Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Pedro Martínez López. Las Torres de Cotillas.
Viernes, 18 de noviembre de 2016
ayuntamiento culto

El escritor Blasco Ibáñez, considerado "vasco" en Las Torres de Cotillas

[Img #13823]Toda la vida en la escuela, en el instituto y hasta en la Facultad de Letras de la Universidad que Blasco Ibáñez era un gran escritor valenciano que había firmado como autor obras costumbristas de tal calibre como “Cañas y barro”, “La barraca” y “Arroz y tartana” y hasta guiones de películas en el Hollywood del cine mudo.

 

Pero héte aquí que me doy un garbeo por Las Torres de Cotillas y me encuentro una de sus calles más concurridas con un rótulo que pone “Calle Vasco Blasco Ibáñez”, como lo leen. Y entonces ya me asalta la duda metódica de si Blasco Ibáñez era valenciano de nacimiento porque, por lo que se ve en el dichoso cartel de la rúa torreña, parece que el literato, republicano hasta la médula, era de cuna vasca, posiblemente incluso bilbaína, compartiendo paisanaje con otro hombre de pluma de talla e indudable altura intelectual como Don Miguel de Unamuno.

 

Quiero fiarme del origen euskaldún del novelista al que va dedicado el rótulo de Las Torres de Cotillas porque el concejal encargado de poner los nombres de calles, avenidas y plazas en la localidad, cargo público con dedicación casi exclusiva para tal menester y sueldo apropiado para dicha labor, lleva en el ayuntamiento tanto los asuntos urbanísticos como culturales y para postre no sólo es bachiller sino licenciado en derecho por la prestigiosa Universidad murciana.

 

Con tal bagaje académico y de gestión municipal, acepto a pie juntillas que Blasco Ibáñez es vasco, como suena y se rotula en placa metálica a la vista del vecindario y viandantes de la susodicha calle del Barrio de la Fuensanta torreño.

cleardot.gif
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 23 de noviembre de 2016 a las 19:57
Anacleto
No es la primera vez que suceden esos errores en la citada localidad.
En uno de ellos, en el que el nombre de una calle estaba rotulado en dos placas distantes entre si y con contenidos gramaticalmente diferentes, se comunicó tal incidencia al organismo correspondiente y aunque ignoro las causas, una de las placas desapareció y la otra quedó en su lugar conservando sus errores ortográficos.
Hay que reconocer, en honor a la verdad de los hechos, que después de varios años el problema quedó correcta y gramaticalmente solucionado.
Fecha: Viernes, 18 de noviembre de 2016 a las 20:06
Publio Publícola
Hoy en día se tiene la misma idea sobre el insigne escritor valenciano que sobre la Segunda República Española, el gran sueño de Blasco Ibáñez, que no pudo ver, en pro de una España próspera sustentada en la división radical de los poderes necesariamente aconfesionales para representar a todos con auténtica equidad, esencia de la democracia sin eufemismos, ni maquillajes, ni malabarismos nacionalmedievales.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress