Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Sábado, 16 de septiembre de 2017

Cartagena, donde se roba sin pena

[Img #15180]Y se puede titular así, tristemente así, porque otras ciudades con más o menos dificultades van intentado sacar adelante y a la luz sus corruptelas, menos en Cartagena, una de las ciudades de España donde se han dado los mayores pelotazos de sisas directas y a las claras, y aquí solo se pone en marcha el garbillo de garbillar agua ante una población indiferente y con el miedo franquista vivo y coleando.

 

Simplemente he colgado en mi muro de Facebook un supuesto, que es legal, que se contempla en la ley para ciertos casos de desorden constitucional de desgobierno, caso sangrante de Cartagena, al que en una charla se llegó como idea, y se pensó publicitar, pero la gente pasa hasta por facebook con miedo por si los ven.

 

Algunos cartageneros pasan sobre el citado facebook, leen, y, la mayoría, asustados, entienden que es mejor criticar que tomar parte responsable en controlar aunque sea de un modo paralelo de gobierno a base de firmas de los ciudadanos una serie de exigencias para acabar con unas rapiñas claras, como lo es el negoción del agua en manos privadas pagando los cartageneros, y la deficiencia en la limpieza de la ciudad. Y como lo es el adjudicar el poco negocio de turismo a los amichis, y dejar que la sanidad pública se hunda en beneficio de los mismos amichis particulares.

 

El relato de descosidos y granujadas a remediar sería inmenso, y tal y como se perfila lo hecho durante dos años de gobierno en el ayuntamiento en los cuales se iban a desenredar muchas cosas y no se ha desenredado ni una sola, ni la económica supuesto que nada se ha suprimido del gasto municipal ni se han incrementado los ingresos con decencia de buen gobierno.

 

Por tanto, si nada se ha hecho entonces, ahora con la unión declarada municipal de Pesoe-Pepé, no va ser precisamente el mejor momento para tratar de darle justicia a todos los robos y descalabros que están en los tribunales y los que están en espera de dictamines de comisiones que van al “paso de la oca” sometidas al tremendo poder local del opus dei que lo controla absolutamente todo.

 

Estamos todos viendo con indiferencia como la ciudad va a menos a pasos agigantados; pero al parecer da hasta miedo el leer algo que pueda molestar al mando, que, al mejor estilo del franquismo profundo, así como no dispone de ideas para gobernar con tino, sabe abrir el grifo de la mala leche y tratar de joder al que les molesta con sus comentarios.

 

Existe una queja constante entre muchos ciudadanos que están viendo el proceso de deterioro imparable que no va a dejar en la ciudad trabajando nada más que a un pequeño grupo de titulados, y tales titulados tendrán que estar encuadrados en un grupo o secta determinado, porque, de lo contrario, tendrán que emigrar fuera de aquí, porque aquí nadie se preocupa por generar riqueza, pero si por esquilmar la poca que queda.

 

El obrero en sí en Cartagena no tiene presente ninguno; y si no tiene presente, no tiene futuro. Y cuesta escribir todos estos asuntos tan espeluznantes para una ciudad, mientras se vislumbra abiertamente que a los políticos municipales solo les preocupa el “vidio” del pleno, si salen o no favorecidos, y que como les gusta y mucho el sueldo que cobran y los baboseos que les hacen, trabajar solo en el orden de ver si la cosa en las próximas se repite y salen ellos otra vez.

 

Todo lo demás, absolutamente todo lo demás, es harina de otro costal podrido que no le importa a los cartageneros que esté, porque es más cómodo criticar que remangarse la camisa y ponerse mano a la obra y evitar que en Cartagena se robe sin pena.

 

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress