Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Agencias.
Martes, 14 de febrero de 2017
corrupción

El juez de la Púnica atribuye tres delitos de fraude y cohecho al presidente de Murcia

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha conformado la pieza sobre la trama Púnica en Murcia con 22 investigados (antes imputados), entre ellos el exconsejero de Educación y actual presidente de la región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, y la exalcaldesa de Cartagena y actual senadora, Pilar Barreiro.

 

En el auto de la denominada pieza 3 de la Púnica, Velasco atribuye a Sánchez los delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada por supuestamente concertarse con empresas del conseguidor de la Púnica Alejandro de Pedro, para amañar contratos de formación en la Consejería de Educación con el fin mejorar su reputación en Internet y redes sociales para postularse a presidente de la región.

 

La nueva pieza del caso se conoce dos semanas después de que el Tribunal Superior de Murcia anunciara que investigará a Sánchez por los supuestos delitos de fraude y malversación de caudales públicos, entre otros, dentro de un caso separado en torno a la construcción de un auditorio. De esta manera aumenta la presión sobre el gobierno regional de Murcia, controlado desde 2015 por el Partido Popular gracias a un pacto con el partido liberal Ciudadanos bajo el cual el mandatario se vería obligado a dimitir en caso de verse involucrado en una investigación de este tipo.

 

"No se puede demostrar lo que nunca existió"

Sánchez ha declarado, tras conocer el auto de la Audiencia, que "no se puede demostrar lo que nunca existió". El presidente de Murcia ha advertido de que cuenta con más de una decena de certificados oficiales que acreditan que no existió relación comercial entre la Consejería de Educación y Cultura, que él dirigía, y las empresas investigadas. Ha reconocido que "recibieron ofertas, alguna de ellas insistentemente y con agresividad comercial", pero ha reiterado que "no se hizo nada con con ninguna compañía".

En su breve comparecencia ante los periodistas, Sánchez ha dicho también que no existía ninguna partida de formación a la que cargar el supuesto contrato de 30.000 euros con las empresas de la trama, y que hay un certificado oficial que acredita la inexistencia de ese concepto en la consejería. Preguntado por las peticiones de dimisión hechas desde los grupos de la oposición, el presidente ha contestado: "No espero que la oposición me apoye. Ni en esto, ni en cualquier tema". "Tenemos una oposición que en estas circunstancias ya sabemos lo que dice", ha añadido.

Sobre ello, José Manuel Villegas, el secretario general de Ciudadanos, que apoya el Gobierno murciano, ha asegurado que su formación pedirá la dimisión de Sánchez hasta que no sea citado a declarar como investigado bien por la trama Auditorio o Púnica. La formación que dirige Albert Rivera ha puesto el límite temporal para exigir la dimisión del presidente en ese momento y no antes, como sí hizo con los expresidentes de Andalucía, José Antonio Griñan y Manuel Chaves, por el caso de los ERE en Andalucía, cuya renuncia exigieron antes de que fueran procesados el 1 de junio de 2015.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress