Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Sábado, 16 de julio de 2016
Un reportaje de Juan Eladio Palmis

La Mar Chica de Nador en Marruecos y el Mar Menor muerto de la cortijá murciana

[Img #13340]Sería curioso, que tuviéramos posibilidades reales, democráticas, de poder entrar en una sede del gobierno de la cortija, donde está ubicada esa mafia apostólica perulla Ucana,  que hace años, concretamente desde el santo año del treinta y seis del siglo pasado, se apoderó del poder y entre el voto cautivo, temores que inyectan los subvencionados, alguna que otra marranada electoral y un pueblo lelo políticamente y temblando de miedo, va a ser muy difícil que el buen gobierno se asome por los estamentos cortijeros en muchos años, hasta que no asomen en régimen totalitario las hambrunas.

 

Hoy vamos a hablar de la Cosejería de Agua, Pesca y Medio Ambiente de la cortija de Murcia, regida por la mejor ciencia al respeto de conservación de los mejores puestos para los amichis en la fe, responsable por años y millones y millones de euros invertidos en ellos en sus jornales, viajes y demás, en sus ciencias para mantener vivos nuestros ecosistemas, y cumplir con una sagrada misión de preservarlos para el futuro.

 

Y vamos a hablar también de sus colegas de Marruecos, concretamente los que cuidan y vigilan la calidad de las aguas y la vida marina de la laguna llamada Mar Chica de Nador, al norte de Marruecos y de África.

 

El Mar Menor o Mar Muerto Mediterráneo al cuidado científico de la Consejería y medio ejército de funcionarios y políticos, tiene una extensión de superficie de agua de 135 Km2. La Mar Chica Viva de Nador, tiene 115 km2, es decir es veinte kilómetros cuadrados menos extensa que el Mar Muerto o Mar Menor de la científica cortijá murciana.

 

Ambas lagunas disponen cada una de ellas de comunicación abierta entre sus aguas y las del Mediterráneo, y la única diferencia (viendo las fotos se ve la similitud de ambas albuferas) de que una está situada, la Mar Chica Viva, en un país atrasado, Marruecos, y la otra, el Mar Muerto o Menor, está ubicado dentro de una Comunidad avanzada, moderna, democrática, que cumple a rajatabla con los preceptos que le mandan sus verdaderos jefes: el capitalismo católico apostólico y romano.

 

Claro si uno entrara en la Consejería de la cortijá y nombrara al padre español de la oceanografía, el oriundo de Zuera, en Zaragoza, Odón de Buen y del Cos, que murió por rojo exiliado en México en 1.945, lo primero que te van a largar es un ¿acualo?, porque un personaje así no tiene entrada en los catecismos de los colegios católicos donde venden las títulos aptos para los empleos a dedo o tras “reñidas” oposiciones-confesiones en la cortijá apostólica perulla murciana.

 

El rojo republicano Odón del Buen, que no tenía ni idea de lo eficaz que resulta vivir del cuento y de la apariencia, escribió cosas como las siguientes:

 

La MAR Chica, de Melilla, en estos últimos años en que hemos tenido ocasión de estudiarla, no tenía comunicación con el Mediterráneo; era una laguna en que las aguas, aprisionadas, se concentraban extraordinariamente. En Agosto de 1908 llegó la concentración a 6º Beaumé y la temperatura del agua, a la caída de la tarde, era 4º C. más elevada que la del aire. La desecación, y, por lo tanto, el descenso de nivel, era tal, que en la Restinga, la zona desecada desde el invierno, llegó a 187 metros.

 

En tales condiciones, la vida en las aguas de Mar Chica era muy escasa. Los peces morían todos.

 

Las conchas de moluscos muertos formaban en algunos lugares verdaderos bancas; los crustáceos no existían; el plankton era nulo. A 6º grados aun vivían las tres especies de peces que he citado, aunque en situación precaria; muchos individuos quedaban ciegos en verano (la salazón produce úlceras en los tejidos más delicados); pero en el mismo grado de concentración no vivía ninguna de las otras especies que componen la rica fauna ictiológica de Mar Chica hasta que se comunica con el Mediterráneo. Cerca de 6º tenía el agua al recogerse el último lenguado. (Solea.) En diversos lugares, las aguas de la laguna precipitaban con abundancia la materia orgánica que llaman los salineros fieltro y que tanto perjudica la extracción de la sal marina. Su nombre vulgar alude, sin duda, a la consistencia que alcanza cuando se deseca. La producción de este fieltro tiene tal importancia, que, a veces, en las lagunas y marismas del Mediterráneo meridional, se puede extraer a toneladas y la formación es intensa y continua. Se atribuye este fieltro a una alga microscópica (el Microcoleus corium) que, vive hasta que las aguas alcanzan 8º B. de salazón. En él he encontrado abundancia de diatomáceas muertas, y puesto en agua del mar limpia, desarrolla bacterias de la putrefacción en enorme cantidad.

 

Desaguan en Mar Chica riachuelos y barrancos, pero muy poco constantes; sólo caudalosos en días de lluvia torrencial.

 

El fondo de Mar Chica está, en su mayor extensión, constituido por un lodo negruzco, característico de todas las lagunas costeras, y rodea a Mar Chica un depósito cuaternario diluvial que forma las llanuras de Bu Erg, Aograz y Arkeman.

 

Antes de que alcanzaran las aguas de Mar Chica 6" de concentración, pude reunir bastantes peces de los que vivían en la laguna; la lista es suficiente para dar idea de la riqueza extraordinaria de la fauna, y téngase en cuenta que no eran entonces normales las circunstancias, y que, por lo tanto, la amplitud de la vida será muchísimo mayor, manteniéndose constante la comunicación con el Mediterráneo. He aquí el catálogo de los peces de Mar Chica antes del verano de 1908. Los nombres vulgares españoles, cuidadosamente recogidos, son: Dorada, Róbalo, Baila, Lisa, Mujol, Anguila,  Breca, Mojarro, Sargo, Chopa, Sargo, Pargo, Zalema, Boga, Doblada, Raspallón, Corbina, Roncador, Berrugato, Saltón, Pez de Rey, Boquerón, Alacha, Sabalo, Sardina, Jurel, Jurel real, Espetón, Arañas, Rubio, Rafel, Salmonetes, Lenguado, Lenguadillo, Roagallo, Tapaculos, Caballa, Torillo.

 

La generalidad de las especies citadas son abundantísimas, de carne exquisita y de tamaños que pasan mucho la talla normal. He visto en períodos de abundante pesca, al abrirse la bocana, por ejemplo, pescar a los moros, metidos en el agua hasta más de la rodilla, con palos y sables, obteniendo gran número de doradas, lisas y róbalos, principalmente; las tres especies que viven de preferencia en estas lagunas.

 

Aparte los peces, en el fondo de Mar Chica vivían moluscos en gran número. Puedo citar los siguientes : Cardium edule, dominante; el que imprime carácter al fondo. Ostras, en abundancia. Tellina cumana. T. planata. T. exigua. Cardium paucicostatum. Mactra stultorum. Donax trunculus. Venus gallina. Solen marginatus. Ceratisolen Legumen. Trochus exasperatus. Tr. ardeus. Tr. cornu loides. Phasianella speciosa. Cancel laria cancel lata. Cerithium, Arca, fragmentos de Pinna. Una Sepia pequeña, vulgarmente llamada Chopo.

 

Ni que decir tiene que de todas esas especies las hay en el Mar Muerto o Mar Menor, en mayor y mejor cantidad (me han dicho que escriba esta mentira piadosa, que luego me la perdonan y premian por aquello del turismo), pero hay mucho rojerío que van al Mar Menor Muerto a decir mentiras.

 

La obra científica del republicano Odón del Buen, expulsado de su cátedra por no seguir la corriente a los entonces y ahora dueños reales de España, el proceloso investigador del genoma humano, monseñor cardenal Casanyes, fruto de  cuyos estudios, cafés y rosarillos,  no acepto más creación y evolución que la del padre Adan y su costilla Eva, cuando el levantamiento armado de los militares llamados africanos jaleados por el clero vaticano que no querían perder sus subvenciones y privilegios, como ahora, el hecho de fusilar a un hijo del padre de la oceanografía española, médico de profesión, con su vida dedicada a erradicar la malaria, hizo que el mañico de Zuera fuera fichado por Francia, y de allí pasó al exilio y al más profundo olvido franquista, olvido mantenido fielmente por sus herederos actuales, integrantes y dueños absolutos de la mafia apostólica perulla de la cortijá de Murcia, donde vale todo menos no haber estudiado en un prestigioso supermercado de títulos católicos ubicado en unos terrenos y monasterio público cedidos, que ahora son privados.

 

Vamos bien, muy bien, lo que ocurre es que en el Mar Menor Muerto de la cortijá, aparte de los orines de los bañista, llevamos arrastrando la contaminación de los motores de los barcos de los pescadores y los de los yates, además, siempre utilizando datos científicos suministrados por los cortijeros de la Consejería, el poner en comunicación el Mar Menor Muerto con el Mediterráneo, fue la causa de la desaparición de todas las especies marmenorenses, que emigraron las jodías porque estaban hasta las mismas escamas de aguantar la ciencia conservacionista de la mafia perulla de la mafia apostolica de la cortijá.

 

Hay que aumentarles el sueldo a todos, por supuesto el doble a los altos mandos, que se lo merecen, porque la Mar Chica Viva de Larache, tiene una presión urbana a su alrededor de mucho más de dos millones de habitantes todo el año, pero orinan menos y comen menos que los de la cortijá. Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Lunes, 14 de noviembre de 2016 a las 00:46
luisoo
En mi humilde opinión, es el segundo articulucho, que leo de usted y desde luego cualquiera puede publicar un artículo sin tener ni puñetera idea de lo que dice ni de lo que habla me tiene hasta los testículos de la cortijá murciana de la cantidad de sandeces y de que el Mar Menor es un Mar Muerto mire usted el Mar Menor tiene problemas que se han denunciado hace muchos años y se deberían haber puesto medidas correctoras mucho antes pero el mar menor esta mucho más vivo que usted y que yo y se está permitiendo el lujo de hacer una funesta propaganda de forma gratuita sin tener ni puta idea de ecologia ni de los procesos que se estan dando en la laguna ni esta ni la de la Mar Chica todo lo que usted dice señor cortijano son sandeces pero no es culpa suya la culpa es de quien le edita los absurdos comentarios propios porque no merecen nombrarlos como articulos abuelo informese bién antes de emprender un artículo y dejese de rojos y franquistas y napoleónicos mire usted no he colocado ni una coma pero usted no merece ni eso mire usted my indignación no me permite seguir dedicándole un segundo más de mi tiempo.
Fecha: Domingo, 31 de julio de 2016 a las 20:38
MUSTAPHA ARRAIS B
HL.. LE QUERIA INDICAR QUE ACTUALMENTE ESTAMOS LEJOS DE HABLAR Y DE PONER A PRUEBA TODA AQUELLA FAUNA QUE USTED HABIA CITADO ASEGURANDO SU EXISTINCIA EN LA LAGUNA DE NADOR CONOCIDA POPULARMENTE COMO LA MARCHICA...

ME GUSTARIA PREGUNTARLE SOBRE LA FUENTE DE ESOS DATOS Y DE SU VERACIDAD...PORQUE SIENDO INVESTIGADOR DEL TEMA MEDIA AMBIENTAL EN LA ZONA.. JAMAS HABIA CRUZADO CON UN DATO TAN POCO FIABLE DE ESAS CARACTERISTICAS , COMO PARA SEGUIR ACABANDO UN TRABAJO QUE NUNCA SE FINALIZE...

EL AÑO DE LA ABERTURA DE LA BOCAINA ? QUE IMPACTO DEJO ?

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress