Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Israel Aldana.
Jueves, 14 de mayo de 2015

Series animadas de TV de nuestra infancia

[Img #11042]No podemos negar que hubo un tiempo donde las series de animación despertaban un aroma especial, un halo de inocencia y un aire de simplicidad que quizás no despierten ahora.

 

Creo que se echa de menos visionar en nuestras pantallas en la actualidad trabajos simples, sin una animación depurada, ni dobles sentidos, ni metáforas sociales o políticas.

 

Por ello, me permito realizar un breve ejercicio de nostalgia, recordando y seleccionando tres series míticas infantiles, que no me equivocaría si afirmo que han trascendido varias generaciones.

 

La Vuelta al mundo de Willy Fog (TVE, 1981-1982)

 

Esta serie fue una producción de BRB Internacional, en co-producción con Nippon Animation y Asahi Terebi, y en asociación con Televisión Española.

 

Basada en la obra de Julio Verne con la que muchos crecimos, pero adaptada de forma asequible para el público infantil; nos habla de Willy Fog, un londinense millonario que se apuesta con sus compatriotas que será capaz de dar la vuelta al mundo, en tan sólo ochenta días.

 

Auténtico furor causó esta serie de los ochenta en todos los pequeños, yo entre ellos. Los personajes son animales vistiendo y calzando como humanos, y no se puede olvidar su pegadiza banda sonora, interpretada por el grupo Mocedades.

 

Las aventuras que viven los protagonistas de la serie son impagables, además de que la caballerosidad y capacidad estratégica de Willy Fog sirven para que todos podamos aprender de él.

 

Lo último que se pierde es la esperanza, además de aprender otros valores relacionados con la paz y la solidaridad, los cuales están por delante del dinero, en el sentido de que por un amigo o por luchar por la justicia vale la pena arriesgar una importante apuesta.

 

Heidi (TVE 1974- 1977)

 

¿Quién no ha visto alguna vez algún capítulo de Heidi? Una serie mítica que hoy en día sigue perdurando en el tiempo, y que sigue gustando a todo el público.
 

La historia de la niña que vive con su abuelo en los Alpes ha marcado a diversas generaciones, y pienso que lo seguirá haciendo. Las aventuras que vive junto a sus inseparables amigos Pedro y Clara, que hacen que esta niña vaya creciendo poco a poco y descubriendo los valores de la vida, siguen entusiasmando.

Es cierto que tenía un fin lacrimógeno, aún así, el valor de esta serie, basada en uno de los cuentos más leídos en Suiza, tiene un cariz especial que queda bien plasmado en la serie; una serie relatada con gran madurez y valentía.

 

Es una serie que habla sobre todo de la inocencia de una niña, que se niega a renegar de la felicidad y de la libertad. Valores positivos de la ética como son la amistad, el amor, el respeto a nuestros semejantes y el cariño a la naturaleza y fauna, son solo algunos de los que nos enseña, ya convertida en todo un mito de los dibujos, del cine, de la literatura y de la cultura popular.

 

Érase una vez... la vida (TVE, 1986)

 

"Érase una vez... la vida" es una serie infantil didáctica de 26 capítulos, que enseña a la perfección, y de manera entretenida y divertida el funcionamiento del cuerpo humano. Su secreto es que lo muestra con simpleza y sencillez logrando a la vez explicarlo todo a la perfección (e incluso mejor que en algunos libros de texto escolares).
 

Cualquiera de las series creadas por el francés Barille allá por los años 80 y 90 (toda la saga de Érase una vez) son muy notables y, entre todas, mi favorita es ésta.

 

Consiguió que mucha gente como yo, nos hiciéramos una idea bastante precisa acerca de lo que eran los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas, las proteínas, los anticuerpos, la cadena del ADN, algunas de las funciones del cerebro como supervisor y jefe... 


Si bien es cierto, que como animación está un poco obsoleta, es una serie instructiva, didáctica y al mismo tiempo divertida para los niños, como no se han vuelto a hacer desde entonces.

 

Aquellos que crecimos con estas y otras series de la época nos podemos dar por afortunados, viendo el asedio de memeces a las que son sometidos los niños de hoy en día, en la televisión.

 

Siempre me consideraré afortunado de haberme criado con la televisión infantil que descubrí y que animo a que muchos padres y madres de familia descubran a sus hijos. Series donde además de divertirse, aprenderán. No se arrepentirán.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress