El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha decidido este miércoles asumir el caso Auditorio de presunta corrupción urbanística, e investigar al presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, que era alcalde de Puerto Lumbreras cuando se construyó aquel edificio.

 

La Sala de lo Civil y Penal del TSJ se ha declarado competente para investigar los hechos y, en su caso, el enjuiciamiento del caso, dada la condición de aforado de Sánchez, tras estudiar la exposición motivada elevada por el juzgado instructor de Lorca, que considera que Sánchez pudo incurrir en los delitos de prevaricación, fraude contra la administración pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

 

Así lo han acordado los tres magistrados que integran la Sala, tras analizar la exposición razonada de la juez de Instrucción 1 de Lorca y el escrito del Ministerio Fiscal en este caso de presuntas irregularidades en la construcción del auditorio de Puerto Lumbreras cuando el presidente de la Comunidad era alcalde de dicho municipio.

 

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca consideró que existía indiciariamente responsabilidad penal de Sánchez en las obras de construcción y entrega del auditorio de Puerto Lumbreras cuando era alcalde del municipio.

 

En el auto, notificado este jueves, se designa al magistrado Julián Pérez-Templado instructor del procedimiento sobre el proyecto, adjudicación, ejecución y recepción de las obras del Auditorio de Puerto Lumbreras.

 

El auto de incoación de Diligencias Previas no es firme, cabe interponer recurso de Súplica.