Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 3 de mayo de 2017
La oposición pierde el miedo a la represión chavista

El pueblo de Venezuela se rebela contra el dictador Inmaduro

[Img #14670]Militares y policías de Venezuela impidieron este lunes el avance de marchas opositoras hacia el centro de Caracas, dispersando a los manifestantes con gases lacrimógenos, observaron periodistas de la AFP en el lugar.

 

Los primeros incidentes se produjeron en la mañana en los sectores de El Paraíso y Santa Mónica (oeste), cuando grupos separados intentaban avanzar hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el centro, y fueron diseminados por las fuerzas de seguridad.

 

Nuevos disturbios se registraron en la tarde en el este, con manifestantes que trataban de movilizarse hacia el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), también en el centro, donde miles de chavistas se manifiestan en apoyo al presidente Nicolás Maduro en el Día del Trabajo.

 

En El Paraíso, efectivos de la Guardia Nacional lanzaron bombas lacrimógenas, obligando a retroceder al grueso de los manifestantes. Un puñado de jóvenes permaneció cerca de la barrera militar, algunos encapuchados, respondiendo con piedras.

 

"¡Libertad! ¡Libertad!", coreó la multitud, mientras en los edificios vecinos retumbaban cacerolas.

 

Con megáfonos, algunos manifestantes pidieron a los vecinos baldes con agua para sumergir las bombas.

 

En la tarde los choques se trasladaron al este, en los barrios acomodados de La Castellana y Altamira, cuando los opositores buscaban tomar vías rápidas que cruzan la ciudad como la Cota Mil y la estratégica autopista Francisco Fajardo.

 

La oposición venezolana cumplió este lunes un mes de protestas para exigir elecciones generales, incluyendo un adelanto de las presidenciales previstas para 2018, al culpar a Maduro de la grave crisis política y económica que soporta el país petrolero.

 

Las manifestaciones dejan un saldo de 28 muertos y cientos de heridos, de los cuales se responsabilizan mutuamente el gobierno y sus adversarios.

 

Maduro, elegido hasta enero de 2019, sostiene que las protestas, sumadas a lo que denuncia como una "guerra económica", buscan crear las condiciones para un golpes de Estado y una intervención extranjera en Venezuela.

 

Tanto el TSJ como el CNE son acusados por la oposición de servir al gobierno.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress