Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Mariano Pérez Abad.
Sábado, 15 de julio de 2017
TOTAL DESPRECIO POR LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS PRESOS POLÍTICOS

La dictadura ideológica de género pone a España a la cabeza de presos de conciencia

[Img #14954]A pesar de haber sido siempre uno de los paises con las tasa ms bajas de violencia doméstica contra la mujer, España se ha convertido en el que tiene la tasa de población reclusa por ese motivo más alta del Mundo. Con ese lamentable récord no ha conseguido que disminuya la incidencia de esa lacra social, pero sí le ha dedicado una cantidad ingente de dinero público, del que tan solo menos del 2% ha llegado a manos de las mujeres victimizadas. El resto se reparte entre Asociaciones Feministas, campañas publicitarias en medios de comunicación afines y, en general, se destina a engordar los intereses del Lobby Género/LGTB y los de los Partidos Políticos e Instituciones que saca provecho de él.

 

Mariano Orta Toscano es un ilustre abogado al que ya hemos presentado en este Diario como uno de nuestros más ilustres presos políticos víctimas de la Ideología de Género. Fue detenido sin respetar sus derechos cuando está recogiendo firmas delante del Juzgado reclamando los derechos de los niños. En numerosas manifestaciones ha reclamado la custodia compartida y ha denunciado públicamente la corrupción judicial, dando nombre y apellidos de jueces que él consideraba prevaricadores.

 

La jueza que dio la orden por la que fue detenido ni siquiera tenía competencia en su caso, porque el juzgado que llevaba su causa era otro, ella alegó simplemente que se lo ordenaron. El recurso al proceso judicial que motivó su privación de libertad fue resuelto después de hacerla efectiva y fue recluido sin que nadie, ni su propio abogado, hubiese visto el Auto de ingreso en prisión, por lo que cabe poner en duda la legalidad de su encarcelamiento.

 

Fue internado el día 18 de Febrero de 2014 en El Centro Penitenciario (C. P.) Puerto II, pero en Mayo le trasladan al C.P de Huelva y en Octubre de 2014 le vuelven a trasladar a otro, el de Sevilla II, en Morón de la Frontera. A pesar de todos esos desplazamientos, consiguió mantener una infatigable actividad reivindicativa en defensa de los derechos de sus víctimas y de los suyos propios.

 

Como tenía varios procesos judiciales abiertos en los que él mismo ejercía como su propio letrado, en el C.P de Sevilla II pidió un ordenador con impresora para que sus escritos pudieran ser leídos con facilidad. El Juez de Vigilancia Penitenciaria (J.V.P) de Santa María se lo autorizó en 4 autos judiciales sucesivos dictados en fechas 28/04/2014, 26/01/2015, Mayo de 2015 y Febrero de 2016, y se lo ordenó al Director de la Prision mediante el correspondiente "Requerimiento en Forma", DICHOS AUTOS NUNCA FUERON EJECUTADOS.

 

Además, se le prohíbió hacer fotocopias de sus documentos judiciales y de sus quejas, quizás para que no pueda utilizarlas como elementos de prueba.

 

También le prohibieron utilizar el Aula Escuela para realizar actividades de estudio, diciendo que dichas actividades las podia hacer en la sala de la Televisión, donde hay un ruido ensordecedor y un ambiente insalubre por consumo de tabaco y otras sustancias.

 

Debido a estar meses y meses en ese ambiente terminó perdiendo la capacidad auditiva del oído izquierdo, por lo que pidió autorización para poder ir a un medico especialista, pero no se lo autorizaron.

 

A finales de Junio lo volvieron a trasladar de forma inesperada, esta vez al C.P de Puerto III, y a la salida lo despojan de los documentos y textos jurídicos que llevaba preparados para asistir a un juicio con la absurda excusa de que llevaba exceso de peso.

 

Después es requerido para nuevo traslado. Él estaba convencido de que sería el regreso al C.P de Sevilla II donde tenía sus pertenencias y documentos judiciales, la mayor parte de su ropa y su calzado, pero nada más lejos de la realidad. Se lo llevaron al C.P Madrid VII(Estremeras) esta vez sin permitirle coger ninguna de sus pertenencias. Comodebido a no tenía ni siquiera ropa que ponerse, tuvo que pedir a sus compañeros y allegados que fuesen a Caritas a pedirle ropa para poder cambiarse.

 

Quizás la razón de ese nuevo traslado fuese que la Audiencia Provincial de Sevilla había ordenado que se ejecutase la resolución de darle ordenador e impresora (se lo notificaton el 16/06/2016) Al parecer, su trasladarlo a Madrid dejaba vacía de contenido esa nueva resolución porque el J.V.P de Sevilla ya no resultaba ser competente en el C.P de Madrid.

 

Debido a la constante vulneración de sus derechos fundamentales, decidió escribir al Defensor del Pueblo. Su bochornosa respuesta fue que se había puesto en contacto con el Secretario General de Instituciones Penitenciarias para solicitar su colaboración, pero que no había tenido respuesta.

 

La vulneración de sus derechos continuó. Antes de cumplir un mes que es ingresado en el C.P de Madrid VII, le prohibieron todas las comunicaciones con las personas autorizadas a visitarlo, alegando que ponían en peligro la seguridad del Centro. Le están tratando como un rehén para mantener a raya a sus compañeros, víctimas como él y activistas contra la Dictadura de Género. Sufre una constante persecución para impedir a toda costa que siga denunciando la escandalosa corrupción judicial, política y funcionarial que arropa a ese Lobby.

 

Aunque ya le permiten ya algunos contactos restringidos, desde hace 10 meses tiene todas sus comunicaciones intervenidas, como si fuera el terrorista mas peligroso que alberga nuestra red carcelaria.

 

El Gobierno de nuestra Nación, que desde hace años está en manos del PP, protagonizando una traicion ideológica de máximo nivel, ha demostrado no ser más que la "piel de cordero democrático" que esconde una "Tirania de la Corrupción" que no duda en saquear las arcas públicas a costa de destruir familias y personas justificando la abolición de sus derechos fundamentales mediante las tesis de la Ideología de Género.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress