Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ARTHUR GHUKASIAN
Viernes, 1 de septiembre de 2017
Entrevista exclusiva de Arthur Ghukasian para Armenia Press

Baronesa Cox: "Para mí ha sido un privilegio estar junto al pueblo armenio"

[Img #15111]La baronesa Cox concede una nueva entrevista para los lectores de VMPress y Armenia Press, en el marco de la difusión que hace este periódico digital para dar a conocer el genocidio armenio, uno de los hechos más graves del pasado siglo XX, y que está todavía por reconocer por diferentes países, entre ellos España. Muy pronto, Armenia Press va a celebrar sus dos años de vida, informando desde una perspectiva distinta y con artículos propios sobre la realidad armenia.

El pueblo armenio tuvo un montón de enemigos en su historia, pero tuvo también muchos amigos. Usted es uno de ellos ¿ Cómo podría describir sus sentimientos hacia el pueblo armenio?¿Qué significa para Usted el nombre de Armenia y cómo pudo suceder que así de repente sintió una especie de responsabilidad, dispuesta a ser útil de alguna manera a su pueblo ?. 

Para mi ha sido un privilegio estar junto al pueblo armenio durante el significativo perÍodo en el que éstos defendían su tierra, el territorio histórico de Artsaj y visitar a su gente muchas veces durante la guerra y, después de ella con ayuda humanitaria, para obtener pruebas de primera mano para la defensa de su causa. Durante estas visitas que siempre hice humildemente, me sentí inspirada por la dignidad, el coraje, la hospitalidad y los milagros fruto de la gracia que encontré; pues he tenido el privilegio de estar junto a numerosos héroes y heroínas. En mi trabajo, el compromiso personal es tratar de ayudar a aquellas personas que sufren opresión y persecución y no sólo los armenios de Karabaj, sino también en países como Birmania, Sudán, norte de Nigeria, norte de Uganda y Timor-Leste.

Su nombre se ha escrito ya en las páginas de la historia contemporánea de Armenia. Está estrechamente relacionada con Karabakh que tiene creo, un lugar especial en su biografía. ¿Cómo puede explicar el hecho de que después de haber conocido al pueblo de Artsaj, su interés hacia ese país fue cada vez más grande?; Como Lady Cox ¿cómo presenta Karabakh en su país y en otros lugares ?;Hasta ahora ¿cuáles fueron sus impresiones sobre Artsaj?. 

Cumpliendo con mis responsabilidad de ayuda y defensa de las víctimas de regímenes opresores ya he visitado Artsaj 68 veces. En los últimos años he quedado profundamente impresionada por la forma en que su gente está reconstruyendo una tierra y unas vidas destrozadas; ilustración de lo cual es el trabajo visionario de Vardán Tadevosyán y sus logros profesionales en el establecimiento del Centro de Rehabilitación de Stepanakert; una dedicación reconocida ahora internacionalmente como un “centro de excelencia”. Cada vez que visito Artsaj, me sorprende una y otra ver la resistencia y el ingenio de sus gentes y la forma en que demuestran como el espíritu de Armenia no es sólo como un ave fénix que renace de sus cenizas, sino que también sabe crear belleza de las cenizas de la destrucción.


[Img #15110]Fue un fenómeno terrible, llamado por Raphael Lemkin genocidio, que hoy en día se repite todavía en distintos partes del mundo. En su opinión, el hecho que el mundo no ha aceptado aún el genocidio armenio, ¿ no es el motivo de la continuación de ese fenómeno en otros lugares? ;Y, ¿ cuales son los obstáculos que rechazan el reconocimiento de lo que ha sucedido en 1915?.

Respecto al genocidio armenio: vosotros sabéis que he hablado muchas veces sobre este tema y he mantenido la presión buscando su pleno reconocimiento. En mi trabajo humanitario con pueblos oprimidos me he encontrado, por desgracia, muchas otras situaciones que pueden considerarse “intento” de genocidio, tales como los ataques del brutal régimen militar de Birmania contra los grupos étnicos autóctonos de Burma; o la guerra librada por el norte de Sudán contra la población del sur y las zonas marginadas (las Montañas Nuba, el Nilo Azul meriodional y Abieye, o actualmente en Darfur). Durante esta primera guerra, murieron dos millones de personas, y otros cuatro millones fueron desplazados de sus hogares. El objetivo de la guerra era la islamización de los no musulmanes. No creo que el fracaso del reconocimiento del genocidio armenio tenga una relación directa con esta guerra; sin embargo, pienso que la falta de reconocimiento de cualquier genocidio puede ser un estímulo para aquellos otros que creen que pueden cometer tal acto con impunidad. Creo también que existen numerosos obstáculos que dificultan el reconocimiento del genocidio armenio por los gobiernos y las organizaciones que hasta ahora no lo han hecho para no ofender a Turquía, y posiblemente, poner en peligro intereses comerciales y estratégicos.

¿Usted como Baronesa, ¿es de una familia noble?; ¿A qué le obliga el título?; ¿Qué es el título en la actualidad?. 

No soy de familia noble. No nací en una familia de la nobleza, sino que fui electa en la Cámara de los Lores y así me otorgaron el titulo de baronesa. Creo que ser miembro de una de las Cámaras del Parlamento Británico es un privilegio, y por lo tanto, también conlleva una gran responsabilidad. Yo he tratado de utilizar este privilegio para ser “la voz de los sin voz”.

Creo que no me equivocaré si digo que con todas las oportunidades dadas, la mayoría de la gente se siente aún insegura. ¿Compartiría su opinión con todos nosotros basándose en su propia experiencia?.

Soy cristiana, y como tal me siento obligada a recordar el mandato bíblico que nos obliga a hablar en nombre de los oprimidos, curar a los enfermos, vestir al desnudo y dar de comer a los hambrientos. 

¿Son iguales las posibilidades de las mujeres y hombres en el mundo político?.

En cuanto a la vida política se refiere, creo que no existe ninguna diferencia esencial entre hombre y mujeres: ambos tenemos la obligación de utilizar la arena política como un servicio.

Y, como una continuación de la pregunta anterior, quisiera añadir que cada uno de nosotros parece experimentar una especie de insatisfacción después de alcanzar nuestras metas, o tal vez decepción. ¿Le sucede lo mismo a usted?. 

En mi trabajo, el compromiso de tratar de ayudar a las personas que sufren opresión y persecución, no parece tener fin, e inevitablemente, existe la frustración de no poder hacer más por los necesitados.

Se dice que el ordenador ha cambiado la forma de vida y de los hábitos. ¿Ha cambiado esa máquina su vida? En caso afirmativo, ¿en qué sentido?.

He encontrado un inmenso valor al ordenador ya que economiza tiempo en la escritura y la comunicación.

¿Qué le gustaría agregar al final?.

Espero seguir utilizando todas los recursos y privilegios de los que disfruto para servir a aquellos que sufren opresión y persecución y que son, en gran parte, ignorados por los medio de comunicación internacionales como podrá comprobar si visita nuestro sitio web :

http://www.hart-uk.org/

Con su construcción espero continuar promoviendo la justicia mientras sea necesario tanto como la libertad de Armenia y Artsaj; así como el reconocimiento del genocidio armenio, también situaciones genocidas similares en la actualidad a través del mundo. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress