Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Crónica y análisis de José Juan Cano Vera.
Miércoles, 12 de julio de 2017
La guerra silenciosa de los Servicios de Inteligencia. Segunda parte

Los negocios del terrorismo, sus armas secretas

[Img #14946]FERNANDO RUEDA es el escritor, periodista y documentalista mejor informado sobre las actividades de los Servicios Secretos europeos, y destacadamente los de  España, al día de hoy considerados como la cuarta potencia en efectividad y despliegue táctico entre los puntos más sensibles de la "guerra silenciosa", tan cinematográfica como desconocida. El compañero ha escrito hace un par de semanas un concienzudo trabajo con ocasión del Cuarenta Aniversario de la fundación de esta organización dedicada al espionaje y contraespionaje, que desde luego no se reduce a estas dos actividades sino que van mucho más lejos con sus nuevos medios  técnicos y la llegada de personal civil altamente especializados en las universidades españolas y en general dentro de todo tipo de actividades.

También en el periodismo, generalmente exterior de la prensa y agencias de noticias. Este viernes inmediato, catorce de julio nació procedente de la mina guerrera de las Fuerzas Aramadas.

Actualmente, el  cuarenta por ciento son civiles. Unos cuatro mil agentes y oficiales de inteligencia, más sus colaboradores infiltrados en todo el tejido de la sociedad de dentro y fuera,  de las instituciones y grandes empresas, generalmente exportadoras.

Escribe el compañero Rueda que el actual CENTRO NACIONAL DE INTELIGENCIA, CNI, sus siglas, nació en sus inicios, de una idea y un proyecto, y empeño largamente acariciado, por el teniente general Gutiérrez Mellado, siendo presidente del Gobierno Adolfo Suárez, de lo que discrepo, en parte. Con anterioridad el ilustre militar, convencido demócrata, ya ejerció formando parte de los servicios castrenses franquistas, desde la guerra civil.
 

El CNI, antes CESID, se formó sobre las bases del espionaje que articuló Carrero Blanco, con objetivos políticos interiores, cuando la movida universitaria fue creciendo así como las huelgas promovidas por el partido comunista, el único partido --las otras historias fueron para colgarse medallas-- que hizo frente al régimen del general. Estudiaba entonces en Madrid y fuí testigo directo de las actividades "subversivas" de una oposición hasta colaboradora, como  durante la dictadura del general primo de Rivera y sus socios silenciosos de la UGT.
 

El servicio de espionaje de Carrero dejó paso al CESID, de triste recuerdo durante la dirección del general EMILIO MANGLANO y otros encargados  de reconducirlo reformados a conciencia. Unos años de confusión, escándalos y fracasos. Antes y después del 23--F. La  asonada de Tejero, toda una chapuza, se produjo porque todas las unidades dedicadas a rastrear la agitación política de la extrema derecha y los ultras de izquierda, fracasaron, salvo algunos servicios dedicados a exterminar a ETA.
 

La idea y el proyecto del general GUTIERREZ MELLADO no fue tomada precipitadamente, sino como resultado de su larga experiencia, ya que durante la guerra civil formó parte de la famosa QUINTA COLUMNA  desplegada en la retaguardia republicana, prestando todo tipo de acciones de información, sabotaje, desinformación y casos de cooperación con las embajadas y particulares para poner a salvo a personalidades y familias  destacadas vinculadas al golpe militar y civil que asolaba a nuestro país. Su labor se desarrolló en la zona de los frentes abiertos de Madrid. Con Gutierrez Mellado colaboraron los comandos ocultos de la Falange, CEDA, Renovación española y otros partidos. Por cierto, según se cuenta y he leído, al caudillo no le caía bien el astuto jefe militar de la resistencia, la famosa Quinta Columna, que Queipo de Llano convirtió en una leyenda, desde la emisora de radio sevillana, con sus conocidas charlas, que un siglo después empleó el coronel golpista Chávez, y ahora el dictador venezolano  Maduro, también con notable éxito, a la baja.
 

Los fracasos, las filtraciones, los escándalos de la CIA española, las purgas internas y su contaminaciones políticas, según el Gobierno de turno, no aguantaban las críticas  de la clase dirigente política y mandos militares españoles y aliados. La estratégica situación de España, puente vital entre la Europa de la NATO, las espaldas, hizo inevitable una reorganización en toda regla. La decisión de cambio se inició con Calvo Sotelo,  Aznar y después por el ex presidente Zapatero. El CESID sufrió dos cambios  sólidos. De la primera parte  se encargó el diplomático y embajador, Jorge Dezcallar, un civil con mano de hierro y larga experiencia exterior. La primera vez, sin un general. Terminado el primer trabajo de limpiar el CESID, el segundo volvió a manos de unos de los militares más prestigioso de las fuerzas armadas españolas, dentro y fuera de nuestras fronteras, el veterano teniente general FELIX  SANZ, que ha convertido al CNI español en un referente mundial especializado en conflictos africanos, Oriente Medio, América Latina y países del este, antes bajo la bota comunista. El CESID nuevo fue fundamental en la lucha silenciosa contra los pistoleros de ETA, actividad prácticamente desconocida por los españoles, sobre todo en el exterior, concretamente en Francia, que mantuvo una actitud poco amistosa con los gobiernos españoles, y con nuestros agentes secretos desplegados en el sur francés convertido en un santuario  etarra.

Los espías españoles se emplearon a fondo frente a los pistoleros y sortearon hábilmente a sus colegas del país  vecino. Cuando el Proceso de Burgos, siendo director del diario LA VOZ DE CASTILLA, supe de primera mano, el despreciable trato que nos dispensaron los reyes socialistas y de la derecha de Paris, protegiendo a la canalla vasca. También hubo refinadas diferencias con la CIA norteamericana, desde el asesinato de Carrero Blanco. Washington nunca puso el mayor interés en ayudarnos. Las relaciones cambiaron cuando el actual director de CNI, Felipe Gonzalez, Aznar y Zapatero, explicaron el riesgo  que suponía para Francia los yijadistas de Otegi y compañía. Con Trump ( curioso, se lee tramp, en inglés vagabundo ) todo puede ocurrir, pero ya han observado, que como Omaba, ni mucho ni poco interés por España. En la reciente cumbre de los Veinte,ni una foto con Rajoy, el pobre hombre. Creo que su visita a Madrid tampoco nos favorecería, como reconocido gafe  internacional. Para olvidar. Esta tarde navegaré rumbo a la mítica Tánger. Luego , la belleza de la ciudad de Tetuán. Les contaré cómo se montan los bimillonarios negocios que surten de medios al terrorismo y sus mafias paralelas, como el narcotráfico, la venta de armas y la tupida red del movimiento organizado de los refugiados, tan peligrosos como inhumanos. Echo de menos a Murcia y a su lord Protector VALCÁRCEL. Le daré al ordenador, tengo muy olvidado a Jesús Pons, el editor de VMPRESS, y de mi libro por parir esta semana. ( CONTINUARA).
 

P.D.- Quiero destacar, por justicia y para que se sepa, que si nuestros aliados europeos y amigos africanos como Marruecos, Argelia, Yemen,Libia y Angola no estuvieron a la altura que se esperaba en Madrid, para eliminar a ETA y sus apoyos extranjeros, en cambio ISRAEL si que ayudó tecnológicamente, y asesoramiento. Según tengo entendido el Mossad se ofreció a colaborar, pero sus  pretensiones eran muy excesivas, económicamente, y políticas. Algún día se despejaran dudas, muy graves.-

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 12 de julio de 2017 a las 20:31
terroristas a barullo
Melilla tiene cerca de treinta mil moros residentes y de fuera que cruzan la frontera con facilidad, porque pagan pasta a los mejaznis musulmanes por la frontera de YASINI. y todos los saben. R.V. MELILLA.-

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress