Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isabel Martínez.
Sábado, 29 de julio de 2017

La España del caos

[Img #15023]Hoy leyendo los comentarios a una publicación contra Cospedal en Facebook, me he dado cuenta de que este país atraviesa una crisis no sólo económica sino también democrática e ideológica, de que hemos involucionado. Y lo peor de todo, de que existe una vuelta al pasado. Parece el ambiente que antecedió a la Guerra Civil, entre el independentismo catalán que en el año 34 fue realmente el que provocó el conflicto armado al aprovecharse de los sindicatos obreros y republicanos para intentar proclamar el estado catalán, y los insultos de "rojo" y "facha" que no paraban de prodigarse unos contra otros comentando dicha critica a la ministra del PP.


Ya no estamos en la España de los años 30, vivimos en un mundo dirigido por gente que no sale en los medios pero que mueve unos hilos invisibles con los que manejan el resto del planeta y a los gobiernos. En un mundo de fanatismo religioso que mata a los ateos y a los infieles con bombas. En un mundo en el que no gobiernan los principios políticos sino el dinero,


Tampoco vivimos en el sistema capitalista original, ese que no nació ni de la Rusia de Stalin ni tampoco de la España de los señoritos ya que nunca fue aristócrata sino burgués, ese que estaba representado por el sueño americano: libertad e igualdad de oportunidades para todos, talento y trabajo duro para conseguir triunfar desde abajo. Hoy sin embargo vivimos en un neocapitalismo neoliberal en el que las multinacionales tienen el monopolio, y la igualdad de oportunidades, después de la crisis provocada por estas y por la banca, cada vez está más restringida.


Y en esta situación de involución histórica y de vuelta atrás que ha propiciado en nuestro país la situación de crisis, el paro, la corrupción, el independentismo, la emigración descontrolada, los partidos de extrema izquierda y extrema derecha y el fanatismo religioso musulmán que alimenta el terrorismo entre los jóvenes y aterroriza a la población, ha surgido en el territorio español una sociedad confusa, sin valores sólidos y al borde del caos. Un caos y un borde que pueden llevar una caída al abismo si todas esas causas que lo han provocado no se cortan y se solucionan a tiempo y la ciudadanía recupera la dignidad, el equilibrio y el lugar que le corresponde para sentirse en paz consigo misma, con los otros y con el sistema.


La cuestión es si alguien tiene suficiente poder y voluntad hacerlo.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress