Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 19 de abril de 2017
el ojo público

La vicealcaldesa socialista de Cartagena: el partido soy yo, del partido me sirvo

[Img #14583]Según las noticias que nos llegan, podemos asegurar que el asesor de vicealcaldía, Juan Luís Martínez, ha vuelto a ser militante socialista, así como algunos de sus familiares y compañeros de Socialistas por Cartagena (SPCT). Un partido creado por él y aquellos que le siguieron al poco de ser expulsado del PSOE a primeros del 2010. Este Partido, que se sepa, no ha sido disuelto ni oficial ni públicamente y aún deben estar esperando explicaciones, tanto sus militantes como sus miles de votantes de las elecciones municipales del 2011 y 2015.

 

Todo esto se produce al año de ser nombrado asesor de la vicealcaldesa de Cartagena - tras un paripé o burla a otros partidos minoritarios y al público en general- premiándole con el reingreso al PSOE. En la agrupación norte, de la que Castejón es secretaria general, faltan votos. Al parecer, desde 2014 a enero de este año, esa agrupación ha perdido más de 80 militantes. Acaso porque las vendas que cubrían sus ojos comenzaron a caer dejando a la vista las formas y maneras de esa secretaria general de una pequeña agrupación que se ha venido arrogando el cargo de secretaria general de los socialistas en Cartagena cuando dicho cargo no existe y sí el de secretaria general de la ejecutiva municipal, y esto no ha de servir de confusión. Unas formas y maneras que reflejan que se ha confundido el PSOE de Cartagena con un cortijo particular, una dirigente poco ejemplar a la que, al parecer, no le cuesta trabajo llevar a cabo irregularidades reglamentarias con tal de conseguir sus objetivos de perpetuarse en el poder orgánico e institucional. Según hemos sabido no tiene empacho a la hora de ejercer el chantaje, hacer promesas vacías a los incautos con la exigencia más absoluta de sumisión a su voluntad, sea esta la que sea, siempre en función de intereses espurios y ajenos del partido al que representa. Recordemos lo poco que le duraron algunos de sus colaboradores iniciales, víctimas de tanto agravio y desvarío.

 

El proceso de inscripción del Sr. Martínez y sus acólitos parece que no ha sido del todo ortodoxo con las normas ni con el Reglamento de afiliados. En este PSOE todo vale cuando se trata de contar con votos cautivos a los intereses particulares de, en este caso, la secretaria general de esa agrupación y con vistas a las próximas primarias a la Secretaría General de su partido del día 21 de mayo y que todo el mundo conoce de qué lado está la Gestora que gestiona todo el proceso.

 

Recordamos cuando Martínez se erigía en el defensor de la pulcritud y de un PSOE más a la izquierda y denunciaba cosas como esta: “Los dos ex concejales socialistas salen del grupo municipal acusando a la dirección socialista en Cartagena de engordar de manera irregular los censos de afiliados, de mala gestión económica, de no enviar a Madrid un expediente abierto a un concejal de esta formación por utilizar un pagaré para pagar deudas personales…” (La Verdad 12.01.10) Ahora él ayuda a que se produzca.

 

Lo encontramos ahora junto a aquellos que antes apoyaron a Pedro Sánchez y que no son precisamente los mejores defensores de los ideales socialistas, o, por lo menos, de aquellos que la inmensa mayoría de la militancia siente como tales. El caso es que aquel secretario general de los socialistas murcianos (Pedro Saura) que firmó el cese y expulsión del PSOE de Martínez es quien, según parece, sopla en la oreja de la vicealcaldesa, como tutelando en la sombra a quien tanta tutela necesita. Cosas del destino y de los sillones que se juegan.

 

Vicealcaldesa que mientras le interesó decía aquello de “Castejón a Castejón” y que ahora, sin consultar con la militancia, se ha convertido en la máxima defensora y admiradora de la candidata andaluza, aunque, eso sí, en un “Silencio” lleno de hipocresía.

 

En Cartagena están a punto de cumplirse los dos años de esta legislatura donde el PSOE junto a MC gobiernan con el apoyo de CTSSP, que reprobó a Castejón por costear, con dinero público, a un asesor mientras preparaba una oposición en Madrid. Dos años en los que esas formas y maneras se traducían en disputas internas silenciadas en los que la soberbia, despotismo y prepotencia de la vicealcaldesa ha provocado, desde el principio, desencuentros y el distanciamiento con su propio equipo de concejales, además de con su socio de gobierno, imposibilitando una mejor gestión municipal y la natural y propia cohesión de su equipo. Dos años en los que su “Vicealcaldía y Área de Gobierno de Estrategia Económica, Empleo, Innovación, Empresa y Comercio” no ha dado ni un solo fruto en beneficio de la ciudadanía y sí demasiados errores. Mucha publicidad con dinero público para la propaganda y autobombo personal. Mal asunto para Cartagena si Castejón consigue los tres votos que aún le faltan para llegar a la Alcaldía, deparará un futuro muy incierto para los cartageneros. Un partido tan importante y fundamental en nuestra democracia como el PSOE, no merece que se le “Cuelen” personajillos como este, que tan flaco favor hacen al socialismo.

 

Se sirven de él y de la base social que lo representa para su bienestar y supervivencia, no para gestionar y conjugar valientemente los principios ideológicos con el pragmatismo de una realidad cambiante. Para eso hace falta compromiso real, lealtad, honradez y algo más que las meras ganas de mandar, porque para eso son necesarias otras cualidades que, sencillamente, se tienen o no. Nada de esto parece haber en las hojas de ruta de algunos y algunas y sí un afán desmedido por conservar lo que hasta ahora han conseguido con el engaño, la adulación, la traición y sin ningún otro mérito que aportar, más allá de los votos que secuestran para la próxima asamblea. Está claro que políticos y dirigentes que no tienen donde ir fuera del partido –hasta falsifican sus currículos- y que desconocen el mundo laboral, no son ningún ejemplo ni lo que necesita esta sociedad tan maltratada por el neoconservadurismo más nocivo y cruel. Su realidad nada tiene que ver con la que viven millones de trabajadores.

 

En esta tesitura sería conveniente que quien actúa con tanta laxitud dé muchas explicaciones a la militancia del partido e incluso dé un paso atrás y deje que alguien con más solvencia y currículo se ponga al frente de una institución tan prestigiosa como el Ayuntamiento de Cartagena. Aunque, un gesto como ese, solo lo hacen las personas íntegras, honestas y consecuentes.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Sábado, 22 de abril de 2017 a las 13:37
los paracas de Podemos
los paracaidistas del podemos murciano bombardean a la presidenta andaluza Susana para molerla a palos, filtrando en la prensa dosieres calumniosos, se cargaran al psoe-. A.R.
Fecha: Viernes, 21 de abril de 2017 a las 13:57
Jugada de poquer
Leyendo entre líneas estas cosas tan misteriosas que saltan en las pantallas de los digitales, en VEGA MEDIA tambien, no tiene secretos. Todo en el fondo es una escalera de color con dinero por medio de enchufados, desenchufados, influencias, socialistos y socialistas nostágicos a los que dejan tirados, y de árbitro o juez parcial, un alcalde que dejará a Cartagena con una imagen de locos. Leo que resulta que el Psoe de aqui va sobre ruedas. Traición, desertores y púnicas cantonales con enlaces en Murcia capital. Habrá que mostrar las cartas de los jugadores. Visitación .
Fecha: Jueves, 20 de abril de 2017 a las 22:58
Los Dolores
Parece que estoy leyendo una noticia de 1994. Nada, mejor el PSOE de José Antonio Alonso, colaborador necesario del poder absoluto del PP en Cartagena, que este otro PSOE, que de momento, y en lo que al ciudadano se refiere, parece ir con las cuentas claras por delante, el asunto más apremiante de la Cartagena actual: conocer las cuentas, el alcance de la intervención estatal del año 2010 y la capacidad de autogestión que tiene el Ayuntamiento. En cuanto a J. L. Martínez y lo que hizo, desde el punto de vista otra vez del simple ciudadano votante, no se aprecia otra cosa más que honestidad en su actitud, ante aquella situación con la pobre Caridad Rives, absolutamente preparada y honesta, aunque ninguneada por causa de representar al inoperante PSOE de Alonso, por aquel entonces todavía militante. El estómago, la vergüenza torera y el ideal socialista del siglo XXI creo que no pedía otra cosa. Hizo lo que tenía que hacer. Cuando voy al dentista quiero que me deje la muela nueva, no me importa si la noche anterior ha discutido en su casa, con sus vecinos, o con su cuñao, quiero que en su trabajo sea el mejor. Y quiero que lo dejen trabajar.
Fecha: Miércoles, 19 de abril de 2017 a las 14:56
el EJE HUELE
El ya llamado Eje Cartagena--MAZARRÓN que tanto dinero reparte, es un trama guerracivilista mantenida a sotovoce en defensa de intereses privados, cuyas llamas alimentan los que han quedado fuera del negocio político, y unos políticos, de ambas poblaciones, que nada tienen que envidiar a la corrupción mayor de la Región. Y en este montaje hay una mano negra que maneja la información escondida, y con la otra cobra. Hasta miles de euros negros. Ejemplo del pésimo estilo de capillitas que han desgraciado un trozxo largo del territorio. Si hay que enseñar el pus, que se vea la herida.La Púnica local existe, desde hace años. Empezó en Campo Sol y sigue. Me extraña que Vega Media oculte lo que se esconde.Mucho señalar, pero hay excepciones, evidente.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress