Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ignacio Camacho.
Lunes, 13 de marzo de 2017
visto en la red

Estabilidad engañosa

[Img #14405]Huele a elecciones. La pax mariana es engañosa: la estabilidad de la legislatura no se puede sostener con un Gobierno en minoría, cuatro partidos buscando su papel y una comunidad autónoma embarcada en un proceso de secesión. Rajoy no es un gobernante aficionado a las piruetas; se siente incómodo sin anclajes y en este mandato no los tiene. Aunque su innata tendencia conservadora le empuja a aguantar, el panorama se le está complicando. No va a disolver las cámaras porque tenga escaramuzas con Ciudadanos pero a partir del verano contará con una coartada clara, casi obligatoria, si no alcanza un acuerdo presupuestario.

 

La tensión con Cs agrieta la confianza del Gobierno. La ha provocado el propio PP al negarse a cumplir las cláusulas regeneracionistas del pacto de investidura, y Rivera ha visto la oportunidad de marcar perfil y abrirse hueco en la pinza del bipartidismo imperfecto. No obstante, se trata de simples contratiempos, gajes de la política, desajustes propios de cualquier convenio. Lo que de verdad preocupa en Presidencia son las primarias del PSOE, en las que el retorno de Pedro Sánchez ha introducido un inesperado factor de contingencia y aventura un pronóstico incierto.

 

Si las gana el antiguo líder habrá pocas dudas. Los presupuestos de este año pueden seguir prorrogados pero los de 2018, a presentar tras el verano, contarían con el rechazo de plano de los socialistas y el presidente tendría que llamar a las urnas sin más remedio. Con otro vencedor también tendrá difícil el consenso. Si se trata de Susana Díaz, Moncloa intentará darle oxígeno con acuerdos parciales, negociando enmienda por enmienda, lo que sea para proporcionarle tiempo. En todo caso será el PSOE el que decida; por su posición en el tablero político es el factor clave de la estabilidad incluso en sus peores momentos.

 

Más allá de esos cálculos, sin embargo, la atmósfera barrunta tormentas. El desencuentro entre PP y Cs ha roto puentes y sembrado mutuas desconfianzas. Podemos ha acentuado tras Vistalegre su deriva trincheriza. La socialdemocracia es una incógnita que puede romper en un frente de izquierdas. La corrupción exuda vapor fétido desde los tribunales.

 

Y Cataluña es un volcán cuyas erupciones parciales parecen el preludio de una gran deflagración. Esta calma tensa, como de olla tapada, acumula la presión de un estrés político que necesitará escapar por alguna válvula. La naturaleza resistente del marianismo le da para atravesar el semestre bandeando obstáculos, a la espera de acontecimientos y como una especie de convalecencia tras el extenuante doble ciclo electoral del año pasado. Pero en septiembre Rajoy dispondrá de elementos de juicio para saber si merece la pena continuar o es mejor volver a repartir las cartas. Con la posibilidad verosímil y desalentadora de que, escaño arriba o abajo, cada jugador obtenga de nuevo las mismas bazas.

 

IGNACIO CAMACHO – ABC – 12/03/17

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Lunes, 13 de marzo de 2017 a las 20:51
Venga a Melilla--Ceuta
Soy esposa de militar y estoy pasando unos dias con mi familia de Murcia, mis padres, y he leido este gran artículo suyo, don Ignacio, y creo que ha tocado mis fibras más sensibles, pero veo que los grandes maestros del periodismo ylos medios tienen olvidadas a estas dos grandes ciudades españolas, que se sienten marginadas por la opinión pública, lo que es un grave error. Aqui vivimos en Melilla unos treinta y seis mil españoles que van yendose a la Peninsula. La mitad de los españoles residentes somos personal militar.,La situación es de gravedad máxima, porque cuando Rabat nos chantajea pidiendonos la luna yno se le da, nos dejan tirados. Si Ceuta y Melilla abrieran sus vallas aqui seria un infierno con decenas de miles de inmigrantes desmandados.Me dicen que Pablo Iglesias, está en ello. Este señor es un loco y otros locos los que le apoyan en sus locuras, como ese sector socialista de Pedro Sánchez. Por favor vengan, vean e informen dado opiniones. Un horror. Carmina Vera.
Fecha: Lunes, 13 de marzo de 2017 a las 17:35
DOS SOLUCIONES
DOS O TRES PARA QUE ESTE PAIS NO VUELVA A CONVERIRSE EN UN INFIERNO O UN CEMENTERIO, Y LOS CULPABLES NO HUYAN DE MURCIA O MADRID. PRIMERA APLICAR YA MISMO EL ARTICULO 155 DE LA CONSTITUCION, Y DECLARAR FUERA DE LA LEY AL MENOS TRES PARTIDOS QUE TRATAN DE DINAMITAR LA DEMOCRACIA, AL ESTADO Y AL PAIS. LO DEMAS AMIGOS MIOS, SON CALENTURAS DE UN GALLEGO, QUE LO UNICO QUE LE IMPORTA COMO A PAS, PEDRO SANCHEZ Y EL KOLETA, ES NO BAJARSE DEL COCHE OFICIAL Y ARRUINAR A MILLONES DE ESPAÑOLES. OTRA DESGRACIA MAS QUE NOS TIENEN JARTOS. Brutus.-
Fecha: Lunes, 13 de marzo de 2017 a las 11:26
olfato e imaginación
Insertar este comentario de Ignacio, unos de los tres mejores analistas de este pais, dignifica a la profesión de un periodismo activo y no inmovilista, y nos conforta porque nos sirve para saber que es lo que se cuece, Y se olfatea, que el rey Felipe VI no anda bien con el gallego de la Moncloa, porque basar su defensa de los intereses nacionales en los juzgados, es un craso error de estrategia, porque se pierde mucho tiempo mientras que los enemigos de la Democracia, del pueblo y del Estado, van más rápidos que un Gobierno paralizado. El problema catalán está que arde, por la chuleria separatista y por un estado de corrupción tan inaudito que es apoyado hasta por la extrema izquierda de la CUP para desafiar al Estado.Y encima critican al PSOE por algunos acuerdos mínimos al Gobierno, ahora viene lo más gordo, os Presupuestos de este año y los que vengan. Correcta la estrategia de influencia en la opinión pública murciana, de VMPRESS, que dirige Jesús Pons. Y lo digo

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress