Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 17 de febrero de 2017
El fiscal podría pedir su ingreso inmediato en prisión

Iñaki Urdangarin, condenado a 6 años y tres meses de prisión y a una multa de 500.000 euros

[Img #14268]El horizonte penal de Urdangarin ha dejado de ser una incógnita. El esposo de Cristina de Borbón ha sido condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos contra la hacienda pública, de los 19 años y medio que pedía la Fiscalía. El yerno del rey ha sido absuelto del resto de los delitos de los que estaba acusado.
 
Con esa pena, el fiscal Pedro Horrach podría pedir su ingreso inmediato en prisión, tal y como ha indicado él mismo a los periodistas, una decisión que tiene que tomar casi "de forma inmediata". "En breve lo decidiré", ha asegurado.
 
Además, la Audiencia de Palma le impone siete años y un mes de inhabilitación especial y una multa de 512.553,68 euros por situarse en la cúspide del Caso Noos, la trama de desvío de fondos públicos —6,1 millones de euros percibidos de varias administraciones— con los que beneficiaba a sus empresas junto a su exsocio y mano derecha, Diego Torres, para quien el fiscal pedía 16 y medio. Finalmente, el tribunal impone ocho años y seis meses de prisión para Torres, ocho de inhabilitación especial y multa de 1.723.843,10 euros por prevaricación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias, delitos fiscales y blanqueo.
 
La hermana del rey, para quien el sindicato Manos Limpias reclamaba ocho años de cárcel por dos delitos fiscales aunque la Fiscalía no la consideraba responsable de ningún delito salvo responsable a título lucrativo, ha sido absuelta de todos los cargos y la Audiencia de Palma solo la condena a pagar una multa de 265.000 euros. Así, uno de los fallos judiciales más esperados de los últimos años ha llegado a su fin este viernes, después de que la Audiencia Provincial de Palma notificara la sentencia a los 17 acusados del caso Noos.
 
La sentencia podrá ser recurrida. Los inicios Los inicios del entremado empresarial que crearon Urdangarin y Torres alrededor del Instito Noos, con decenas de empresas satélites que sirvieron para desviar fondos públicos durante años, se remontan a 2003. Ese año, el yerno del rey ingresó en la ONG, y con ese ingreso comenzó la actividad de la entidad fundada por Torres en 1999. La trama se utilizó para obtener beneficios de las arcas públicas: en total, más de seis millones de euros de administraciones valencianas, de Baleares y madrileñas.
 
En 2011, dos semanas antes de ser imputado, Urdangarin fue apartado de las actividades de la Casa Real. En su declaración como acusado, el exduque de Palma mantuvo en todo momento su inocencia y exculpó de todo a su mujer, quien argumentó confiar en su marido. El desconocimiento ha sido la baza utilizada por la infanta Cristina para defender su inocencia en la causa. En concreto, compartió con Urdangarin la sociedad Aizoon al 50%, uno de los satélites que servía para canalizar los honorarios del exduque de Palma. Cristina de Borbón negó haber tenido poderes, haber usado una tarjeta de empresa para gastos personales, haber sido "el escudo fiscal" de Nóos y haber participado en juntas.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 17 de febrero de 2017 a las 15:55
Defensa de la Infanta
Que quede claro, soy procurador de tribunales con casi cuarenta años de oficio al servicio de varios bufetes, y por tanto tengo experiencia para informar lo siguiente. En todos los casos en que el esposo o la esposa, el acusado principal de un delito por ejemplo de tráfico de drogas, blanqueo de dinero o de otro tipo, la esposa o el esposo ha basado su defensa en la ignorancia total o parcial de lo que hacia el marido o la esposa. Nada nuevo en el mundo de la justicia, y eso es que lo que supuestamente ha hecho la Infanta Cristina.Es experiencia sabida que los acusados en su defensa mienten para evitar el castigo.Asi que el linchamiento a esta señora apesta a política populista o a prensa y teles amarillas sensacionalistas como la Sexta,buscando la audiencia máxima dando morbo, algo que los anunciantes decentes deberian tener en cuenta, porque montar esta clase de espectáculos es indigno y un veneno que nos invita a reflexionar. El problema no es de los fiscales o jueces, sino de las leyes que tenemos sin modernizar, algunas con más de doscientos años de existencia, y que desde luego pueden causar serios daños a los acusados a los investigados incluso cuando hay sentencias .-

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress