Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Discantus Magacine.
Domingo, 5 de febrero de 2017
Cantando a la vida y a la esperanza

Concierto benéfico de la Coral Discantus al amor...

[Img #14181]La Coral murciana DISCANTUS, dirigida por el maestro Carrillo, una de las más numerosas de Europa, y entre las más afamadas por su calidad, no solo actúa para regalarnos los oídos y nuestros sentimientos con las partituras de la opera inolvidable, de la zarzuela que es uno de nuestros signos de identidad más potentes en el mundo del arte, y tocando nuestras fibras a flor de pie entonando la música popular internacional sobre todo hispana. 

Y ahora, en estos tiempos de falta de talento y cordura rendirán un homenaje a la ternura con la solidaridad más afectiva.  El  próximo martes, actuarán a las ocho y media en el TEATRO CIRCO, a beneficio de la Casa Cuna de Sucina, con el acompañamiento de la prestigiosa Banda de la Academia General del  Aire que echaran a volar sus notas más sensibles, lo que añade calor humano a un acto cultural y benéfico formando un equipo, una ONG de gente de paz.

La recaudación íntegra irá a las manos que piden ayuda, manos de madres y sus bebés, para salir de la marginación y la agresión social, porque aquí en nuestro país también tenemos núcleos humanos que huyen del hambre como los niños sirios, una casa  cuna atendida por las monjas de la Asunción que dentro de un mes cumplirán cuatro años de trabajo muy duros, desde que fue inaugurada.

Todos ellos, madres, hijos y religiosas merecen nuestra ayuda y reconocimiento, puesto que el concierto es  más que un gesto a quienes han dado vida y amor a cambio de nada o muy poco, viviendo días de amargura que la sociedad  debe mitigar. 

Un martes de regalos que debe permanecer ya que el Día de la Madre son todos los días del año, ellas, las  protectoras de vidas que deben ser iluminadas por la luz de la maternidad. Sus brazos siempre se abren cuando necesitan o necesitamos un abrazo y nos secan las lágrimas, como estas madres e hijos de la casa cuna de Sucina. Allí hay ojos que miran a los nuestros y a los de todos, y solo nos piden un trozo de esperanza.

 

Seguro, el concierto de Discantus con el acompañamiento de la banda militar de San Javier, levantará los corazones. Abrirán sonrisas de gratitud y daremos ese calor necesario cuando caemos en el frio del olvido.

Tendremos en cuenta las  palabras del poeta: "el corazón traigo lleno de un alegre resplandor, las sombras no nos alumbran. Y les daremos un beso silencioso."

A vosotros chiquillos y madres de Sucina.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress