Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel García Sánchez.
Lunes, 26 de junio de 2017
Las asociaciones sociales están en su sitio, pero requieren el apoyo de las fuerzas de izquierda

Que no nos jodan la vida

[Img #14891]Esta simpática frase, es el nombre de una campaña de Izquierda Unida Verdes, en la que pretende conocer y participar en todos los problemas del municipio de Murcia, que son muchos y variados. Se trata de atajar lo que de forma simplificada conocemos como PRECARIEDAD, y que tiene consecuencias en: la pérdida de empleo de calidad, la desmantelación de servicios públicos –el Estado de Bienestar-, la incapacidad del ayuntamiento de aportar soluciones a numerosos casos de emergencia social, así como otras situaciones variopintas de precariedad.

 

Empezando por el empleo, Murcia es una ciudad que tiene una alta precariedad debido al tipo de actividades que se desarrollan en el municipio: agricultura y servicios, pero con la primera en grave peligro, ante la sequía galopante que padecemos y, la segunda, en evidente cuesta abajo. Los sindicatos de clase, siempre apoyados por IU, tienen mucho trabajo por hacer.

 

La desmantelación del Estado de Bienestar está haciendo un daño terrible en las capas más pobres de la sociedad. Afortunadamente, organizaciones sociales tales como las plataformas Antidesahucios, por la Sanidad Pública, por la Educación Pública, en defensa de las Pensiones, o pro soterramiento, están haciendo un excelente trabajo. Sin duda, tenemos que estar muy agradecidos a estas organizaciones ciudadanas, porque gracias a ellas no están aún peor nuestros servicios sociales.

 

La buena noticia es que nuestra sociedad está viva y articulada en más asociaciones como son: Huerta Viva, Masa Crítica (defensa del uso de la bicicleta), Plataforma Cárcel Vieja, Plataforma en Defensa de las Artes Escénicas, Asociación para la Memoria Histórica, etc.

 

Se puede deducir, que nos encontramos en una Región en la que el PP, probablemente ya por poco tiempo, ha sido el partido hegemónico que ha estado encargado del gobierno municipal. Los 20 años de gestión del alcalde Cámara no han traído soluciones a los males endémicos que padece nuestra ciudad, sólo ha gobernado para unos pocos, los del ladrillo, que han convertido Murcia en unas de las ciudades emblemáticas del pelotazo; él mismo, está encausado en varios procesos, y del único caso que se ha escapado ha sido debido a la prescripción del mismo y no a que haya sido capaz de demostrar su inocencia. El PP tiene que dar gracias al hecho de que la Justicia Regional, más aún después de la salida del Fiscal Jefe Martínez Bernal, se está mostrando lenta y lasa en sus actuaciones.

 

El alcalde actual, José Ballesta, lo es por el voto de Ciudadanos; no obstante, por suerte, gobierna en minoría, lo que ha hecho que deje de funcionar la apisonadora del PP, que tiene una cara más amable y educada por parte del alcalde, pero que, a todos los efectos, defiende a cal y canto las políticas antipopulares del PP. Más aún, el hecho de que el grupo municipal Ahora Murcia, con sus problemas internos, y que el del PSOE ande descolocado y sin rumbo, ha hecho que el peso de la oposición recaiga en el grupo Cambiemos Murcia: Margarita, Sergio y Nacho, que se están viendo obligados a realizar un esfuerzo titánico en el ayuntamiento y en las juntas municipales.

 

Pero este trabajo, sin duda interesante y necesario, no es suficiente sino se ve implementado en la calle trabajando en las organizaciones. A esto se refiere Alberto Garzón cuando dice que la alianza que forman Podemos e IU está funcionando como opción electoral, pero está dejando el segundo eje, la calle, sin presencia de Unidos Podemos como tal.

 

Las asociaciones sociales están en su sitio, pero requieren el apoyo de las fuerzas de izquierda: IU lo tiene muy claro, pero Podemos y el PSOE, salvo honrosas excepciones, hasta ahora, no están por la labor.

 

Conclusión: o la izquierda toma presencia en la calle, o la derecha nos joderá la vida. Así de claro.

 

Izquierda Unida lo tiene claro, ¿Y los demás partidos de izquierda?

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress