Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
VMPress.
Sábado, 16 de julio de 2016
editorial

Un Guardia Civil

[Img #13337]Recientemente se publicó una encuesta en la que se recogía las opiniones de ocho mil españoles, que es un amplio campo de auscultación, sobre distintas organizaciones del Estado. No nos sorprendió para nada que la GUARDIA CIVIL era la más valorada. UN un amplio setenta y seis por ciento, seguida de las fuerzas armadas, en las que se integra la Benemérita, porque es un instituto armado, con una antigüedad de casi dos siglos.

Es verdad que a la mayoría de los españoles nos agrada o y nos satisface, cuando nuestros guardias interveinen en cualquier operativo de riesgo o mucho riesgo. Basta leer todos los días la prensa, oir la radio o ver las televisiones, para verlos actuar sin descanso y con energía, en los casos de corrupción, unas veces por iniciativa propia y en otras por mandato judicial.

Estamos convencidos que si ellos intervienen, procuraran hacerlo lo mejor posible. "Menos mal que tenemos a los guardias civiles", oyes decir a la gente. Estos hombres y mujeres se merecen nuestro reconocimiento,y nuestro apoyo cabal al objeto de que sean tan bien remunerados  como las policías regionales, de por ejemplo,  Cataluña o el País Vasco o la policía foral navarra.

Como muchas policías locales de la gran mayoría de las ciudades españolas y de miles de pueblos a los que les pagan los generosos ayuntamientos, y no nos parece mal.

Pero es más que justo  que se unificasen salarialmente a todos los hombres y mujeres que trabajan para nuestra seguridad ( hay que tener en cuenta, además, que un guardia, que es un militar, trabaja en exclusividad ). Tampoco nos olvidamos de los funcionarios de Prisiones,la casi totalidad con estudios universitarios, oposición difícil, prácticas y destinados en lejanos centros ubicados en secarrales o apartados de los centros urbanos a la espera de concursos de traslados que se eternizan.

 

Esta gente que se llaman políticos si que saben ocuparse de sus sueldos y de los sueldos de sus funcionarios a dedo, y de dotarse de medios altamente sofisticados. Los otros días, en un telediario, observamos con preocupación como un grupo de operaciones especiales de la policía detenían a una banda de mafiosos ucranianos perfectamente dotados de la tecnología  más moderna, y en otros casos en la lucha contra las drogas y delincuencia organizada, en la que apreciamos algún olvido y hasta el desdén.

Cada día  se instalan en nuestro país bandas de terroristas que manejan millones de euros o elementos humanos de la delincuencia internacional que nos castigan incluso con la mayor violencia. No ignoramos que la costa de Levante está prácticamente casi ocupada por la potente mafia rusa a la que se suma delincuentes peligrosos de otros países del Este, y en Galicia el tráfico de drogas supera los altos índices de operaciones delictivas.
 

Opinamos que los dirigentes políticos deben tener mayor sensibilidad para resolver los graves problemas del personal que combate a la delincuencia que opera en todos los campos, desde el fraude hasta la inteligencia interior y exterior. Es francamente reprobable que el Centro Nacional de Inteligencia de España tenga unos de los presupuestos más bajos del mundo libre europeo y no digamos del largo centenar de las dictaduras árabes, africanas y suramericanas.
 

Hay que defender fuertemente nuestras libertades, nuestras instituciones, a la sociedad civil y hacer que funcione el Estado de Derecho para que no nos roben  los restos que nos quedan de una Democracia en estado de debilidad. Como afirmamos los españoles de base," menos palabras y más hechos". Empezando por una Guardia Civil que sirve para todo y para todos los españoles.

La salvajada de Niza con cerca de noventa muertos nos debe alertar de que estamos en guerra con enemigos invisibles pero bien visibles. Otro día nos tocará a los españoles. Y así sucesivamente. Muy pocos comprendemos lo que sucede, pero el miedo, el terror de unos políticos acobardados europeos y norteamericanos a pasar por  ser los malos de una película impide que la guerra, feroz, eminentemente religiosa, como la nuestra de los Treinta Años, termine. Que unos cuarenta mil terroristas-soldados del Estado Islámico se mantengan luchando y resistan, no es entendible, pero  funciona como una máquina de matar. Hoy hay mucho ruido en los despachos de Bruselas y Washington, pero que nadie olvide, que en nuestro continente viven unos cincuenta millones de musulmanes, islamistas y cientos de yihadistas. Ningun país como Francia, que alberga a siete millones, ha tratado tan generosamente a  los inmigrantes que se han integrado en nuestra sociedad. Ahora, la machacan.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Sábado, 16 de julio de 2016 a las 19:48
los cinco mejores
He trabajado en media decena de embajadas como funcionario administrativo, he viajado bastante y conozco bien el complicado mundo de la seguridad, y puedo decir con orgullo, que nuestra Guardia Civil, que me ha colocado hasta cuatro multas, es de las cinco mejores policias del mundo, por su calidad humana, por su profesionalidad, por su preparación y porque, esto es básico, porque es un instituto militarizado. Algunos ignorantes han tratado de sindicarla como a la Policia Nacional que tiene problemas por ello, sobre todo en sus altas esferas.Estos guardias tambien es de lo mejorcito en inteligencia, eso si, les falta muchos más medios y más personal y mejor retribuidos al menos como las policias vasca y catalana con algunos separatistas dentro.. Es una injusticia que no sean tratados como los mejores entre los mejores. Y de terrorismo, a la cabeza, a pesar de los políticos que se pasan tres pueblos diciendo chorradas buenistas, porque al terrorismo hay que tratarlo como tales con la mayor dureza y con disposiciones legales como cadena perpétua para los delitos de sangre.Se lo digo yo, no nos temen. Damián.V.M.
Fecha: Sábado, 16 de julio de 2016 a las 17:37
TERRORISMO EN ESPAÑA
PARECE CASI MILAGROSO QUE ESPAÑA SE ESTE SALVANDO DE LA OLA TERRORISTAS DESDE AQUELLOS TERRIBLES DE ATOCHA. PUEDE SER POR DOS CAUSAS. PRIMERA POR LA FERRERA VIGILANCIA DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD ESPAÑOLA, QUE NO LO CREO PROBABLE. O PORQUE EL TERRORISMO ISLAMISTA RADICAL TIENE COMO IMPORTANTE BASE DE OPERACIONES A ESPAÑA Y PORTUGAL. HE VISTO EN LA TELE COMO SACAN MILES DE MILLONES DE EUROS LAS VENTAS CLANDESTINAS DE TODO TIPO DE OBJETOS, Y QUE EL JEFE O UNO DE ELLOS IMPORTANTE ES UN MORO RESIDENTE EN NUESTRO PAIS. EL MATERIAL DE IMIITACION SE FABRICA EN PORTUGAL EN ENORMES CANTIDADES. EN NUESTRO PAIS FUNCIONAN OCHOCIENTAS MEZQUITAS. YA YA YA VEREMOS SI AL FINAL NOS JODEN. QUE SE VAYAN, ECHARLOS. JOTA.
Fecha: Sábado, 16 de julio de 2016 a las 10:48
ahora mismo España
Ahora mismo , España es uno de los paraisos de la delincuencia internacional hasta unos extremos escalofriantes. Este viernes pasado vi en la Sexta TV un informe que te pone los huevos de corbata, sobre los miles de millones de los llamados manteros, cuya gran parte de lo que recaudan por toda España va a parar a las bolsa del terrorismo yihadista. Son miles de colaboradores y todo tipo de medios sofisticados, ante ellos la Guardia Civil se maneja con lo poco que le dan en utillaje, medios tecnológicos, y desspliegue humano. Estamos invadidos y tratamos a nuestras fuerzas de seguridad aplicandole la ley de los recortes suicidas. Tenemos cuatro submarinos, y tres están averiados. Tenemos que comabatir a muerte contra todo tipo de terrorismo y los politicos andan en Madrid peleandose como instalarse en la opulencia y las subvenciones económicas de rechupete. Pregunto ¿ no hay forma de quitarnos de encima a estos cuatro grandes payasos y a sus inoperantes partidos que les consienten todo? Pues, no. La pela es la pela y el poder es un orgasmo frecuente.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress