiaridad
 

La serie, en sus últimos años ha ido quedando más ensombrecida por el surgimiento de otras que también tienen su apogeo dentro del mundo de la televisión, (caso de South Park y más directamente, Padre de Familia).

 

Aquí se inicia el descenso de la serie, y creo que la intención del propio Groening ha sido abarcar a un nuevo público que antes no estaba dentro del que para los Simpsons se podía considerar (adultos y niños preadolescentes).

 

Por ello en ésta segunda etapa, se inicia su acceso a todos los públicos, y es necesario cambiar el humor para poder abarcarlos, lo cual es entendible por mi parte. Aunque eso la ha llevado a reinventarse haciendo uso de chistes fáciles, absurdos, con situaciones predecibles con poco sentido, y carentes de mensaje y de alma.

 

Lejos ha quedado la creatividad con que antes era guionizada, cosa que la hizo grande en todo el mundo. Y es que en la televisión, nada funciona eternamente. Sin embargo, y mientras esperamos su final definitivo; su fama y nombre dentro de la historia de la televisión y la animación ya ha quedado presente y reconocida.

 

Y aunque sólo sea por esos momentos de compañía, diversión y aprendizaje que nos ha aportado, esta familia amarilla se merece haber conseguido colarse y permanecer, en la historia de miles de hogares de medio mundo.


 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress