Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana Retamales.
Martes, 29 de marzo de 2016
como en la fotografía, se confunde lo Institucional con lo privado

La nueva política de los socialistas de Cartagena fue, tan solo, un pretexto para que todo siga igual

[Img #12817]En las pasadas elecciones municipales y autonómicas de mayo 2015, se enarboló el término de “La Nueva Política” como adalid y enseña de lo que había que cambiar en las prácticas políticas. A tanta sinvergonzonería se había llegado en los 20 años de gobiernos populares, que era fundamental enarbolar un mensaje de esperanza para que el quehacer político abandonara toda práctica de lo sucio, vil y corrupto. Sin embargo asistimos a la triste realidad de que esos “Nuevos Políticos” que tanto presumían de su “Nueva Política” son una mentira más. Todo fue un engaño más de campaña electoral. No hay nada de esa “Nueva Política”

 

Hemos conocido de las presiones que Podemos en el Ayto. de Cartagena está recibiendo de la vicealcaldesa Castejón y su adlátere, en relación a la presentación por aquellos de una moción de reprobación contra la misma por la contratación de un secretario del grupo socialista en ese mismo Ayto. Contratación efectuada el 22 de septiembre pasado con un salario bruto anual de más de 32 mil euros y que, por su trascendencia al conocimiento público, fue resuelto voluntariamente a mediados del pasado febrero. ¿Por qué, si tan lícito es?

 

La contratación de otro secretario de grupo municipal socialista no tendría nada de extraño ni de anómalo si no fuera por que la persona en cuestión no reside en el término municipal de Cartagena –que tampoco es condición sine qua non- pues podría residir en cualquier otro municipio cercano. La cuestión es que su residencia está en Madrid y su dedicación principal –como ha quedado suficientemente demostrada- prepararse unas oposiciones al Estado en un Colegio Mayor elitista y de buenos cobros. A mayor inri, su presencia se limitaba a hacerse visible el día señalado para cuando todos los miembros de la Corporación se ven las caras en el salón de plenos. Una situación como esta –que necesitaría de una mayor profundidad jurídica- es, cuando menos, de fraude a los ciudadanos de Cartagena. Está claro que no se recibe un salario por un trabajo efectuado en beneficio de los cartageneros, si no más bien de una beca, de una muy buena beca de estudios y con móvil corporativo de alta gama.

 

Nada que ver con la “Nueva Política” que pretendían vendernos. Es más de lo mismo…

 

… Como las fotos que pueden ver y donde se confunden lo Institucional con lo privado.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Martes, 29 de marzo de 2016 a las 18:49
Juan Carlos
Por sus actitudes y vestimentas observadas en esta semana santa y de dolor, esta socialista parece más del PP. ¿No será que se equivocó de partido? ¿Le ha preguntado alguien? ¿Se puede cambiar de partido ahora? ¿La aceptaría el PP? ¡Se confunden tanto estos con aquellos! ¡Menudo ejemplo para el socialismo! ¡Así les va!
Fecha: Martes, 29 de marzo de 2016 a las 13:51
Wonderland
Menudo problema, y además por una figura perfectamente legal. Estoy de acuerdo en que se aclaren estas prácticas, su necesidad o su inutilidad, pero resulta ridículo escandalizarse cuando, sin ir más lejos, hace unos cuantos años asistimos, con la crisis recién declarada oficialmente, al despropósito de nombrar cargos ex profeso para gestionar las partidas estatales del PLAN E, y a nadie parecía extrañarle. Hablamos de gentes que aparecieron de la nada, desde la empresa privada al submundo de los colegios profesionales, para ostentar cargos de dirección ejecutiva perfectamente inútil, puesto que las oficinas de urbanismo cuentan ya con técnicos de altísimo nivel, para llevarse sueldos de no menos de 40.000 euros, sin saber todavía a día de hoy para qué sirvieron esos cargos nombrados ad hoc. Está bien que se aclaren los casos como el que aquí se denuncia, pero también aquellos que parecen haber caído en el olvido. Se dió incluso el caso de una dirección general municipal de no se qué, ostentada por una cargo de confianza, que cobraba más que la partida presupuestaria total destinada a su departamento, no menos de 60.000 euros. El oscurantismo presupuestario anterior sigue pendien.
Fecha: Martes, 29 de marzo de 2016 a las 11:10
EL coñazo
Hombre Josemaria no des más el coñazo, porque al fin y al cabo te han cortado la cabeza tus mismos compañeros ideológicos del PSOE.Cuando cobrabas un pastón, te hacias el sordo y el mudo. J.L. CARTAGENA.-

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress