Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Nicolás Yllán.
Lunes, 18 de abril de 2016
obituario

Descansa en paz, Antonio

[Img #12893]Aunque creo que se trata de una frase muy manida y no viene al caso contigo, amigo, porque debes de ser de las pocas personas de este mundo que ha vivido con la conciencia tranquila del deber cumplido. Seguro que solo has perdido el sueño por algún problema personal o por el hecho de no llegar a poder denunciar todas las indecencias que te han rodeado en tu quehacer político.

 

Y aprovecho este título para encabezar este panfletillo que permite ser un alegato en recuerdo a tu persona, un intento de retomar esa conversación que se nos quedó pendiente y una situación que aprovecho para decirte todo lo que se me quedó en el tintero ya que está vida sabemos que es injusta, pero siempre se empeña en demostrárnoslo llevándose a los mejores, coño, con la cantidad de hijos de puta que pululan haciendo el mal por este mundo.

 

Precisamente, una de nuestras conversaciones versaba sobre que estábamos convencidos que enfermedades como el cáncer podrían ser erradicadas en breve si los gobiernos dedicaran el gasto militar en investigación. Pero no, este mundo es demasiado cruel y sabíamos que nos intentan engañar con que el estado de bienestar se mantiene fortaleciendo las economías de cada país a costa, claro está, de la industria armamentística, de sus putas guerras.

 

Y te has ido justo al comienzo de la primavera, sin ruido, como era normal en ti, aun enfermo pero al tanto de la actividad política y siempre aportando tu granito de arena, porque no has parado. Te conocí en una situación peculiar, en la oficina de urbanismo del ayuntamiento, una tarde de tantas en las que te afanabas en revisar expedientes para intentar detectar irregularidades cometidas por los manirrotos de turno. Curioso ese saludo un tanto frio, tu de pie (no te solían dejar ni una silla como mas tarde me comentarías), frente a una mesa y enfrascado en montañas de documentos que pondrían a prueba la paciencia de cualquier ser humano, la tuya no. Y si la justicia de este país hubiera sido justa de verdad, habrías ganado muchas batallas, algo que estoy seguro que habría cambiado el rumbo de este pueblo por el que tanto has luchado. Era más que curioso ver cómo te pateabas el pueblo de punta a punta repartiendo el boletín de Izquierda Unida, con mal tiempo, con muchas trabas, con malas caras, pero siempre con una sonrisa. Afable y agradable, trabajador hasta el infinito, Antonio, todo un personaje. Querido por muchos y respetado por todos, incluso por los que se han considerado tus enemigos políticos, pero no he visto a nadie en este pueblo que pudiera catalogarse como tal ya que ninguno ha tenido tu catadura ética y moral. Todo un crack. Seguro que a estos mismos individuos sin calidad, seguro que se les ocurre alguna idea de homenajearte para alabar tus virtudes cuando han llegado hasta negarte una miserable silla, por miedo, Antonio, porque los has tenido contra las cuerdas. Quizás decidan poner tu nombre a una calle como forma de recordarte, seguro que de manera muy hipócrita porque les diste tanta caña que ninguno quiere hacerlo. Creo que a ti no te gustaría pero a mí no me preocupa, yo te llevare en el corazón y, espero, que tu ejemplo sirva para que las nuevas generaciones luchen por los valores que defendiste con tu mismo coraje. Si acaso hay un dios, espero que no le des mucha caña, pero estoy convencido que ya estarás montando la revolución para cuando subamos los demás. Siempre contigo, amigo. Amén.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
7 Comentarios
Fecha: Sábado, 23 de abril de 2016 a las 19:52
Jesus Esteban Gomez Hernandez
Desde que hace unos días me enteré de su fallecimiento, me encuentro consternado por la noticia. He de decir que le conocía desde hace muchos años, hemos acudido juntos a manifestaciones y otros actividades políticas, desde nuestra época juvenil, universitaria. Le he tenido en todo momento como un referente de sinceridad y honestidad, alguien cuya forma de ser merece la pena copiar. Lamento también que haya muerto sin poder ver los grandes cambios que con su actividad política y social estaba propiciando, mano con mano con los compañeros de Izquierda Unida, y con toda la gente de progreso en general, todos los que buscamos un mundo mejor, más igualitario y justo. Aunque la muerte acaba con el individuo, no lo hace con sus ideas, que se difunden entre quienes le conocimos y apreciamos, su semilla germina para dar lugar en el futuro a un fructífero árbol de justicia, igualdad y fraternidad. Siempre te recordaremos.
"Carreras", que la tierra te sea leve.
Fecha: Sábado, 23 de abril de 2016 a las 10:54
José Motellón Martinez
Antonio fué un referente claro para todos sus los que le conocimos. Arriba, es posible que esté montando algún jardincillo, pero no preocuparos que a esas alturas también están los mercados y los poderes fácticos. Pero,claro, sin gente como Antonio, la cosa será bastante más difícil. Un fuerte abrazo Antonio y un hasta luego
Fecha: Viernes, 22 de abril de 2016 a las 16:07
Indignado
Vaya por delante mi más profundo dolor por el fallecimiento de nuestro querido Carreras. Me duele ver como algunos aprovechan la ocasión para redactar y publicar un "bonito" escrito dedicado a nuestro querido amigo y así quedar ante la opinión pública como lo que no son. Bien sabes que no podía ni verte!!! Jamás le caíste bien ni él te cayó a ti, así que guárdate esas palabritas tan remilgadas y no quieras ser lo que jamás llegarás a conseguir.
Fecha: Jueves, 21 de abril de 2016 a las 09:09
Descanse en paz
Es el notición del dia más leido, debeis mantenerlo porque nos relaja bastante a los lectores y anunciantes. Este YLLAN debe ser todo un icono.Patricio.
Fecha: Martes, 19 de abril de 2016 a las 21:23
MORISCO
Seguro que el domingo nos vistes en la comida del Ateneo de Archena para festejar el día de la República, comida de la que eras asiduo todos los años. Seguro que te gustó el brindis que te dedicamos. Siempre estaras presente en esa fiesta.
Descansa en paz
SALUD
Morisco
Fecha: Lunes, 18 de abril de 2016 a las 16:04
Se lo merece
Este obituario lo ha escrito Nicolás Yllán, debería de aparecer su nombre porque es una redacción real y con mucho sentimiento. Carreras tuvo muchos enemigos, sobretodo políticos, pero en la inmensa mayoría de veces lo que criticaba se basaba en verdad y en hechos que él creía demostrados.
Descanse en paz y si es posible, cosa que nadie ha podido decir, que recuerde que HIZO LO QUE PUDO Y FUE MUCHO Y NO SERÁL OLVIDADO TAN FÁCIL COMO ALGUNOS QUIEREN.
Fecha: Lunes, 18 de abril de 2016 a las 11:56
Juan A. Cervantes
Un merecido homenaje a nustro querido y respetado amigo Antonio, El Carreras. Gracias Nico el se merece esto y más.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress