Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Sábado, 15 de julio de 2017
Preocupación en Rabat por la crisis política e institucional española ( y Tercera Parte )

Los peligrosos "sajafis" de la prensa europea

[Img #14950]Escribo ya aquí, en Murcia is diferent, después de cuatro días hurgando por la zona norte de Marruecos en estado de agitación social, aprendiendo, escuchando y comentando --tertulias con intercambios de pareceres sustanciosos-- aunque los "sajafis" españoles periodistas, también los jubilados,  no somos bien vistos por las autoridades del sur afrancesado. No somos de fiar contagiados por el podemismo radical aliado de Irán.

No he hablado con ningún ministro, ni con un director general, aunque sí me he  mezclado con mis contactos de toda la vida y colegas del periodismo digital que es el menos controlado. La sensación más destacable es que Marruecos, el establecimiento socio--político y económic,, anda como preocupado por la creciente tensión de la crisis institucional y el avance de una izquierda radicalizada que probablemente un día salte el Estrecho y desembarque en el Rif y en otras zonas del Norte, empobrecida y marginada, pero con un potencial turístico que resulta muy potable para los inversores españoles.

 

--Me parece una barbaridad, me comenta un profesor español residente en Tetuán, el anuncio de la gente de Podemos, de apoyar la apertura completa de las fronteras de Ceuta y Melilla. Se colarían cientos de miles de magrebées, subsaharianos, senegaleses y guineanos, convirtiendo ambas capitales españoles en dos peligrosos polvorines ¿ cómo se trasladarían a la Península y quienes sostendrían a esta masa ingente de desesperados?. Esta promesa más o menos velada de directivos podemitas parecen más bien una movimiento táctico de agitación.
 

También la guerra fría que se va calentando, entre el Estado español y la Generalidad les asusta, y creen no sin razones, que el Gobierno de Rajoy ha perdido la iniciativa de frenarla ya hace tiempo. A mi, también. Veo iniciativas de La Moncloa, como disparatadas. Acabo de leer esta tarde en un diario madrileño que nuestro Gobierno y la Generalidad han pactado "dar acceso a los Mossos de Escuadra --la policia autonómica catalana-- al Centro Nacional de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado --CITCO-- que así en frio es un paso inquietante, porque en Cataluña se sabe que casi un treinta y dos por cientos de estos policías son gentes afines al nacionalismo e identificados con grupos contaminados por el separatismo, algo que no ocurre con los suboficiales y oficiales procedentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y unidades militares expertos en informática.

En todo caso es un riesgo que tendrá que haber sido calculado por las autoridades del Ministerio del Interior y el CNI. La destitución, ayer, del Consejero de Interior, es un dato que hay que sopesar cuidadosamente, ya que ha sido reemplazado por un hombre de la confianza de  Puigdemont. Unos cambios tres meses antes del Día D Primero de Octubre, que en el anterior régimen se celebrara el Día del Caudillo. Mal síntoma. Tanto las CUP como los militantes antisistemas mantienen relaciones amistosas con gobiernos extranjeros nada recomendables para la seguridad ciudadana. En las recientes revueltas de Hamburgo, en la cumbre de los Veinte, cuatro extremistas españoles fueron detenidos por los agentes alemanes. "Hemos perdido la cabeza. Este país nuestro se ha convertido en un coladero. Dios sabrá cuantos terroristas "durmientes" tenemos sin seguimientos. Cada uno necesita al menos a cuatro policías españoles siguiéndoles las pistas  y los pasos durante veinticuatro horas". Opina un experto de la contra.
 

Dejo de tomar notas y me relajo recordando mi  breve estancia en Melilla y en ese Marruecos vital, arrollador y amigo, que tanto está colaborando con España para evitar una estampida como la última de los refugiados sirios, apoyados por las terminales del terrorismo y sus estrategas políticos que han montado unas mafias que se están haciendo de oro. La preocupación se siente con mayor fuerza en Nador, ciudad marroquí a quince kilómetros de Melilla. He entrado por la frontera de Farhana sin problemas, la de Beni Enzar es un tapón enorme que la Gendarmería de los vecinos  actúa con descortesía. Es una curiosidad pero Nador se baña en las orillas de la MAR CHICA, muy  semejante con nuestro escuálido Mar Menor, y con unos langostino tan exquisitos como los murcianos.
 

Hablamos y nos duele que la lengua española haya perdido influencia, y también el dialecto de la tierra, el chelja, meyi, dicen ellos. Traigo una sugerencia, que las emisoras españolas establecidas en Melilla ofrezcan programas en ese dialecto árabe que tratan de erradicar las autoridades marroquíes imponiendo el árabe y el francés. Una conducta nada amistosa. Cuando el devastador terremoto de Alhucemas, hace algunos años, la ayuda española en alimentos y ropa, no llegó a su destino. Fueron los "negros" del sur, me aclaran, con despecho. El Rif no existe y puede que la falta de ayuda y comprensión termine en un motín popular. Ya hubo uno por los años sesenta reprimido enérgicamente por  las tropas del entonces príncipe Hassan II.  Lo he contado. Se muestran triste mis interlocutores por la falta de ayuda de Madrid, pero les recuerdo --lo ignoran-- que hubo dos intentos de transportar armas, pero el almirante Carrero Blanco, la mano derecha de Franco, lo prohibió, haciendo volver al barco que transportaba viejos Mauser, y munición. Otra historia parecida a la Marcha Verde  hacia el Sáhara.
 

También desde Melilla las tropas marroquíes y sus mandos recibieron ayuda estratégica de la Comandancia General, en la corta pero sangrienta guerra con Argelia, y sanitaria. Y Argelia, apoyo humanitario en el pequeño hospital de Nador, cuando los argelinos combatían a los paracaidistas franceses, que los enterraban en el desierto. Fue una guerra entre terroristas de un signo y otro, de las más crueles  de Africa, salvo las del MAU MAU negro. Una carnicería. En Africa se ha derramado mucha sangre, pero sigue estando en manos de los amos, negros y blancos, cuando es una potencia enterrada por el dinero sucio y el tráfico de vidas humanas y drogas, que alimenta el terrorismo internacional. Como los combustibles. ¡¡Cuántos secretos, recelos, traiciones y mercenarios de la política. También en Ifini y en el desierto del Sáhara con sus legendarios tuaregs, tomando un té, y no a las cinco, bajo las jaimas, con el teniente legionario Armando, murciano, coño !! Dos mandos, él, castrense, yo redactor jefe del diario EL ECO DE CANARIAS. Se olía a guerra. Pero entonces eran maniobras a pan y agua. Y escorpiones, esos bichos que matan tortugas pacificas porque su condición de bestias es casi humana.
 

Ya de vuelta por los cielos veo las costas de Almeria, se nos acerca España, la vieja nación europea, la primera. Siento como un escalofrío cuando me entra el temor de que hasta Rajoy se haya podemizado sometido a la presión sicológica de unos locos que quieren morir matando. Una Comunidad tras de otra. Sin cuartel, cuando en realidad necesitamos una catarsis global. Hemos perdido el sentido de la medida de nuestros sentimientos más íntimos. España se cae a trozos, y la gente sigue en los toros o hipnotizada por unas televisiones llenas de vicios y de jugadores multimillonarios que se llevan el dinero a los paraísos levantados por ellos mismos. Es otra Generación del 98, pero sin calidad intelectual y poetas. La generación corrupta.- Y mis rifeños, allá lejos, entre las montañas, viviendo del hambre y del kifi que explotan los amos  del vicio y el negocio político.-

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Domingo, 16 de julio de 2017 a las 10:18
Millones de euros
Quizas en San Marino se podria descubir cuando cientos de millones de dinero negro se han llevado alli los turistas españoles de Murcia. Verdad, señor Cano ??
Fecha: Sábado, 15 de julio de 2017 a las 20:59
EL NUMERO UNO
EL PERIODISTA MEJOR INFORMADO DE LA REGION, PERO NO LE PERDONAMOS QUE AUN NIO HAYA SUBIDO A MAS CAZANDO AL GRAN IMPOSTOR. Y SABE MAS DE LO QUE ESCRIBE, INCLUSO DONDE HAY DINERO NEGRO AL NORTE DE ITALIA, ME CUENTAN QUE LO DICE. NO TE OLVIDES DE REVELARLO ANTES DE QUE TE DE UN INFARTO DE CABALLO. J.P.
Fecha: Sábado, 15 de julio de 2017 a las 13:17
noble deslenguado
SI SEÑOR. MELILLA, CEUTA Y DESPUES OTRAS CIUDADES DEL NORTE AFRICANO VAN A ESTALLAR.- EL DAESH YA ESTÁ MUY CERCA, ENTRE ARGELIA Y LIBIA. O EUROPA DESPIERTA O ENTRAREMOS EN UN DRAMA. EL EJERCITO DE MARRUECOS, MAS DE LA MITAD ANDA ESTACIONADO EN EL SAHARA Y SUS FRONTERAS DEL NORTE Y DEL ESTE ANDAN DESGUARNECIDAS, AUNQUE HAYAN MUCHOS MILES DE POLICIAS, TOCADOS POR LAS MORDIDAS Y FALTA DE PREPARACIÓN PÀRA COMBATIR A LOS ESTRENADOS TERRORISTAS MUY ENTRENADO. uN ABRAZO . Benjamin Benguigui. Melilla.-

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress