Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Cantabella.
Viernes, 24 de febrero de 2017
los antiartículos de José Cantabella

Immortalis

[Img #14311]Uno de los grandes temas de lo humano es indiscutiblemente la inmortalidad, que ha sido tratada innumerables veces por dioses, poetas, albañiles, políticos, ingenieros, pedagogos, filósofos..., pero nadie se ha atrevido a decir que es inmortal.

 

No me creerán, con toda seguridad quien lea este Antiartículo pensará que me he vuelto loco o más loco aún, pero he de confesar públicamente que soy inmortal, el primer ser humano inmortal, y lo sé porque hace unos pocos días al mirar fijamente a los ojos de mi hijo José Gabriel y después, el resto de su cuerpo, pude comprobar que es idéntico a mí cuando yo tenía su edad, catorce años. Es, sin duda, una manifestación, un descubrimiento, algo indescifrable que no tiene explicación, y conforme han ido transcurriendo las últimas fechas he ido admitiendo con más convicción que somos idénticos, yo diría que el mismo, sobre todo he comprendido sin demasiada tristeza (tampoco con excesiva alegría) que él, otra vez soy yo, y que su vida, va a ser como la mía, la misma mirada, igual voz, idéntica infancia, las propias enfermedades amorosas de la adolescencia, luego los años monótonos que transcurren muy deprisa, la humillación, la rutina lamentable, los fracasos y un poco más tarde, a ratos, eso que llaman los escritores de culto, felicidad, hasta lograr encontrar al amor de su vida.

 

[Img #14312]Así pues, queridos lectores, deben sentirse orgullosos ya que están leyendo el texto del primer inmortal, y por mi parte, ya puedo morirme tranquilo, bueno... ya me entienden, definitivamente seré yo dentro de mi hijo José Gabriel, y espero que luego él, (que soy yo) sea también como otro él, es decir, algún descendiente suyo, mío, así hasta el infinito iremos, iré recorriendo las luces y las sombras de los diversos senderos del futuro de la Humanidad, transcurrirá sin detenciones el tiempo, marcharemos disfrutando o sufriendo todos los acontecimientos como nunca jamás un mortal, un hombre, ha vivido hasta entonces, lo veré todo con otras perspectivas, así pues espero disfrutar la larga estancia, yo, el primer ser eterno que se encamina a hacer historia por los diferentes laberintos de la siempre soñada y deseada inmortalidad.

 

De esta manera gozaré de una longeva vida como aquel personaje del gran escritor argentino Manuel Mujica Láinez, el duque Pier Francesco Orsini, protagonista de la novela “Bomarzo”, al que su horóscopo pronosticaba una vida eterna y que vivió casi cuatrocientos años, aunque he de admitir que atisbo un problema en el que no había reparado, tal vez me canse de tanto vivir, pero aquí yo no he podido elegir, se me ha concedido la gracia, soy el primer inmortal y punto, creo terminantemente queridos lectores que en el fondo soy un privilegiado, un escogido, dueño de una prerrogativa inescrutable. Entretanto, estoy muy tranquilo, expectante por lo venidero y como hay tiempo suficiente para ir solucionando los pequeños matices de mi exención, ya les contaré, por supuesto me gustaría que se animasen, sinceramente no creo que ser inmortal sea un asunto tan exclusivo, si les apetece inténtenlo, no puedo decirles el secreto, pero sí que les voy a dar un consejo, quien recuerda de verdad no ha muerto, y miren a las personas que tienen a su alrededor, escrútenlas, quiéranlas, sobre todo a las que de verdad más se les parecen y merecen la pena, y quizás encuentren finalmente su figura análoga, de este modo se cumpla también el deseo, el privilegio de ser inmortal.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress