Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Víctor Blazquez
Lunes, 21 de agosto de 2017
@accion_mutante

Harás lo que yo te diga

[Img #15048]Inmersos en fechas estivales no nos queda otra opción. Ver el cómo y el dónde estaremos estas fechas veraniegas ocupa gran parte de nuestras preocupaciones, porque no nos engañemos, llegar a septiembre y sentirnos lo suficientemente satisfechos de nuestros quehaceres lúdicos y ociosos, como para contarlos con orgullo cuando nos incorporemos a la rutina laboral, no es un tema menor. Al contrario, requiere de un gran esfuerzo económico y una gran responsabilidad a la hora de tomar decisiones fundamentales. Sin pretenderlo, tendremos que sacrificar algunas opciones a favor de otras ¿A la playa o a la montaña? ¿En tren o en avión? ¿Con la familia o con los amigos? ¿Una semana o todo el mes? ¿A un hotel o de camping?

 

Parece que todas las personas estuviéramos ahora mismo en esta vicisitud ¿verdad? Aunque no sea una conversación recurrente cuando estamos con otras personas, sabemos que no es así. Que la estacionalidad es una oportunidad más bien laboral para muchos (la EPA lo confirma) y que la supervivencia no da pié a elegir. Hay que conformarse y sacar el mayor provecho a nuestros alcances y posibilidades.

 

Las hipotéticas preguntas vertidas al principio son un ejercicio racional (aunque a veces no lo parezca) que nos ayuda a tomar decisiones sobre nuestra vida. Sobre aquello que nos concierne e importa. Las personas con diversidad funcional, insertas en modelos asistenciales, no tienen esta oportunidad. Algo tan básico como ¿playa o montaña? Se ve muy lejano cuando dependes de terceras personas. Cuando tus preferencias son apartadas por la logística de una planificación más operativa. Mientras sigamos reproduciendo estos modelos de ocio excluyentes y específicos, seguiremos alimentando, ineludiblemente, estereotipos y prejuicios acerca de las personas con diversidad funcional y la respuesta no será ni playa ni montaña, será “A donde yo te diga”.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress