Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Comunicado agrupaciones de tutelados.
Lunes, 5 de diciembre de 2016
el buen género

Asociaciones al servicio del Lobby de Género justifican los abusos contra los niños tutelados por la Administración culpabilizando a sus padres

En los últimos meses, muchos medios de comunicación han venido divulgando de forma continua casos de maltrato y abusos contra niños tutelados por los Servicios de Protección de Menores de la Administración. Se ha denunciado la retirada injustificada la tutela de los hijos a numerosas familias y se han comunicado muchos nuevos casos graves de abusos sexuales, fugas múltiples, maltratos, etc. de menores internados en las residencias de acogida. En el trasfondo de este problema, subyacen sospechas fundadas sobre la existencia de una trama de corrupción que obtiene beneficios con la malversación de las enormes sumas de dinero público que se destina a esta finalidad.

 

Las Organizaciones, Asociaciones y personas que desde hace años venimos denunciando este tipo de irregularidades, valoramos muy positivamente el despertar de la Prensa a este tipo de problemas. Su falta de apoyo ante un problema tanta gravedad había venido suponiendo un gran obstáculo a nuestra credibilidad ante la opinión pública y las Instituciones encargadas de corregirlo. Su respaldo abre ahora la esperanza de encontrar soluciones.

 

Pero vemos con preocupación que, atraídos por el revuelo mediático, personas y asociaciones vinculadas a la Ideología de Género (“APNE”, “Familias del Siglo XXI” o “Marea Turquesa”, “ADENI” o “APRODENI”) han incrementado su injerencia en este escenario, para interferir en la defensa de los niños. Provocan confusión a base de mezclar la Protección de Menores con otros postulados ajenos al tema, tales como la negación de la Alienación Parental (SAP) o el indulto a las denuncias falsas por violencia de género. También usan el miedo para fomentar actitudes pasivas entre los padres afectados. Al fin y al cabo, se trata de asociaciones pertenecientes a una ideología, la de Género, que recibe anualmente subvenciones por valor de miles de millones de Euros, procedentes de los mismos sectores de la Administración responsables de la atención a los menores tutelados.

 

Organizan conferencias y actos públicos en lugares de especial relevancia, como el Ateneo de Madrid en los que se tergiversa y desvirtúa el contenido de esta reivindicación: (http://www.pressenza.com/es/2016/11/que-es-el-secuestro-legal-de-ninas-y-ninos/)

 

Entremezclados con mensajes en defensa de los niños, incluyen otros que son contrarios a sus intereses y favorables a los de esa trama corrupta que se beneficia de su sufrimiento. Así sucede con personas como Victoriano Fernández que, para culpar a los padres biológicos del problema de los niños, dice textualmente: “que no estamos ante una ley de protección del menor sino ante el ‘código penal’ que se aplica a los niños y niñas… como respuesta a las conductas ‘inapropiadas de los progenitores’”. Es por ello que desde la Marea Turquesa y desde Familias del Silo XXI se reclama un Pacto Nacional  por la Infancia y las Familias del Siglo XXI.”

 

Estas asociaciones de Género tienen previstas concentraciones próximamente en Madrid, y han anunciado que serán recibidos en el Ayuntamiento y el Parlamento Nacional.

 

Muchos padres afectados nos transmiten su preocupación por la posibilidad de que estos impostores puedan usurpar su representación ante cualquier autoridad, sea municipal, parlamentaria o gubernamental, de forma que pudieran poner en su boca lo contrario a lo que ellos defienden. Sospechan que, en el caso de que las autoridades responsables del problema de los menores puedan verse empujadas por la presión mediática a tomar medidas correctivas, podrían elegir a estas asociaciones como representantes dóciles de los padres que protestan, para que acepten soluciones insuficientes e insatisfactorias e, incluso, que puedan llegar a proponer en su nombre un incremento de las dotaciones económicas, para las residencias en las que mantienen retenidos a los hijos que les sustrajeron.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress