Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Martes, 16 de mayo de 2017
no queda más remedio que confiar plenamente en lo que diga la prensa de la cortijá

Agua rematá de güena en el Mar Menor "muerto"

[Img #14725]Se han llevado unas muestras a donde está la ciencia, porque aquí ya se sabe: expertos y preocupados ahora en por qué los santos y las vírgenes vuelan sin alas y los ángeles las necesitan. Y ansiosos porque el que viste de blanco en invierno y verano, un argentino que está haciendo mucho porque los pobres mueran con mejor carica y confiados en que les van a hacer justicia, nos explique el motivo de la dicha diferente locomoción estelar, y de paso nos fije de una vez por todas, el tremendo asunto importantísimo del sexo de los ángeles, por la que se lía a la hora de darle a los palos secos el realismo.

 

Bueno, pues se llevaron las muestras, visto que al anterior presidente de la cortijá, el castigado con menos trabajo y mucho mayor sueldo gracias a la eficacia política redentora de los catalanes de Ciudadanos,  cada vez que iba al Mar Menor Muerto y respiraba los vapores del agua le daban las mismas risicas que le dan al nuevo presidente, que, nada más ir en visita y plan oficial ha dicho lo mismico que el anterior aunque todavía con mayor risica.

 

Y cual ha sido la sorpresa morrocotuda según el informe firmado por un instituto de esos que, en contra de lo que disponen los santos y sabios padres del vaticano, estudian las cosas bajo el punto de vista del diablo, y que por culpa de un efecto invernadero, no de los plásticos que tiene el mar de haber criado yerba en otro lugar (economía sumergida que se llama), sino porque por la ley general de la compensación universal, los cortijeros se habrán quedado sin playas, casas de veraneo, y con un estropicio económico liao por unos incompetentes que cada vez a ellos le va a mejor, pero, según la ciencia, la falta de cojones para reaccionar y protestar y exigir, es porque los vapores de las aguas del Mar Menor Muerto, mismamente como si se fumaran  un par de porricos con la flor de Ketama en ayunas.

 

Ahora no queda más remedio que confiar plenamente en lo que diga la prensa de la cortijá, que un notario a su lado es una pelufa de caña. Y no es que esté resabiada con su posibles lectores por aquello del achicharramiento junto a muchas (estoy en la duda de escribir muchas o muchísimas iglesias) que sufrió durante la República, con la particularidad que si mira que había periódicos abiertos en toda España, y solo a ella en provincias, le pegaron el misto en un mal pago por su defensa constante de la verdad.

 

Todo lo más, para dentro de unos quince días, debido a una tremenda actuación sabiamente dirigida por técnicos de la cortijá bajo la risica del señor presidente, los mismico que dicen que pasó en Oriente que se convirtió el agua en vino y con dos sardinas comieron personas a cientos y se quedaron eructando de tanto beber y comida, unos polvos mágicos, que han costado, eso sí un dineral, traídos en un carrillo de helado, por el momento sin identificar, echados sobre el Mar Menor Muerto, ha empezado por las gambas, seguido por langostinos y cigalas, y, la vida, esa maravilla de vida marítima que había en el Mar Menor ha empezado de nuevo a brotar entre los aplausos de unos cuantos que por colocar, han colocado hasta una prima que tenían trabajando haciendo la calle en un despacho de postín, con internet externo y wifi incluido.

 

Por lo menos dejar claro, clarísimo, que en la cortijá todavía, aunque no lo aparente, vive gente que le producen verdaderas arcadas de puro asco las declaraciones que una manadica de inútiles abrigados por un sistema que los protege de rendir cuentas de las de verdad, en un cortijá durmiente que la besa de continuo una rana vestida de príncipe, y esa poca gente espera, sin solución, pero pacientemente, que alguna vez paguen algunos sus risicas.

 

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Jueves, 18 de mayo de 2017 a las 16:24
toma cortijá
Hombre, Palmis, que lo de cortija está muy visto, y sobre todo en tu admirada Cuba comunista, en donde escritores como tu viven en las cárceles, y en Venezuela nos matan, al menos en España la mafia todavia no ha asesinado, que se sepa, a nadie.
Fecha: Martes, 16 de mayo de 2017 a las 14:54
Imenhotep
Nunca tanto inútil había llegado tan alto

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress