Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Arthur Ghukasian.
Martes, 12 de enero de 2016
presidente del festival internacional de las artes escénicas

Arthur Ghukasian entrevista a Artur Ghukasyan: "El festival es la fiesta, y de ahí viene el signifcado de la palabra"

[Img #12468]El invitado de Armenia Press esta semana es presidente del Festival Internacional de las Artes Escénicas, Artur Ghukasyan. Graduado en 1992 en el departamento de drama del Instituto de Arte Dramático en Ereván, estudió en la continuación artes modernos en la City University de Londres. En 1999 con el mismo objetivo de estudios se marcha a Amsterdam y en 2001 se encuentra ya en Salzburgo, recibiendo clases de arte y política cultural en la Academia de Administración y de los medios de comunicación. En el mismo año A. Ghukasyan celebra Nazenik, el primer festival de Armenia de la danza y la pantomima moderna. En 2003 por su iniciativa nace High Fest, el festival internacional de las artes escénicas. Al mismo tiempo dirige más de treinta seminarios y cursos de formación sobre la gestión del arte y la política cultural en más de 20 países.


En 2003 se convirtió en rector de las relaciones internacionales del Teatro Nacional de Armenia. Dos años después es nombrado Doctor en Gestión de Arte y Política Cultural. A. Ghukasyan es miembro de IETM, IFEA, ASSITEJ, ITI, ENCATC, organizaciones internacionales del arte.


Arthur Ghukasian - Sería interesante comenzar nuestra entrevista con la pregunta sobre High Fest. ¿Qué es esto?. ¿Cuándo, por qué razón se creó y cómo pone en práctica sus proyectos?.

Arthur Ghukasyan - High Fest es un festival multi-género de las artes interpretativos. En 2001, después de la realización de Nazenik, el primer festival internacional en Armenia de la danza moderna y de la mímica, surguió la idea sobre un proyecto multi-género y todo el año 2002 me he dedicado a la asistencia de los diversos festivales, teniendo el objetivo la exploración en entre bastidores. En 2003 hicimos el primer Festival High Fest. Si no me equivoco, participaron 14 teatros extranjeros de 12 países del mundo. Al mismo tiempo, se hizo en la continuación un fuerte programa educativo: clases magistrales diarias y seminarios sobre la gestión del arte y la politica cultural. Sumando, la misión de High Fest es presentar al espectador armenio el arte extranjero (música, danza, etc.), así como también, la representación del arte interpretativo armenio en el extranjero. 

A.G. En su opinión personal, ¿qué había interesante en la presentaciones organizadas en estos años?

A.G. -  No corremos en busca de la cantidad de los participantes. Resulta que a nosotros nos buscan. Así, por decirlo sencillamente. Desde el principio hemos conseguido que el festival sea interesante. Peter Brook, cuando una vez le preguntaron como debería ser el teatro, respondió en seguida: - Sea como sea, pero no aburrido. High Fest en este sentido es interesante para el espectador, para los participantes y para los invitados seleccionados de los festivales más famosos, incluidos de Edimburgo y de Aviñón. Desde 2006 por parte de todas las cadenas teatrales más importantes en el territorio de la antigua Unión Soviética (afueras de Moscú) nuestro festival se anunció como el principal. Moscú, igual que las otras mega-ciudades, no está involucrado en el ranking. 

Visitando al año más de 15 festivales y anualmente viendo casi 300 espectáculos, noto muchas veces como algunos festivales muy exitosos, están persiguiendo el objetivo para que en su programa sean incluidos sin falta unos directores conocidos de la escena con sus estrenos, olvidando la misión principal de cualquier festival. El festival es la fiesta, y de ahí viene el significado de esta palabra. No puede ser durante un festival solo una representación por día, durando además tres meses. Esto se llamaría entonces temporada teatral que es un género completamente diferente. 

Incluso en los años de la crisis que vivimos hemos tratado para que nuestro festival no pierda su nivel creativo y profesional. Hemos organizado las representaciones innovadores "Imitando a los perros" del teatro británico Hotel Metsuellah y "Woyzeck" del Teatro de drama de Jarkov. Otro caso fantástico fue la payasada del teatro POCH de Rumania. Del programa armenio a todos impresionó el rendimiento de Narine Grigoryan, "El vuelo sobre la ciudad", que ya se ha seleccionado para el programa Másca Plus Mega del festival Zolotaya Másca de Moscú.

Tuvimos además un programa iraní -"Nueva Irán", con una producción inesperadamente destacada. Otra vez, hemos producido varias clases magistrales y para los profesionales, el programa Behind the Scene of IFEA - Festivales Internacionales y Eventos de la Asociación. Por primera vez en la antigua Unión Soviética se organizó un encuentro de los miembros del Consejo del mayor festival de la Asociación en el mundo. Esto es honorable y responsable y ha sido un éxito. 

[Img #12469]A.G.- ¿Qué lugar tiene en concreto España en las festivales organizados periódicamente por vuestra parte? Se puede hablar sobre la colaboración creativa con los españoles?.

A.G. ¿Con los españoles? He estado tres veces en España y todas en Cataluña. Dos veces he visto los espectáculos de showkeys de los teatros catalanes en Barcelona y hace tres años he visitado el enorme y muy impresionante festival-mercado de Tarrega. Como resultado de esto tres años seguidos vinieron aquí tres conjuntos de Cataluña. El teatro Español (como yo de vez en cuando veo los diversos géneros, por ejemplo las ferias de Nacho Duato, etc) es muy vivo y típico latino, que ha sido recibido en España, Italia o Francia. Se puede decir que la diferencia del teatro dramático español con el de ruso o británico en este caso es que el español realmente representa a Hamlet , y no logra ser él, como es habitual en el Stanislavsky. Esto no es bueno o malo, es simplemente diferente. Mi opinión es que en la danza, la música, el teatro de títeres y sintético, España esyá entre los cinco mejores de Europa, pero en el teatro de drama, ni siquiera entre los diez primeros. 

En cuanto a España, tenemos que trabajar, ¿pero sabes cual es la traba? Si desde el mismo festival de Barcelona yo recibo la información necesaria en inglés, los festivales de Zaragoza por ejemplo e incluso de Madrid envían todo el material solo en español. Esto sucede con los ucranianos y es perdonable. Pero no para el país que creó la civilización y la cultura. Tal débil es la gestión de proyectos internacionales. 

Sumando: estamos dispuestos a colaborar y hacemos todo lo posible para esto. Si se tratara de una vía de doble sentido, el éxito estaría garantizado. 

A.G. - ¿ En las condiciones actuales, en términos, por ejemplo, de la globalización, ha notado algunos cambios significativos generalmente en la vida teatral?.

A.G. - El teatro, naturalmente, cambia y esta evolucionando. Se vuelve más rápido y más emocional. Frecuentemente ya se desliza en las funciones los "montajes clip" de la acción. Hay una simbiosis de los géneros y en general, de la creación de las opciones marginales, como por ejemplo la pintura de acción, cuando dibujan con el cuerpo en la danza. Es decir, la mezcolanza de lo que no se puede mezclar: de las artes escénicas y visuales. O la alta tecnología en el teatro, cuando los actores de tres países representan al mismo tiempo un espectaculo en el Skype y todo esto lo ven en el escenario con los artistas vivos los espectadores de un cuarto país. 

Se ha aumentado el papel de los festivales como de un medio para el conocimiento con algo nuevo. El teatro cada vez más se hace conceptual y de la dirección de la escena. Lideres en esto son los alemanes, luego los rusos, por un lugar en los tres primeros luchan los británicos y los polacos (que en los últimos cinco años nos demuestran unas actuaciones verdaderamente fantásticas). 

A.G. - A la luz de la crisis económica se ha empezado hablar menos sobre los problemas de la cultura. O así me parece. En el contexto de la pregunta ¿cómo valora la situación en la propia Armenia?.

A.G.-No, sólo que en los tiempos de la crisis se comenzó a hablar más sobre los problemas en general y la cultura como siempre es el pariente pobre. En Armenia existe una enfermedad típica del país con la política difusa en todos los ámbitos y especialmente en la cultura. La cultura aquí se introduce en la esfera de la política social. Esto no se permite hacer. Si siempre en nuestra elección nos hacen una sugerencia para ayudar a un teatro que quiere realizar una obra o ayudar al orfanato de los niños con autismo, el 99% de las personas donaran lógicamente al orfanato. Sin embargo, debe financiarse el primero y lo otro, porque sin la cultura toda la nación estará en el autismo silencioso. Por desgracia, en muchos países existen los problemas del mismo carácter. Cuanto más débil es el papel del Estado, tanto más ocupara este nicho el negocio (y esto, en el mejor de los casos) . Entonces, si el país se desarrolla y el negocio se convierte más fuerte, llegaremos a la situación de EE.UU., donde el país es rico y poderoso en casi todas las esferas. Y en este país la cultura se desarrolla sólo hacia la corriente principal. Es decir, hacía la producción masiva. Y cuanto más gente verá este mismo producto, más dinero se ganará. 

En Armenia, el teatro evoluciona en parte a través de los festivales. Es la oportunidad para presentarse, para ser invitado a otros festivales, ver el trabajo de los colegas y darse cuenta de que algo parecido también es posible. En una parte, esto se hecho realidad debido a los cambios que han ocurrido desde la llegada de Hasmik Poghosyan. Precisamente ella entiende, en mi opinión, la labor de la ministra. Por fin, incluso para un estudiante apareció la posibilidad de dirigirse con sus proyectos al Ministerio de Cultura y conseguir dinero, y al Teatro Nacional pueden negar la financiación si consideran que el proyecto es así. Todo esto es alentador.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress