Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Cantabella.
Sábado, 15 de octubre de 2016
Acepto el caos, pero no sé muy bien si él me acepta a mí. (B. D.)

Bob Dylan, el gran músico y poeta, Premio Nobel de Literatura 2016

[Img #13707]Desde que apareció la noticia de la concesión del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan, ando perplejo después de oír y leer tantas tonterías y dislates, que si es cantante, que si es poeta, músico... Parece mentira que algunos de mis colegas escritores del territorio español y regional se echen las manos a la cabeza cargados de escepticismo, yo también me las echo, pero de oír las sandeces. Los premios ya nada dan y quitan a una celebridad como Bob Dylan, uno de los mejores cantantes de todos los tiempos, aunque no haya muerto, que parece que a veces es lo que da la inmortalidad. ¿Es acaso mejor músico que hace un mes o el año pasado o mejor escritor, el premiado?, creo que no.

 

Puse una entrada en las redes sociales hace cuatro días citando a autores que creo merecedores del galardón, escritoras y escritores como Anne Carson, Joyce Carol Oates, John Ashbery, Adonis, Philip Roth, Rafael Sánchez Ferlosio, Juan Marsé, Don Delillo, lista a la que a estos citados se le podrían sumar muchos más, claro, según los gustos particulares de millares y millares de buenos lectores que existen por el mundo. Según la Academia Sueca el premio se lo han concedido principalmente por «haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición norteamericana de la canción». Pero el caso que nos ocupa, como decía al principio, es cuanto menos curioso, por la gran cantidad de detractores y extrañados que están apareciendo por todos lados, a los que se les podría tachar de puristas, académicos y regresistas.

 

No voy yo aquí a descubrir al recién premiado, a este genio de la música de origen judío, nacido el 24 de mayo del año 1941 en Duluth, Minnesota (E.E.U.U.), ya que Bob Dylan representa desde hace muchos años a una generación de músicos poetas, cantautores, que dieron mucho a la Historia de su país y a la del resto de países del mundo en unos tiempos tan complicados como la época intermedia de la guerra de Vietnam, el mayo francés del 68, las dictaduras en Latinoamérica o la guerra de Irak, por citar cuatro convulsas fases del siglo XX.

 

¿Es Bob Dylan un poeta?, se cuestiona estos días. Para mí, contestaría con un sí rotundo, y es o constituye mucho más que ello, es un poeta que escribía sus canciones que eran versos; un músico que escribía poemas que eran maravillosas canciones; y esto me parece ya mucho en comparación a otros galardonados en esta materia que pasaron por el Planeta Tierra casi sin pena ni gloría, escritores puros y duros, y que hoy día están absolutamente en las estanterías del olvido.

 

Bob Dylan, por si alguien no lo sabe, es un seudónimo de adoptó al iniciar su precoz carrera Robert Allen Zimmerman, y el sobrenombre fue básicamente por su amor a la poesía del gran poeta inglés, Dylan Thomas, este ya fue un gran guiño, un buen principio, un gran indicativo. Su música, en origen, recuperó el folk, la música popular, pasando luego a la protesta social, el blues,y otras músicas que fue incorporando y fusionando para conseguir el que fue y sigue siendo su estilo inconfundible, músicas, melodías, ritmos, plenos de bellísimas composiciones poéticas que venían de admiraciones por poetas como el francés, Arthur Rimbaud, el norteamericano Allen Ginsberg o el magistral poeta inglés, William Blake, a los que leyó con mucha pasión y entusiasmo en sus años de formación.

 

No sé a nivel mundial o universal cómo habrá caído la noticia, pero en esta España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía, que dijera D. Antonio Machado, en sus magníficos versos, siempre nos quejamos, además si es un premiado que ha defendido las más injustas causas sociales, con más razón se le critica. Yo, personalmente estoy muy contento, y así lo quiero dejar aquí escrito, y también quiero expresar que no era mi candidato ganador al Nobel, y que lo merecieron mucho también otros que ya no están vivos, claro que sí, por supuesto, como lo rozaron en nuestra lengua algunos (Borges, Cortazar, Rulfo o Monterroso), pero las cosas son así, y el ganador está a una gran altura literaria. No es mala esta polémica, pues nunca es buen momento para hablar de Literatura, y ahora es el momento de aprovechar. También algunos escritores españoles en mi opinión lo merecen, Antonio Gamoneda, Rafael Sánchez Ferlosio, Javier Marías y Antonio Muñoz Molina, claro que sí.

 

Lo importante ahora es que sigamos vivos y coleando, y disfrutando de la música del maravilloso Bob Dylan, con sus doradas letras y sobre todo leyendo sus libros, que tiene muchos publicados, para estar bien informados, porque cuántas de esas personas que se quejan han leído de arriba a abajo al ganador y a esos otros grandes candidatos ya futuros. Yo me jacto de haber leído a unos cuantos de esos magistrales candidatos no elegidos este año, lo hago desde el respeto y el conocimiento de la música y letras hacia el premiado, pues ya se encargó mi compañero de trabajo José Ramón García Navarro, 'JR' para los amigos, de dármelo bien a conocer en su día, y así llevamos casi 35 años hablando de vez en cuando de Bob Dylan; por eso al primer humano que felicité tras la noticia fue a mi compañero y fanático del cantante americano, Bob Dylan, el primer músico que gana el prestigioso Premio Nobel de Literatura.

 

Mi enhorabuena a Bob Dylan y a todos sus seguidores!

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress