Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Cantabella.
Martes, 18 de abril de 2017

Versión lírica de El bando de la huerta

[Img #14582]A Carmen Molina Cantabella, huertanica del amor

 

Huertanas y huertanos engalanados, ataviados con sus mejores trajes asaltan la ciudad a primeras horas del día, comprendiendo de inmediato que hay una gracia fraterna, regalo de esta tierra, atolondrados aún por la rápida diversidad asumida de cierta compostura. Cuerpos opulentos con ademanes incontrastables recorren la ciudad en busca de excesos, zaragüeles junto a refajos barrocos, abundancia primaveral, los sentidos desmedidos sin remedio, butifarras y morcones que cuelgan de las típicas barracas, copiosidad, excelencias que logran amortiguar los encandilamientos sufridos, imágenes que empiezan a cobrar más fuerza conforme el sol de la mañana calienta, flores en el pelo, claveles blancos, rojos y amarillos, aderezos. Emanaciones que hacen despabilar el olfato, insatisfacciones voluptuosas, miradas cautelosas por las muchas variantes que sorprendentemente se hunden en la convocatoria de mas huertanos y huertanas, jardines y plazas acicaladas que no disimulan el gran interés por abarrotarlas, calles rebosadas, roces de esparteñas, pisotones, labios que trazan ornamentos de círculos abundantes.

 

 De golpe los huertanos y huertanas se sienten perdidos sin remedio, esperas inquietas, exacerbada pasión, cervezas y vinos corriendo por lo alto de mano en mano, alegres respuestas, expresiones ambiguas. Oropeles para mitigar la tensión del esperado desfile por las principales calles de la ciudad. Ubérrimos, hartos, fecundos, excelsos cuerpos que se agolpan más tarde en los bares de copas llenos de soterradas fascinaciones, abundante ginebra con soda, profusión, música ruidosa que cunde, ron con limón, la configuración de conductas perversas, otros labios que esbozan ahora gestos libidinosos, todos evitan dejarse tentar, hermetismo verbal, algunas cervezas, sólo miradas audaces, viajes continuos al cuarto de baño, peligros reconocidos en cada momento, a cada gesto, un endemoniado desasosiego corre por los cuerpos.

 

 Salen los huertanos y huertanas a la calle buscando las primeras sombras de la noche, los portones más oscuros, los parvos zaguanes, cobran aquellos conciencia a cada acto, todo dicho con aparente objetividad, manos transparentes que levantan con habilidad el refajo, la oscuridad que trae a cada momento más fuerza, vasos que suenan en la calle,  portales carcomidos, entran al primer zaguán, la inquietud desmedida que se torna ardiente, los cuerpos que se dejan arrullar, fuego entre las piernas, hartura que surge del fondo de la oscuridad, labios precisados que se encuentran, zaragüeles y refajos barrocos que hacen de colchón, amantes opulentos y copiosos tratando de colmarse en juegos que buscan ascender a sacrificio.

 

Afuera sangra la noche cubierta de esplendor en la ciudad de Murcia.  

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Miércoles, 19 de abril de 2017 a las 22:00
ayer caña, ahora flores
el titulo basta para explicarlo todo.La peonza dando vueltas. O doble ética. A tope, machos.-Y a ver si Pons se escribe algo, porque la cara solo la da en sus fotografias de tio guapo.Ji ji ji.-
Fecha: Martes, 18 de abril de 2017 a las 21:56
De puro pitorreo
Una catetada conjunta en forma de juerga multitudinaria, basuras hasta en las estrellas. Alcohol en los hospitales y mujeres vestidas de zagales y zaragueles. Murcia que bella eres, pero antes de la guerra. La última frase de este artículo oscuro de ideas es pura dinamita de mosqueo, ni entiendo una papa, que eso de Afuera sangra la noche cubierta de esplendor. Giro literario .Y la estética a dónde la encontramos. Somos productos de unos fenicios y tres razas. Fuera se nos compara de mala manera. Murcia el imperio de los murcianistas valcarcianos y sus jenízaros.Región de PEÑAS. Lástima, estamos solos. Nos han dejado tirados en el camino.La vida pasa, nosotros ni somos ya gente de este globo.Lloro, nos han preñados de incultura, de diez cuatro no han leido un libro en sus vidas.Y el diario, en el bar.- Este no es futuro.Morcón para todos.
Fecha: Martes, 18 de abril de 2017 a las 21:42
LA HUERTA NO EXISTE
HA SIDO TAPADA POR MILES Y MILES de toneladas DE CEMENTO . LA HUERTA DE EUROPA ES YA PURA LEYENDA. EL PANOCHO HA DEJADO DE SER UNA SEÑAL DE IDENTIDAD. Y EL BANDO EN UN PARIPE DESORGANIZADO DE ZARAGUELES Y ESCASA BASE CULTURAL. UNA RELIQUIA. NI SIQUIERA UN VERSO SUELTO. NOS HAN HUNDIDO LOS POLÍTICOS DE UNA DEMOCRACIA ENFERMA Y PODRIDA POR EL DINERO.POESIA, POCA. SOLO ESPECTACULO Y NO MUY BUENO. COMPRENDO A LAS PEÑAS, PERO EXISTEN DE PURO MILAGRO. Un escéptico desengañado. MURCIA VA EN CAIDA LIBRE.Ni personalidad a nivel nacional, solo imagen y no muy aceptable. La demagogia se le ha cargado, y vamos a peor.Lirismo, solo en el alma vacia de voluntad de sobrevivir.Humo, compadre.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress