[Img #14390]El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho este viernes que si el juez desimputa al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, "nos sentaremos para ver si se puede rehacer el pacto o hay que ir a elecciones". En una entrevista en Los desayunos de TVE, Rivera ha comentado que se imagina que el PP tendrá algún otro candidato alternativo, "alguien" para los dos años de legislatura que quedan: "Pongan otro presidente y se acabó el problema".

 

Rivera también ha dicho que parece que en el PP de Murcia están divididos y el expresidente Garre y los propios compañeros le piden que abandone el cargo, "que no se enroque".

 

El líder de Ciudadanos se ha preguntado por qué no se hace en Murcia lo mismo que en Madrid "donde se tardó 24 horas en echar a los consejeros, seguramente porque eran de Esperanza Aguirre, no de Rajoy". Y en Andalucía, ha comentado, "a Chaves y Griñán les costó irse, con aguarrás, pero acabaron marchándose".
Rivera ha admitido que puede entender que al PSOE y al PP les cueste asumir que tienen que apartarse cuando hay casos de corrupción, "pero eso es algo que ya se había conseguido".

 

En definitiva, Rivera ha considerado que en Murcia o dimite el presidente y se pone a otro o hay elecciones "porque al final esto no se arregla en un despacho sino en las urnas". Las crisis internas de los partidos no pueden poner en jaque a una región o un país, ha añadido.

 

Rivera se pregunta por qué no se hace en Murcia lo mismo que en Madrid "donde se tardó 24 horas en echar a los consejeros, seguramente porque eran de Aguirre"

 

Rivera, además, ha asegurado hoy que su partido está por seguir garantizando la estabilidad de España pero ha pedido al presidente del Gobierno que no ponga en jaque la estabilidad "por no cumplir la palabra dada".

 

Rivera ha sugerido a Rajoy y al PP que "se serenen, se tranquilicen" y vayan cumpliendo lo pactado, también en corrupción, "y si cumplen, esto funcionará".

 

Rivera ha insistido en que no se pueden poner en jaque partidas presupuestarias o nuevos derechos que van a ganar los españoles por el hecho de que el PP "se enroque". "El PP es un partido inmovilista, con mochilas de corrupción y Ciudadanos es un partido que quiere regenerar. Ahí es dónde las placas chocan" ha dicho.

 

No obstante, el presidente de Ciudadanos ha dejado claro que su partido no tiene intención de romper la legislatura, hacer tripartitos o cualquier tipo de pacto. Tampoco contempla un adelanto electoral. En concreto, ha considerado que sería "muy poco sensato" poner a España "patas arriba por no querer investigar la corrupción".