Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 11 de enero de 2017
EDITORIAL

El fin de Polaris World, el icono del valcarcismo

[Img #14059]Excepto para aquéllos que tienen mala memoria, o que forman parte de la nutrida red clientelar, o si se quiere el pesebre del PP, los 20 años de gobierno continuado de Ramón Luis Valcárcel Siso, sólo han traído a esta Región promesas que, al final, han sido mentiras como puños: ni agua –no la trajeron cuando gobernaban en Europa, en España y en Murcia-, ni AVE –los mejor que podemos hacer es olvidarnos de él-, ni aeropuerto –lo que tenemos en Corvera es un solar con una torre que nunca llegará a ver los aviones, pero que nos cuesta la pasta gansa-, y ahora nos queda la autovía Cartagena Vera que también habrá que rescatarla, y también, por si fuera poco, la desalinizadora de Escombreras. Mucho anuncio, muchas cintas cortadas, muchas inauguraciones, muchas primeras piedras, para al final tener una deuda impagable: la nada, o el cero absoluto.

 

Ni siquiera fueron capaces de aprovechar la época de la bonanza de la construcción, en la que la oferta de ladrillos llegó a ser muy inferior a su demanda, para pagar deudas y capitalizar las instituciones, no sólo la CARM sino también los ayuntamientos que ahora, cuando han cambiado de color, sus nuevos regidores se están dando de bruces con la cruda realidad: estar endeudados para décadas.

 

Porque todo, absolutamente todo el beneficio obtenido, se fue por las cloacas de la corrupción, convertido en cantidades millonarias –en euros que no en pesetas-, para enriquecimiento de cargos que, en algunos casos, están imputados esperando que pase el tiempo para quedar libres, ¿o alguien piensa que van a entrar en la cárcel y van a devolver lo esquilmado?, y también del club de Amigos del PP, contando para ello con una justicia regional que, por razones que se desconocen, ha sido mucho más benévola que la de la Comunidad Valenciana o la de Madrid. Por todo ello, será mejor olvidar el período negro que va desde 2008 hasta nuestros días.

 

El condescendiente electorado regional, no contento con lo que Valcárcel le había “conseguido”, quiso más de lo mismo y le dio el gobierno regional de nuevo al PP, en esta ocasión representado por el delfín Pedro Antonio Sánchez, que llegó con la justicia en los talones y, salvo milagro, acabará dentro de una celda, aunque ya se está poniendo la venda antes que la herida para que, cuando llegue el momento, no moverse de su presidencia ni a garrotazos.

Todo esto es pasado, el presente es sobrecogedor, sobre todo si se lee la prensa nacional y se observa que el premiado con una vicepresidencia en Bruselas, el propio Ramón Luis, defenderá en el próximo cónclave mayor del PP una ponencia sobre: “Europa y nuestro papel en el mundo”. Lo que faltaba por ver: además de expoliador, experto, cuánto premio inmerecido.

 

Y si miramos hacia el interior, nos encontramos con la noticia mucho tiempo esperada del inicio del concurso de acreedores de la otrora multinacional regional de la construcción, Polares Wolrd. ¿Quién podría esperarse en el año 2007 que se llegaría a este punto de extinción del macro negocio de Pedro García Meroño y Facundo Armero, finalmente en manos del primero?, a los que se les abrían las puertas de los bancos y cajas de ahorro de la Región que, como otros, construyeron mucho, más de la cuenta, pero que habrían llegado a convertir nuestra Región en una macrópolis de grandes dimensiones.

 

Dicen en Euskadi que a todos los cerdos les llega su San Martín, que también ha alcanzado al que un día fue el icono del desarrollo económico regional “valcarciano”, que se encuentra viviendo sus horas finales, colocando sobre la mesa los terrenos y casas remanentes, para que sean repartidas entre aquéllos acreedores a los que sólo les queda acudir a los restos de carroña..

 

Pero no cometamos el error de llorar por los que ahora se ven aparentemente “despellejados”, tengamos la seguridad de que algún paraíso de los “injustos” les espera lo que en su día depositaron a buen recaudo. Se admiten apuestas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Domingo, 15 de enero de 2017 a las 18:52
El pobrecito hablador
Si registran a todos los alcaldes de la Región que ejercieron su labor en la época de la burbuja inmobiliaria, no hay ni dos que no sean corruptos. Pero no solo ellos sino algunos miembros de los Oficinas Técnicas de estos ayuntamientos. ¿Qué han hecho con el dinero?. Pues comprar fincas agrícolas y urbanas y ponerlas a nombre de familiares y personas de paja. Otros se lo han llevado a paraísos fiscales, etc.
Fecha: Miércoles, 11 de enero de 2017 a las 20:44
Auditoría ya
Más culpables que los ayuntamientos fueron los consejos de administración de las cajas, en muchos casos integrados también por políticos a secas, ocultos, o políticos que también eran promotores inmobiliarios, a través de las comisiones de control. Cuando se habla de culpabilidad hay que dejar claro que está referida a la RUINA generada finalmente en las cajas, vaciadas literalmente mediante la concesión a diestro y siniestro de préstamos para promociones basados en ningún estudio de mercado serio. No había estudios de mercado, esto es demostrable. Todo el mundo sabía que la oferta era muy superior a la demanda más optimista, incluso a largo plazo. Podría pensarse que el saqueo de las entidades mediante préstamos suicidas fue premeditado, no sólo a clientes subprimes, los más castigados mediáticamente a partir de 2008, sino a promotores-suicidas, sabedores que el Estado finalmente se haría cargo, incluso, como hemos hecho sin consulta previa, suscribiendo el préstamo con el BCE del que ayer supimos que llevamos 60.000 millones gastados de los 122.000 movilizados por Guindos para ese rescate-no-rescate que nadie, ningún partido ni juez, tiene los h.....s de mirar a la cara.
Fecha: Miércoles, 11 de enero de 2017 a las 17:05
La Maribel
Ja, ja, ja. Un pajarito hace un año me comentó que los euros perdidos en la Regional de Murcia, están bien colocados,en la Bahamas, Panamá, Méjico, Luxemburgo etc etc, Con los sumarios y diligencias abiertas en los Juzgados de Murcia y Fiscalía...cuantas Rogatorias se han pedido a esos países para localizar los fondos públicos malversados.....Creo que ninguna.Me gustaría equivocarme.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress