Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente: lacronicadelpajarito.es
Martes, 25 de julio de 2017
educación

La venganza de Mendoza: represalias contra profesores de la UCAM que denunciaron “explotación” y empieza a ‘cortar cabezas’

[Img #15004]La caza de brujas iniciada por el presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), José Luis Mendoza, contras los profesores y alumnos que denunciaron en este diario “explotación y precariedad laboral” y “masificación ilegal” ha comenzado a materializarse ya en represalias y acciones punitivas “a traición”. De hecho, Mendoza ha empezado ya a ‘cortar cabezas’.

 

Docentes de la universidad privada han remitido a La Crónica del Pájarito, el único medio de comunicación regional que se ha hecho eco de sus quejas, un escrito, titulado ‘La UCAM, a traición’, en el que explican lo que está sucediendo en la institución católica.

 

“Además de aumentarles la carga docente y multiplicar las tareas administrativas de los profesores por el mismo sueldo, la UCAM está pendiente de quienes optan a plazas de la universidad pública para dibujar sobre ellos una diana. Los responsables de los títulos tienen secuaces a su disposición para rastrear las listas de inscripción a las plazas ofertadas en las universidades públicas, controlando qué empleados andan en busca de una mejora laboral para informarles de que se ha perdido la confianza en ellos”, afirman los profesores.

 

Estos docentes precisan que “esta vigilancia se recrudeció en la época en la que la Universidad Católica informó de los cambios para el próximo curso, de modo que la caza de brujas comenzó señalando a aquellos que estando en todo su derecho buscaban una mejora laboral fuera de la institución católica. La UCAM es una universidad que además de no fomentar una política de estabilidad laboral, tampoco ve con buenos ojos que sus docentes quieran salir de la tela de araña, de precariedad laboral, que Mendoza y sus hijos han tejido porque para ellos su universidad es como una ‘familia’, y los trapos sucios se lavan en casa tragando lo que haya que tragar”.

 

Y aseguran que “al menos son 7 los docentes que saben que no se les renovará el contrato en octubre, pero no conocieron la noticia con tanto tiempo de adelanto por una consideración de la empresa, ya que la política para los altos cargos fue pedir que no anunciaran estos ceses hasta la última quincena de septiembre, por lo que los trabajadores perderían dos meses para buscar nuevas alternativas laborales a costa de asegurar que no recurran a los sindicatos para reclamar sus derechos”.

 

“Cero humanidad en las políticas de recursos humanos de la UCAM, que a partir de septiembre volverá a la carga con nuevos despidos para ahorrar dinero a costa de la calidad de la enseñanza”, añaden.

 

En este nuevo escrito de denuncia se indica que “la tercera traición la sufrirán los alumnos a partir de septiembre. Además de subirles el coste de la matrícula y aumentar el número de alumnos en las aulas en la enseñanza presencial, los horarios del próximo curso académico aún no están publicados en la página web para que se encuentren la sorpresa en plena época de exámenes de septiembre, y así tengan menos margen de maniobra para reclamar”.

 

“A partir de octubre –prosigue el texto- algunos títulos impartirán sus clases por las tardes, así que muchos alumnos que se matricularon hace uno o dos años, pensando que asistirían a todas las clases de su grado en horario de mañana, encontrarán que tendrán que cursar las asignaturas en horario de tarde sin otra posibilidad u opción. Medidas para paliar la falta de espacio, optimizar los horarios de los docentes para darles más carga de trabajo y seguir engordando las cuentas para pagar el agujero que dejarán fichajes deportivos y cheerleaders”.

 

Lavado de imagen

Mientras, el lavado de cara sigue. Tras la publicación de las quejas de profesores y alumnos en La Crónica del Pájarito, “una enorme campaña publicitaria se puso en marcha en el principal periódico de la Región, que no quiso publicar la noticia con la excusa de que ‘no estaba firmada’. No fue una sorpresa comprobar unas semanas más tarde que la UCAM había contratado una enorme campaña publicitaria en sus páginas”.

 

Además, “se ha difundido la noticia de que ha sido la universidad que más títulos ha renovado con la ANECA, pero sin especificar que ha sido a costa de la explotación de sus trabajadores, y que el proceso no ha estado muy claro para los empleados desde el principio”.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress