Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Luis Mazón.
Sábado, 19 de marzo de 2016
UN ARTÍCULO DE JOSÉ LUIS MAZÓN

Vuelven los vencejos al Sáhara español

[Img #12778]En la tarde del jueves 17 de marzo los vencejos han tomado los cielos de esta zona del Sáhara español que es lo que ya es el territorio murciano. Fieles marcadores de la primavera este año han adelantado algunos dias respecto del pasado.

 

Con sus alas en guadaña inconfundibles con sus chillidos agudos y su agilidad acrobática, llegan aquí directamente en vuelo desde el centro de Africa que debieron de iniciar hace como una semana, pues cinco mil kilómetros los recorren en menos de siete dias según comprobaciones que se hicieron por métodos científicos.
 
Estos insectívoros infatigables tal vez se alimenten de una especie de elixir de dioses que el aire les proporciona pues el vigor para mantener el vuelo las 24 horas sin descanso en el suelo y sin paradas en todo el trayecto es algo más que misterioso. Feliz Rodríguez de la Fuente en los 70 y en RNE dedicó dos programas a los vencejos. En uno de ellos se ocupó de la magia que había tras la alimentación insectívora; resultaba que insectivoros eran los primeros seres que salieron de las aguas a tierra porque solo plantas e insectos estaban antes que las primeras criaturas del mar saliesen de él como anfibios. Y que los vencejos son de aquella aristocracia que se alimentaba en exclusiva de insectos. Felix Rodriguez de la Fuente contaba en una de esas grabaciones que durante 15 dias él estuvo alimentándose en Africa en una de las tribus nativas de insectos. Y que recuerda que fue la epoca más vigorosa y más lucida que ha tenido en su vida. Tal vez por eso los vencejos pueden soportar esa actividad incesante que ningún otro ser del aire ni del suelo tiene. Los insectos tal vez sean comida de los pobladores del Olimpo, un elixir disfrazado de mal aspecto.
 
La verdad es que cuando he salido a caminar esta tarde y me he visto gratamente sorprendido por los vencejos, lo he hecho, el salir a caminar, con las miras en rebajar los niveles de glucosas que sigo por un sensor y pantalla que la tecnologia pone en manos de los diabéticos. Normalmente una caminata de 20 minutos baja unos pocos puntos el azúcar. Pues bien diez minutos dedicados a contemplar a los vencejos sin moverme del sitio han supuesto un descenso de la glucosa de más del doble que una caminata de dos veces ese tiempo. Por ello deduzco que contemplar a los vencejos reduce el estres orgánico y mejora la salud al menos así ya lo he verificado en mi caso. Otra faceta que no sabía de ellos, que contribuyen con su mera contemplacion a llevar al organismo humano a sus mejores parámetros.
 
He visto como uno de los vencejos se dirigía directamente a un agujero que debió de ser su nido en la temporada pasada, un agujero dificultoso en una persiana por donde ha entrado sin incomodidad alguna el vencejo frenando en seco y sin daño pese a su elevada velocidad de introduccion. Esta agilidad vencejil es otra de las maravillas de estos alados. El 30 de enero llevamos mi mujer y yo  3 vencejos caidos y perdidos en le invierno a la clínica de vencejos de Frankfurt. Unas almas pachamamistas del ambiente regional nos ayudaron a obtener los complicados papeles para el traslado legal de los vencejos a un centro alemán donde precisan de una operacion de transplante de plumas. Y es que los vencejos encuentran seguidores acérrimos o fervorosos entre los humanos entre los que me cuento.
 
 Los vencejos son encantadores en el trato con los humanos cuando tienen que convivir con estos y se les trata como es debido, con alimentación insectívora y lugares acogedores de reposo o descanso. 
 
El vencejo es una especie mucho más antigua que la humanidad. Hace 40 millones de años (80 veces el tiempo que se calcula al sapiens) ya estaban pululando por los lagos caribeños alemanes y así ha quedado en el registro fósil. Cuando los humanos ya no existan que eso está a la vuelta de unas pocas generaciones, este desierto caluroso y ya por entonces inhóspito para la vida humana será visitado por ellos; las ruinas en pie de las ciudades ya sin habitantes serán sus lugares de nidificación. No habrá insecticidas que acaben con su vida. Ni humanos que contemplen o admiren sus vuelos increibles y sus capacidades de seres obra maestra de la Naturaleza. Quien sabe si algunos que fueron almas humanas en tiempos pasados, los de ahora, serán entonces espíritus encarnados en vencejos que vuelven a sus orígenes. Félix Rodríguez de la Fuente dijo que un dia querría irse con los vencejos a 2000 metros de altura para no volver al suelo donde una raza de depredadores agotaba la existencia. De alguna manera ese deseo le fue concedido unos años más tarde.
 
Hoy demos la bienvenida a estos salutíferos visitadores compañeros y amigos de la vida humana que tanto hacen por nosotros sin que nosotros nos percatemos y sin expresar nuestro agradecimiento por un favorecimiento que solo las mentes más sensitivas captan.
 
Bienvenidos amigos vencejos a vuestra estancia 2016.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Fecha: Domingo, 3 de abril de 2016 a las 12:23
o se marcha o lo marchamos
Está claro que hay pájaros más inteligentes que otros, los vencejos hacen su vida volando buscando su mejor destino y sabiendo donde estar en cada estación del año.

Luego hay pajarracos como el buen amigo de Mazón marcos de alba ,que después de haber hecho absolutas injusticias en cada juzgado por donde ha pasado,llegó el momento que ya creíamos que se iba a tomar por culo a otros lares donde les pille más frescos y menos requemaos como nos tiene aquí,y ahora resulta que no se va,que nos lo tenemos que comer con patatas,con la desvergüenza de sus superamigos a los que ampara a costa de salud de otros, con ruina y desesperación, y con la peor preocupación y miedo que cualquier persona que quiera a un hijo pueda tener y sin los medios necesarios por que también ahí el pajarraco (que sólo tiene luces para maldades,( que para bienes mayores ni se inmuta al carecer del morbo de hundir a alguien).
Pues resulta que estos pajarracos han encontrado aquí en murcia "el calor " y veraneo que necesitan para ser felices, por que hasta han podido, y finalmente, no emigran,peor no podía ir el año para unos, para que otros no puedan vivir mejor.
Fecha: Domingo, 27 de marzo de 2016 a las 03:56
Pilar
Bonita historia
Fecha: Domingo, 27 de marzo de 2016 a las 03:53
antonio de rute
Aquí al sur de Córdoba ya llegaron también sobre esas fechas , los vi en mi pueblo el sábado 19 de marzo, eran , como era de esperar vencejos pálidos , unos 5 los vi meterse a dormir en tejados, en sus querenciosos nidos del año pasado . Pero después , ya bien tarde y en las últimas luces del dia cuando volvía a recogerme yo también oí y vi un grupo de 10 o mas en el cielo, altos , es posible se quedasen en las alturas para pasar la noche. Me sorprendió en verdad , ese grupo y a esas horas. Con el frio que tiene que hacer de noche ahí arriba en estas fechas!, pensaba. Increible ! porque son increibles los vencejos. Extraordinarios.
El año pasado , salvé a un pálido adulto caido dentro una chimenea de un vecino y era al verlo y examinarlo una "piedra preciosa" la que brillaba en sus ojos. De un sutil marrón brillante y penetrante. Lo solté de nuevo desde mi terraza y empezó a elevarse , y dar vueltas en el barrio , su barrio.
"Piedras preciosas" del cielo , o mejor dicho, joyas del cielo son estas aves..
José Luis los vencejos nos trasmiten energía , una sutil energía que nos recarga las pilas y nos llena de vida a quienes tenemos la suficiente sensibilidad ...
Fecha: Domingo, 20 de marzo de 2016 a las 14:17
para el refeño
Los peores pajarracos son amigos suyos!! que "se las meten" a costa de la salud de niños discapacitados y de quitarles medios y venderlos a compañeros de vicios.y con esos amigo mio, ni los ataca ni se mete con ellos este abogado, muy al contrario se va a comer con ellos.
Posdata; así acabe como su amigo "el bigotes"...
Fecha: Domingo, 20 de marzo de 2016 a las 11:44
ceferi
Un articulo muy vencejil, o sea, de alturas. Los vencejos siempre han convivido con nosotros y parece haber sido de las pocas especies que el ser humano no ha ido a hacer daño a drede, pues lo que tienen estos pájaros es que no pueden ni se dejan enjaular.
Habrá que tomar menos medicinas y mirar más a los vencejos volar. El día que los vencejos no regresen aquí, significará que estas tierras están perdidas para siempre o, al menos, durante unos miles de años.
Fecha: Sábado, 19 de marzo de 2016 a las 12:01
ARTICULO SOBERBIO
Muy bueno tú articulo.Pero debes tambien de ayudarnos a terminar con esos pajarracos de la corrupción no solo económica sino de un humanismo que terminen con enfrentamientos. España se merece y los españoles tambien que luchemos para echar a todos ellos a la basura. Reflexiona. EL RIFEÑO.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress