Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Mariano Pérez Abad.
Sábado, 28 de octubre de 2017
La mordaza de los tutelados

Los Nuevos Niños Robados

[Img #15332]A pesar de los pequeños avances que ya se han conseguido para esclarecer y poner freno a los abusos institucionales de nuestro Sistema de Protección de Menores, y a pesar de que Instituciones como el Defensor del Pueblo de Andalucía ya se muestran decididos a investigarlos (http://www.diariodesevilla.es/andalucia/Defensor-investiga-abusivo-Junta-retirada_0_1173782620.html) seguimos enfrentándonos a una trama de intereses enganchada fuertemente a las herramientas de Poder del Estado que ejerce una censura propia de los regímenes totalitarios más feroces. Los motivos de estas graves irregularidades parecen estar en los intereses económicos que se mueven en las residencias de acogida (en su mayoría en manos privadas y concertadas con el Estado) y en el negocio de las adopciones, pero también en el encubrimiento de algunos episodios obscuros que han salpicado a personajes influyentes en nuestra Historia más reciente (pederastia, prostitución y pornografía infantiles y hasta infanticidios rituales satánicos en casos como Alcaser, Bar España, Arny, FBI-DGAIA…)

 

Tan solo unos pocos medios de comunicación de difusión nacional (programas televisivos como “Espejo Público” y “El Cuarto Milenio” o la revista “Interviú”) se han atrevido a denunciar públicamente en momentos puntuales la gravísima vulneración de Derechos Humanos que se está cometiendo en nuestro País, en contra de los menores y de muchos de sus padres. Otros medios de comunicación más pequeños que insistimos en enfrentarnos a la velada amenaza procedente de la Fiscalía General del Estado para que omitamos el tema, nos vemos sometidos al acoso de procesos judiciales, como el que mantiene contra nosotros la Fiscalía de Cádiz, solicitando pena de prisión para este redactor que suscribe. No olvidemos que la Fiscalía no depende del Poder Judicial, sino del Ejecutivo, que es del que mana la corrupción que salpica toda la Vida Pública de nuestro País.

 

Mientras tanto, muchos padres y madres siguen denunciando que los Servicios Sociales les han arrebatado los hijos con argumentos que, en apariencia, ni se ajustan a la legislación vigente ni obedecen al “bien superior del menor”. Muchos de ellos intentan organizar manifestaciones públicas de forma conjunta a todo lo largo de la Geografía Nacional, para conseguir que sus protestas lleguen una la opinión pública que desconoce este problema. Pero son obstaculizados desde las esferas del Poder a través de diversos mecanismos represivos.

 

En primer lugar, Protección de Menores coacciona a los padres y madres, quitando las visitas con sus hijos a los padres y madres que protestan ejerciendo su derecho de manifestación o presentando una denuncia por cualquier abuso que crean que pueda haberse cometido hacia los niños.

 

Este es el caso de Raquel Garrido de la Vega, madre sevillana a la que Servicios Sociales le ha restringido caprichosa y arbitrariamente esa visita de 1 hora a la semana que tenía con su hijo de 2 años, desde que protagoniza una acampada en la puerta de Menores como protesta hacia lo que considera un “Secuestro Institucional”. A Raquel le arrebataron a su hijo el día 17 de Octubre de 2015 a las 20,30 H. en los paritorios del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, justo después de nacer. Su hijo fue uno de un total de 8 neonatos que los Servicios Sociales se llevaron de aquel Hospital aquel mismo día, quitándoles la tutela a las 8 madres que los acababan de traer al mundo. Ella nos envía un video en el que, en compañía de otras madres, plantea incómodas preguntas ante la puerta de Menores, megáfono en mano (https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=454965951570496&id=100011712851937) También nos transmite un audio con un fragmento de la charla que mantuvo con la psicólogo del Equipo Psicosocial Nº7 de Sevilla, en el que reconoce que es una buena madre a pesar de estar colaborando en arrebatarle la tutela y le ofrece ventajas a cambio de delatar a otras madres, como si se tratara de una agente de la Gestapo reclutando un confidente.

 

Este tipo de prácticas coactivas por parte de la Administración son inmorales e ilegales. El hecho de que se le retiren las visitas a padres y madres por haber presentado cualquier tipo de reclamación o denuncia contra los funcionarios o las instituciones que tutelan a sus hijos, se puede calificar como “prácticas propias de regímenes dictatoriales” y contradicen los principios éticos básicos del funcionamiento de un Estado de Derecho.

 

Y eso es lo mismo que le ha vuelto a suceder también a Leticia Beatriz Fernández Pérez, granadina que ya perdió hace dos años el contacto con su hija por denunciar su sospecha de abusos sexuales (otro hijo suyo fue víctima de abusos en otra residencia, según reconoció una sentencia judicial) Ahora vuelve a perderlo por denunciar que a su hija, ya en edad adolescente, se le permite pasar los fines de semana con hombres mayores que no le merecen confianza. Ella también nos envía un audio fechado el 25-10-17, en el que un funcionario de Menores le notifica el “castigo” que le es aplicado.

 

En algunos casos, la prepotencia de los trabajadores al servicio del negocio de las casas de acogida llega hasta el extremo de considerarse autorizados para agredir físicamente a los padres afectados que se atreven a acercarse a los centros en un intento desesperado de ver a sus hijos. Así nos lo acredita Marina García, madre afectada madrileña, en el video que nos ha enviado y ha colgado en Youtube (https://m.youtube.com/watch?v=xYU_TXoEgvM&feature=youtu.be)

 

Otro problema que encuentran los padres afectados a la hora de organizarse es el de la manipulación de sus agrupaciones y Redes Sociales por “Agentes” que se infiltran en ellas para sembrar la discordia y el desánimo, así como para boicotear sistemáticamente sus iniciativas al organizar sus actos de protesta. Hay infiltrados que, disfrazados de “Voluntarios Filantrópicos”, sabotean a los afectados que emprenden cualquier iniciativa. Sirva como ejemplo el caso de Victoriano Fernández (http://vegamediapress.com/not/13336/con-el-lobo-en-el-corral/) que, a pesar de no padecer ningún problema debido a la actuación irregular de Asuntos Sociales, lidera la Asociación Familias del Siglo XXI desde donde dedica mucho tiempo y esfuerzo a conseguir el liderazgo de los padres afectados por tutelajes abusivos en Madrid. Pero cuando una persona realmente afectada, como la ya citada Marina García, intentó organizar en la puerta de Menores una concentración el día 10-10-17, para que coincidiera con otras que iban a celebrarse en Barcelona y Sevilla, Victoriano convocó otra para el mismo día en otro punto de Madrid, a la que atrajo a la mayoría de los afectados a través de las redes sociales. Esta misma maniobra resultaba ser repetición de otras anteriores en las que el mismo Victoriano les había terminado engañando, haciendo que la prensa divulgase la concentración como una protesta contra la Violencia de Género en los medios que trajo, en vez de contra el abuso en las tutelas de menores. https://youtu.be/Liuh-rTVw7E

 

Este tipo de saboteadores se valen de la ayuda de “Padres con Síndrome de Estocolmo” que, a cambio de recuperar a sus hijos, recibir subvenciones y hasta colaborar en el negocio licitando nuevas casas de acogida concertadas, se han adueñado de la dirección de las asociaciones de afectados más conocidas. Resulta difícil creer que la coordinación tan perfecta que existe entre los “Filántropos” y los “Estocolmos” de toda la Geografía Nacional sea fruto del la casualidad. Más bien, sus actividades nos recuerdan a las estrategias clásicas de las Policías Políticas de los regímenes oligárquicos y dictatoriales de toda la vida.

 

Urge que el Estado Español, por dignidad, humanidad e higiene democrática, se apresure a investigar y poner en claro todas las irregularidades que rodean Menores y, no solo ponen continuamente en duda su honorabilidad, sino que parecen apuntar a que se haya convertido en lo que podría ser calificado como una autentica red de tráfico de niños.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 1 de noviembre de 2017 a las 11:25
Carmen Gomez
Deberíamos hacer asociaciones para apadrinar a los niños de las instituciones y no permitir que los demonios los roben es una cosa tremenda que esto pase la idea no es mía es de una mujer muy valiente que esta intentando que la verdad de nuestra corrompida y demoníaca sociedad salga a la luz Pilar Baselga

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress