Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Marchal-Sabater
Lunes, 11 de septiembre de 2017

Por qué el gobierno no debe pactar un referéndum con Cataluña

[Img #15155]Son muchos y de muy buena fe los que creen que Rajoy Brey debería haber pactado un referéndum con Cataluña, el PSOE, Podemos y otros partidos muy progresistas ellos, propugnan esa opción como salida digna, pero no lo es, en realidad es una falacia, un sofisma.

 

No es solo que el referéndum tendría que celebrarse en toda España, aun así, después habría que recurrir a la modificación constitucional prevista en el título X de la misma y eso conllevaría una serie de problemas.

 

Es evidente que esos problemas tienen solución. Pero el Gobierno no puede ni planteárselos, no solo porque eso sentaría un precedente muy negativo para nuestros descendientes, pues le habríamos dado carta de naturaleza al engaño histórico, no. Entonces ¿Por qué?

 

Cataluña es, hoy por hoy, el 18,9 % de nuestro producto interior bruto. Esa riqueza no se la han ganado ellos a pulso porque son mejores, ese es el discurso falaz de los que se lo quieren creer.

 

Esa riqueza que los hace viables es fruto de la inversión que España lleva haciendo allí desde 1713, desde que los Borbones les dieron al Puerto de Barcelona la exclusividad del comercio con Génova y con las Américas. Desde que le quitaron a Galicia la industria del textil para dársela a los catalanes ¿Por qué creen ustedes que con la democracia, al volver a jugar todos en la misma liga, —el famoso café para todos— Cataluña pierde? Porque en igualdad de condiciones no es nada.

 

Ya he escrito en otras ocasiones sobre la historia económica de Cataluña y no la voy a repetir ahora, el tema es que desde ese año todos los regímenes y gobiernos que hemos tenido han invertido allí, Franco más que ninguno puesto que ubicó allí la mayoría de las empresas del desaparecido INI.

 

Hoy quiero poner el dedo sólo en el problema que supone un referéndum pactado. Supone que se irían de España, pero no de Europa, puesto que se habría pactado, y ello daría carta de naturaleza a su permanencia.

 

Con el pacto se llevarían ese 18,9 %, fruto del sacrificio humano (inmigración) y económico (Inversión estatal en la comunidad autónoma) que los hace viables, los separatistas más toscos, los que saldrán el 11 de septiembre a la calle no saben esto. Lo sabe Junqueras, Puigdemón, Mas, Pujol y otros tantos.

 

También lo saben los padres de la mayoría de componentes de la CUP y podemos, pues está demostrado que la mayoría de ellos son hijos de empresarios cuyos beneficios comparten con el Estado Español y que tras la independencia pactada solo ellos administrarían. Sus hijos están removiendo el árbol con mucha fe apoyados por muchos lerdos, mientras ellos esperan los frutos en silencio.

 

La izquierda, que hasta ahora está porque nos salgamos de Europa, no entiende esto, no se le pueden pedir peras al olmo, desde luego, pero desgraciadamente es así.

 

Sin embargo, si la separación es traumática y unilateral, Cataluña quedará fuera de Europa y esas empresas ubicadas ahí porque están en Europa y porque desde ahí es más fácil el reparto de sus mercancías —miren un mapa—. Aunque solo fuera por volver a Europa volverían a suelo español y Cataluña ya no será viable, pues hoy es la comunidad autónoma con la prima de riesgo más alta de la zona Euro.

 

Debemos saber que algunas de ellas irían a Francia, como ocurrió con el Roselló en 1640, que lo perdimos todos tras el intento separatista de la misma burguesía de ahora, porque el dinero español sigue en las mismas manos.

 

Que sepan todos que nos quieren robar disfrazándose de derechos que no existen o no son aplicables, léase autodeterminación, derecho a decidir y no sé cuántas patrañas más. Todo lo que pretenden es robarnos. Esto es lo que hay debajo de todas esas monsergas.

 

El separatismo es algo orquestado por la burguesía catalana, pero solo les interesa si es pactado, de lo contrario no lo quieren. Eso es lo que el resto de españoles debemos saber. Y por eso es por lo que acusan a nuestro gobierno legalmente constituido de fascista. No lo crean. No es el mejor al que podemos aspirar, pero no es fascista. Está defendiendo nuestros intereses.

 

Si se quieren ir que se vayan, lo sentiría por una cantidad de catalanes estupendos, pero están callados, no hacen nada por acabar con esta barbarie. Pero tenemos la obligación moral hacia nuestros ancestros de recuperar el fruto de su sufrimiento, ese 18,9 % de nuestro dinero, y eso solo lo conseguiremos sin pactar.

 

Por otro lado, un referéndum pactado, por todas esas razones que he expuesto convertiría a Cataluña en el país más rico de Europa y a España nos dejaría en la cola de las economías, no solo de Europa, sino del resto del mundo.

 

Queridos españoles votantes del PSOE, de IU y de otras formaciones que muy bisoñamente echan la culpa a Rajoy por no haber pactado un referéndum. Lo único que ha hecho hasta ahora es mirar por nuestra dignidad y nuestra economía.

 

No me vengan ahora con que es el partido más corrupto del arco parlamentario, que lo es, pero, los hados han querido que sea el único que defiende los intereses de todos. Esta es nuestra responsabilidad.

 

Son muchos los que achacan la situación actual a la anulación del famoso estatuto de autonomía de la época Zapatero, culpable de todo lo que está sucediendo ahora por prometer que su parlamento —que de suyo nada— aprobaría todo lo que viniera del catalán.

 

Ese estatuto lo único que pretendía era conseguir todo lo expuesto anteriormente; la hacienda española, de ustedes y mía de 300 años de inversiones continuadas, además de una justicia aparte. Les recuerdo que querían tener su propio Tribunal Supremo, para que los artífices de todo ello, que por otro lado se estaban poniendo las botas con el 3 % de los que quieren la independencia, no fueran a la cárcel.

 

Zapatero fue nefasto para los españoles porque no supo ver como la burguesía catalana se la pegaba.

 

Dicen otros catalanes que con el concierto vasco se contentaban. Para la economía española el País Vasco es un 6,9 % del PIB, es tan bajo que se puede negociar con ellos lo que quieran porque no nos quiebran.

 

Cataluña es hoy la comunidad autónoma que más aporta, pero como he explicado ya, no porque sean mejores. Porque desde hace 300 años hasta hoy se han llevado un 70 % de nuestro peculio y ahora nos lo quieren arrebatar.

 

Que no les engañen. Esto es un robo y los ladrones se han disfrazado de derechos que no tienen. Y ojo, un Estado Federal no cambia esto puesto que no varía el principio de solidaridad, y una República tampoco por las mismas razones. A ver si de una vez nos vamos enterando.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress