Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Israel Aldana.
Jueves, 28 de mayo de 2015

Los concursos en nuestra TV española

[Img #11189]Todos nosotros, como espectadores que están sentados frente al televisor, hemos sufrido intentando responder las preguntas de los concursos, antes que el concursante que está físicamente en el plató. En ocasiones, incluso algunos de nosotros ha querido probar suerte a ponerse al otro lado de la tele y ser el protagonista durante unos minutos de su propia aventura televisiva.

 

Y es que los concursos de TV siempre han sido un gran aliciente para conseguir un dinero fácil y rápido y una forma de adquirir tus 15 minutos de fama y presumir de haber salido en la tele, todo hay que decirlo.

 

Concursos en la historia de la TV ha habido muchos; desde pruebas y habilidades físicas, hasta los que se debe utilizar el intelecto de la mejor forma posible. En este caso, me quiero centrar en estos últimos, recordando tres ejemplos muy significativos de programas; que seguro, muchos recordarán.
 

Cifras y Letras (La 2 – 1991)

Cifras y letras fue un programa que emitió La2 desde 1991 hasta 1996. Después de eso hemos podido ver el mismo formato en Telemadrid, Canal Sur 2, Televisión Galicia, Canal Nou, etc. Pero en esta ocasión yo sólo voy a hablar del programa que se emitió en la segunda cadena de TVE.

 

La versión realizada en La 2 fue presentada por la periodista Elisenda Roca, y estaba basado en el programa francés Des chiffres et des lettres. Cada programa empezaba con la explicación de una palabra, del que se explicaba la definición mediante los colaboradores y fotos o videos.

 

Como bien indica el título, y si alguna vez vieron el programa, sabrán que el juego tiene dos tipos de preguntas, las de cifras, y las de letras:

 

Con respecto al primer tipo, el objetivo era obtener, en 45 segundos, un número entero natural (del 101 al 999) con las operaciones aritméticas elementales (+,−,×,÷) con seis números (del 1 al 10, 25, 50, 75 y 100). No era obligatorio usar todos los números, pero no se podía repetir ninguno. Gana la prueba el jugador que dé con el número exacto. Si ninguno lo consigue, gana el que se aproxime más.

 

Con respecto al segundo tipo de preguntas, los concursantes piden, alternativamente, vocal o consonante, hasta un total de nueve letras, con las que deben formar la palabra más larga posible, sin usar ninguna letra más de una vez.

 

Para mí era un buen programa y creo que hoy en día podría seguir teniendo su hueco en La 2, (dejando las versiones en canales autonómicos, que han ido apareciendo en los últimos años). Era un concurso en el que muchos, desde casa y por nuestra cuenta, claro, intentábamos participar, cosa que siempre ayuda a la agilidad de la mente.

 

Aunque también es verdad que era un programa repetitivo, y los momentos más emocionantes solían ser, cuando aparecía alguna palabra relacionada con el sexo. El espectador es así de morbosillo, ¿Qué le vamos a hacer?

 

¿Quién quiere ser millonario? (Telecinco – 1999)

El programa se originó en el Reino Unido en 1998,como una serie de juegos promocionales para un programa matinal de TV.

 

Es la franquicia de televisión, con la mayor proyección internacional de todos los tiempos, después de haber sido transmitido el formato en más de 100 países en todo el mundo.

 

La primera etapa del programa se emitió en España de 1999 a 2001 en  Telecinco llamándose "50 por 15: ¿Quiere ser millonario?". El 50 hacía referencia al premio máximo (50 millones de pesetas), y el 15, al número de respuestas a las que había que responder correctamente, utilizando como ayuda, una serie de comodines.

 

El presentador fue Carlos Sobera, quién con este espacio obtiene el salto definitivo a la fama. Su peculiar modo de realizar las preguntas, arqueando las cejas, le dio gran popularidad.

 

Como curiosidad, en esta etapa, el concursante Enrique Chicote se llevó en una de las primeras ediciones el premio máximo: 50 millones de pesetas, usando el comodín de la llamada sólo para decirle a su esposa que se iba a llevar el premio, antes de dar la respuesta correcta. En esa época fue el mayor premio que se había entregado en un programa televisivo en España en toda la historia.

 

Saber y Ganar (La 2 – 1997)

Se estrenó en las pantallas de La 2 hace 18 años, el 17 de febrero de 1997.

 

Lleva emitidos más de 4000 programas hasta ahora, y el equipo de guionistas, ha lanzado más de 176.000 preguntas a los concursantes. Todo un record.

 

Una de las claves del éxito de este veterano concurso, es mantener a los participantes en el tiempo hasta lograr que la audiencia se identifique con ellos, para bien y para mal, como si fuera casi un reality.

 

Dejan de ser seres anónimos para convertirse en personajes. Incluso son repescados con el paso del tiempo.

 

Estos 'sabios' terminan convirtiéndose casi de la familia, hasta hacer sentir al espectador cómplice de sus hazañas. Y la audiencia sufre con ellos. No es para menos, ya que es el concurso con más dificultad en sus preguntas y, al mismo tiempo, el que peores premios económicos entrega. ¿Paradoja del valor de la cultura en los tiempos que corren? Quién sabe.

 

Lo que sí está claro es que en el éxito del formato es fundamental la mano del director del programa, Sergi Schaaff , que no se conforma con quedarse en la dinámica de encorsetadas preguntas, y arriesga reinventando el concurso de forma constante. ¿Cómo lo hace? Utilizando los resortes del espectáculo televisivo.

 

Así, durante la emisión de Saber y Ganar, puede encontrarse con apariciones estelares de invitados sorpresa, emocionantes reencuentros familiares, peculiares efectos especiales e, incluso, al veterano presentador Jordi Hurtado cantando un inesperado rap o imitando a un malhablado Torrente. Todo es posible.

 

Esta imprevisibilidad es la que logra que Jordi Hurtado cuente con una parroquia de fieles envidiada por otras cadenas más comerciales.

 

¿A alguien le apetece jugar?...

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress