Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 14 de febrero de 2017
EDITORIAL

Mayorías absolutas, absoluto problema

[Img #14232]Después de tres meses de campañas internas para hacerse con el poder en sus respectivos barrios, cuando el país anda con muletas y la crisis económica y social amargan la existencia a millones de españolas y españoles, los viejos partidos de ayer y los sietemesinos  envejecidos,  el clima en la calle es de puro invierno, la frialdad avanza entre los escépticos y los incrédulos. Hoy, Grecia y España son los dos grandes granos en el trasero de Europa. Solo falta que los populistas de la derecha radical francesa termine ocupando el Elíseo y se coman el euro y la NATO. El resto queda en manos de Trump y sus locuras calculadas, que es el setenta y nueve por ciento de los problemas que pueden estallar entre  manos sucias y cabezas sin ideas encaminadas a globalizar la derrota social.

 

Ya vivimos los españoles inmersos en tres mayorías absolutas, que en el fondo son tres intentos de asaltos al poder absoluto. Ciudadanos con Albert Rivera. Pablo Iglesias que el solo es Podemos. Y Mariano Rajoy, elevado al trono por cuarta vez. Los tres deberán responder ante la Historia y el Pueblo español de sus dudosas  capacidades para sacarnos, en libertad, de ese laberinto que ha arruinado a España sistemáticamente. Las promesas que ofrecen son las mismas que hicieron sus y nuestros antepasados, que terminaron en humo de guerras civiles y sangre. Los únicos que han cambiado somos las gentes de a pie, porque nuestros problemas siguen siendo parecidos e incluso agravados, porque los paraísos no los hemos encontrado. Unos están en el exterior y otros en el interior, escondidos por los avaros que así mismo no han querido educarnos para que el ejercicio de la política ayude a levantar a esta nación que no termina de salir del bunker del Poder que ha gobernado desde siglos empleando las armas de la desigualdad, la fuerza y el pillaje institucionalizado, bendecidas desde los altares.
 

No nos gustan las mayorías absolutas, en las instituciones ni en los partidos, porque suelen terminar en tragedias, que ya conocemos. Las mayorías absolutas imponen la tiranía de los dictadores convertidos en salvadores, que  gobiernan como dioses infalibles. O transformando el Estado del Derecho en papel mojado, destruyendo las democracias desde las instituciones y las calles asaltadas por  los desalmados, encubridores, cómplices y corruptores. Todo un peligro del que somos conscientes, porque ya nos rozan y amenazan. Ahora, desde mañana mismo, entraran en la dinámica del tu más que yo, búlgaros. Y se sumaran a las riñas los  separatistas con sus traiciones y formando gobiernos fecales. Ninguno de ellos, probablemente oirán lo que reclamamos los españoles, que somos sus empresarios y les pagamos.

El juego sucio y tramposo mimetizando la política en un negocio global instalados en los tres grandes sistemas que matan nuestras vidas. Nos gustaría equivocarnos señores Rajoy, Pablo, Albert Rivera y el compañero que heredemos de las tres familias del partido socialista. Sí, tenemos un futuro ahogado en incógnitas y no precisamente matemáticas, sino éticas e inhumanas. Unidad. Unidad. Unidad. Si, pero parece una mentira  dogmática. Formen los cuatro grandes un pacto de unidad nacional, dejen sus diferencias partidistas y sectarias y solucionemos los graves problemas de España. El consenso es posible, jueguen limpio y piensen más en los españoles como nación, dialoguen y no hagan caja partidista o rodillo implacable de la derecha naftalina .España no es un negocio, sino parte de la Historia universidad . Aquí estamos.VMPRESS no es  portavoz de ningún partido o patrimonio de personajes que nos explotan, sino defensora radical de los colectivos humanos que sufren como algunos asentados en la Región murciana. No, no nos traicionen más ni rompan esperanzas  o defrauden. La elección solo tiene una salida categórica. O nos salvamos todos o nos hundiremos todos. Unidad, sí, pero no solo las vuestras interesadas. También la  de todos, la que defiende los intereses del pueblo  cuestionado. Nos vale aquel viejo eslogan legendario de España unida jamás será vencida, que a algunos locos ventajistas  les suena a viejo. Nos queda eso si, esa antigua glosa... "O convertidos en agua,  aquí  llorando,deberéis allá consolarnos, volcán o fuente...".VMPRESS LIBRE.-

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Martes, 14 de febrero de 2017 a las 19:11
KALE BORROKA KOLETA
Por cierto que acabo de estar unos dias en Bruselas y no daba crédito a mis oidos cuando he leido en la prensa belga que el lider de Podemos, Pablo Iglesias el KOLETA, anunciando que estaba dispueto a llevar a la calle la oposición, lo que es un claro anuncio de predicar la Kale Borroka que practicaba Eta, en el País Vasco Un compañero me deciía que ese incitación

a la violencia en otra nación europea es posible terrorismo urbano, y este individuo ya estaria ante un fiscal declarando y explicando de que se trata esa oposición de un loco desatado. Cuando lo he visto en la tele me recordaba los mitines de Hitler, ofreciendo una imagen de tio loco entre nazis. O el débil Rajoy y sus ayudantes cumplen con sude ber o este pais está perdido. Julia Castro. Torrevieja.-
Fecha: Martes, 14 de febrero de 2017 a las 13:21
Ni democracia interna
Ni democracia interna ni nada. El lider ejerciendo de tirano todeado de su equipo de diez o veinte pelotas.A corto plazo o dentro de unos meses le cortaron los huevos a Errejón, porque el caracter humano del Coletas ya ha demostrado que es un loco de atar, como esa propuesta de tirar a la gente a la calle, y asi no se gobierna un pais metido en una crisis. Y lo peor, lo de las listas cerradas fabricadas para amiguetes. O votas esa papeletas o lo hace en blanco. Esto es lo que les interesa a ellos, a los cuatro grandes partidos. Lo que queda claro es que el fallo de la democracia que tenemos es que sus partidos trabajan como sociedad anónima empresarial. Y estos recien llegados que nos proponen la via de la violencia, serán los que terminen por enterrarnos a los trabajadores y a la burguesia de la clase media machacada por Rajoy.-
Fecha: Martes, 14 de febrero de 2017 a las 12:30
Lo que no me gusta a mi...
Lo que no me gusta es que los diputados no me representen a mi, sino al partido que los parió.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress