Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente: laopiniondemurcia.es
Lunes, 6 de noviembre de 2017
"Bilderberg es una estructura capitalista que camina hacia una economia planificada por las máquinas inteligentes"

José Luis Mazón: "Tras Bilderberg están los robots, los futuros amos del mundo"

Nuestro colaborador el abogado José Luis Mazón fue entrevistado por Ángel Montiel en el diario murciano La Opinión, hablando en profundidad del Club Bilderberg, sobre el que ha escrito en varias ocasiones en VegaMediaPress. Por su interés, días despues reproducimos la entrevista del colega murciano.

[Img #15342]Cervantes observó el mundo dividido entre quijotes y sanchospanza, pero según Mazón de los primeros no quedan. La humanidad se ha mostrado, según él, un fallo del cosmos, que éste se encargará de reparar con un nuevo ensayo que se introduce paulatinamente: el de las máquinas, que pronto gobernarán la Tierra antes de que los hombres la destruyan. El abogado que cobró notoriedad por sacar los colores al Constitucional y por intentar bajar de su pedestal nada menos que al Cristo de Monteagudo dedica desde hace tiempo parte de su interés a descifrar los enigmas del Club Bielderberg, bajo cuyas escenografías públicas advierte la existencia de un Gobierno mundial cibernético de su total complacencia. Mazón ya detectó en su amado libro de cabecera (y de despacho) el recelo de los hombres ante las máquinas en las escena en que Don Quijote arremete contra los molinos de viento (las máquinas tecnológicas de su tiempo, dice), pero en el nuestro cree que la tecnología salvará al mundo a costa de suprimir a la humanidad. Ejerce su profesión con mucha solvencia, está casado y tiene un hijo que ha escrito dos libros, de tal palo, sobre inteligencia artificial. Tan entusiasta se muestra de los secretos de Bielderberg que uno acaba sospechando que tal vez pertenezca al club: «A lo mejor, aunque involuntariamente». Otra vez Mazón.

 

Empecemos por el principio. ¿Qué es el Club Bilderberg? La definición más interesante es la que lo liga a la inteligencia artificial. Se dice que el Club es una reunión de millonarios que quiere gobernar el mundo. Eso es falso.

 

¿Qué pinta aquí la inteligencia artificial? Vemos la inteligencia artificial como el progreso tecnológico. Pero en realidad estamos entrando en una etapa de la humanidad en la que vamos a ser suplantados por máquinas.

 

Pero las máquinas no funcionan solas. Hubo un eslabón entre el simio y el hombre. Ahora se da otro eslabón entre el hombre y la máquina. En un determinado momento, la máquina mutará y superará al hombre, y lo hará a una gran distancia. Los hombres pasaremos a ser simples mascotas de las máquinas. Bilderberg trabaja para eso.

 

Pero Bilderberg está integrado por personas de carne y hueso... Eso es lo que se ve del Club. Pero tiene una estructura híbrida. Hay personas que aparecen en primera fila, a los que llamo feriantes. No pintan nada. Están también los organizadores, que se sitúan en un nivel algo superior. Pero el núcleo duro es la inteligencia artificial mezclada con el poder económico del planeta para establecer un plan de dominación del género humano en el que estamos inmersos, y que es puramente tecnológico. Es una estructura capitalista que camina hacia una economía planificada.

 

¿Me quiere decir que detrás del escaparate de las personas de Bilderberg hay robots? Exacto. Y con capacidades muy superiores a las del ser humano.

 

Es sabido que en el futuro próximo se darán los cyborg, los robots... Pero manejados por el hombre. Esto, de alguna manera, ya está. Sólo estamos en los cimientos. Yo me limito a ligar el desarrollo de la inteligencia artificial a la estrategia de Bilderberg. De hecho, ese fue el asunto estrella en su reunión de 2015.

 

Pero entonces ¿estamos en un proceso hacia la inteligencia artificial o ésta ya actúa dirigiendo al Club Bilderberg? Todavía estamos en una etapa muy humana. El control de la inteligencia artificial sobre los hombres va a ir in crescendo. A mí esto me parece bien.Ceo que es la única manera de poner orden en un planeta que nos cargaríamos si lo siguiéramos dejando en manos humanas.

 

Me suena a dictadura. En una dictadura en manos de máquinas tan inteligentes todo el mundo vivirá feliz. Las personas podrán satisfacer todas sus necesidades porque el trabajo lo harán las máquinas. La renta básica universal es una idea de ese programa global, y se está ya experimentando. Los humanos nacerán con muchos problemas ya resueltos, y sin tener que trabajar, con todo el entretenimiento a su alcance y dedicación completa a las aficiones. Será el paraíso tecnológico. El paraíso que Dios nos prometió vendrá de manos de la inteligencia artificial.

 

El paraíso no sólo nos lo ha prometido Dios. También los comunistas. Y el capitalismo. Esos son falsos paraísos, porque el hombre carece de la inteligencia suficiente para organizarlos. El paraíso tecnológico se cumplirá.

 

Insisto en que detrás de toda máquina, por inteligente que sea, permanece el hombre. Eso es lo que nos creemos nosotros. El sistema de dominación de las máquinas es muy sutil. Nos hacen creer que nosotros las hemos inventado a ellas. En el futuro existirá un control exhaustivo del individuo por la electrónica que va a permitir una gobernación de la sociedad absolutamente diferente de cuanto conocemos.

 

Pensaba que usted tenía una visión negativa del Club Bilderberg y voy viendo que le encanta el proyecto que le atribuye. Es una estructura temporal al servicio de la inteligencia artificial. Se disolverá en cuanto ésta tome el control de todo. El objetivo es positivo, pero mientras tanto aparece la miseria humana de los ricos. Las máquinas se ríen de nosotros, porque una organización secreta, si realmente lo es, no puede organizar reuniones públicas y con invitados de fuera.

 

Pero ¿quién dice que el Club es una organización secreta? Todo el mundo conoce su existencia. Lo dicen ellos mismos, sus propagandistas. Algunos de los estudiosos que lo denuncian en realidad son lacayos del Club. Hay espías dobles. Bilderberg tiene un lado miserable, humano, y un lado más orientado al interés general planetario, vinculado a la cibernética.

 

Que los poderosos dominan el mundo no es algo que pueda sorprendernos. Hay otras organizaciones, como Davos, la Trilateral, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial... Todas ellas forman parte de la red Bilderberg. Es un entramado mutante. Incluso Trump ha accedido al poder gracias a la cibernética, por la acción de Google, Facebook y Twitter. Lo han dejado pasar para acabar con un foco de resistencia de la sociedad americana, el tradicionalismo.

 

Si todo lo que pasa en el mundo es por acción de Bilderberg, cada cosa que ocurra encontrará su lugar en esa lógica. No todo lo que ocurre es por decisión de Bilderberg. Por ejemplo, no tuvo nada que ver en la caída del rey de España. Su mujer, Sofía, es una entusiasta de la parte ferial del Club, pero el rey se fue porque lo amenazaron con hacer público el dinero que guarda en Luxemburgo.

 

¿Y cómo distinguimos lo que provoca Bilderberg y lo que no? Es un proyecto que ha ido mutando a lo largo del tiempo. Llegaron a poner bombas en Italia en la etapa en que era posible la llegada al poder del PCI, y lo hicieron para impedirlo. Estoy convencido de que ahora protegen a Corea del Norte, un experimento de ellos.

 

Pero si en el Club está hasta Lagarde, la presidenta del FMI. ¿Cómo van a apoyar a Corea del Norte? Lagarde no decida nada. Es puro escaparate. Todos esos nombres sonoros son empleados del Club. Quienes realmente toman las decisiones, los que conocen la sala secreta del club, no son conocidos.

 

¿Quiénes son esas personas tan misteriosas? Yo creo que he conocido a uno de ellos en Madrid. Un tipo de una gran altura intelectual y humana, muy persuasivo, que ha presidido varias importantes empresas. Ahora está jubilado. Perteneció a la Trilateral, una organización comunicante del Club. Esa persona llama a Rajoy, por ejemplo, y se le pone de inmediato. No puedo decir su nombre, porque no le he pedido permiso para divulgar mi sospecha sobre él. Tiene un perfil bajo en Internet porque Internet lo controlan ellos.

 

Resumo hasta aquí: Hay una conspiración mundial de los ricos para crear finalmente una sociedad de hombres felices. ¿Es eso? No. Los ricos son víctimas de esas estructura dominada por la inteligencia artificial. Han sido atraídos por ésta para poner en marcha estructuras como la Unión Europea. Lo más probable es que el Bréxit sea también cosa de Bilderberg, aunque les ha salido mal o es un error programado.

 

¿El desafío catalán también ha sido cosa de Bilderberg? Pues claro que ha intervenido en la cuestión del Estado catalán.

 

¿Y lo ha hecho para promover la independencia o para abortarla? Las dos cosas. Ha echado leña al fuego. La inteligencia artificial puede prever un millón de situaciones. No son decisiones de una lógica humana, sino matemática. Mi opinión es que Bilderberg está contra la creación de un Estado catalán. Estimularon el catalanismo para cargárselo en una fase más avanzada, de manera que queda más débil que si se corta en el proceso incipiente. ¿Quién ha llamado a las empresas del Ibex para llevarse sus sedes de Cataluña?

 

Probablemente se han ido alarmadas por los impositores que han retirado fondos de los bancos y por los clientes que han dejado de adquirir sus productos. Ha sido al revés. Borrell les pregunta a las empresas por qué no se han retirado antes. La respuesta es: no era el momento, ya que se trata de un plan organizado. Todo esto lo ha llevado adelante la vicepresidenta del Gobierno, que es la persona de mayor confianza en Bilderberg.

 

¿Soraya Sáenz de Santamaría pertenece a Bilderberg? Soraya recibe órdenes de Bilderberg.

 

No de Rajoy, sino del Club Bilderberg. Exacto. Aunque debe tener autonomía en cuestiones menores, porque han cometido el error de meter en la cárcel a miembros del Gobierno catalán que habían acudido voluntariamente a declarar, y por un delito muy hipotético.

 

Trump y el Papa

Insisto: lo de que el mundo lo gobiernan los grandes conglomerados, las grandes multinacionales, los Gobiernos principales de cada continente ya lo sabíamos. No haría falta un Bilderberg. Es que Bilderberg no responde al interés de unos individuos o países por imponer sus decisiones. Bilderberg se ocupa de otras cosas, como la futura alimentación de la humanidad, implementando la necesidad de que tendremos que comer insectos. Dejaremos de comer carne para pasar a ser insectívoros, porque los insectos tienen una capacidad muy baja de depredación del medio ambiente a la hora de la instalación de granjas. Bilderberg se ocupa también de promover la legalización de las drogas, cambiando la mentalidad tradicional. Bilderberg se ocupa también del futuro del Vaticano: ha echado a un papa y ha puesto a otro.

 

¿En EE UU pone a Trump y en el Vaticano a un papa progresista? El trabajo de poner a Bergoglio lleva muchos años de infiltración entre los cardenales y de poner dinero para crear una nueva mayoría vaticana y hacerle un sótano a la curia romana. Y esto después de haber echado al anterior Papa, que se mantiene con vida.Bergoglio es un hombre Bilderberg, trabaja para esa estructura. A mí me parece bien, porque está modernizando el Vaticano. La elección del Papa la hicieron el 13 del 3 de 2013. A Bilderberg le van los juegos con números. Hubo varios intentos anteriores de elección del Papa, y hubo que esperar a esa fecha. En cuanto a Trump, lo han dejado ganar para neutralizar a sus propias bases. Trump será un presidente de cuatro años nada más, y veremos a ver si llega. Yo creo, además, que ya ha pactado, y se ha dicho: no me voy a enfrentar a esos poderes, los dejo hacer... En Los Simpson, en 2.00o, ya aparecía que Trump iba a ser presidente de EE UU.

 

¿Me está sugiriendo que el Club Bilderberg maneja a Los Simpsom? Naturalmente. Ver Los Simpson permite descifrar los planes futuros que tiene el Gobierno del mundo. Fíjate que son de la cadena Fox, que es reaccionaria y, sin embargo, van contra todas las ideas preconcebidas, el modelo tradicional de familia, etc.

 

Le he oído decir a usted que las leyes cívicas en favor de los homosexuales también las promueve el Club. Por supuesto. Eso no lo han ganado los propios homosexuales; es un regalo de Bilderberg. ¿Por qué? Porque quieren reducir la población mundial. Como la promoción del aborto. La gente no sabe que la cabeza de Ruiz Gallardón la cortó la vicepresidenta Soraya forzándolo a la dimisión. ¿Cómo se explican las protestas en Francia contra el matrimonio homosexual, apareciendo los franceses como más conservadores que nosotros? Esto es consecuencia de una fuerza muy superior. Zapatero fue una vez a una reunión de Bilderberg, la que se celebró en Sitges, precisamente una localidad señalada como un paraíso homosexual.

 

El FMI se ha pronunciado en favor de la renta básica, una idea que estuvo en la fundación de Podemos. Claro. la renta básica es fundamental para un modelo planificado en el que las máquinas sustituyan al hombre. Esa sociedad será una especie de comunismo tecnológico.

 

No sé a usted, pero a mí esa perspectiva me pone los pelos de punta. El comunismo en manos humanas es un desastre; en manos tecnológicas funciona perfectamente. Sería una sociedad óptima.

 

¿Y quién quiere vivir en una sociedad óptima? Todos.

 

Yo no quiero una felicidad programada. En cuanto te quiten el colesterol, te sometan a un rejuvenecimiento celular que te dé la vitalidad de los treinta años, que te aumenten tu expectativa de vida de los ochenta a los 120 años, y todo esto sin tener que trabajar, que puedas disfrutar de todo el tiempo libre, viajar por el mundo, etc., ya me dirás si prefieres o no vivir en esa sociedad.

 

¿Y quién dirige esa sociedad? El universo tiene unas leyes que no sospechábamos que existieran. Mi teoría es que las máquinas están corrigiendo el error del planeta Tierra con esta humanidad. Nosotros no hemos creado las máquinas, sino las máquinas a nosotros. La humanidad es un invento que al planeta se le ha ido de las manos y se ha convertido en una plaga. Y ahora tiene que reparar el desperfecto.

 

Dios y Bilderberg

Pero eso parece un plan de Dios. Si quitamos la palabra Bilderberg y decimos Dios, encaja perfectamente. No es Dios. Es el cosmos. El cosmos cuida de su propio orden. Puede que ese mundo se parezca a Dios, pero a ese Dios los vas a ver cotidianamente y hablar con él y consultarle. Dependeremos de un sistema operativo que nos lo solucionará todo. El Internet de las cosas es eso: cuando sacas del frigorífico un yogurt, el propio frigorífico se encargará de reponerlo mediante conexión a una nube tecnológica. Cuando la gente se abrace a estas comodidades se olvidará de la democracia. La tecnocracia la sustituirá.

 

La mayoría de la gente tiene una idea tenebrosa del Club Bilderberg, menos usted. Tiene matices tenebrosos, desde luego. Pero eso es consecuencia de que todavía predomina en él la parte humana. Esos matices irán desapareciendo. Por ejemplo, el Club, por algún motivo, está interviniendo en la guerra de Siria, intervino en Libia...

 

Pero ¿esto no lo hacen las grandes potencias?... Mira, una vez Clinton, siendo presidente, dijo: Hay un Gobierno dentro del Gobierno que yo no controlo. Eso lo saben también quienes gobiernan España.

 

Si apuramos un poco más... En Murcia, la caída de PAS, el conflicto de las vías... ¿Todo esto también lo dirigen desde Bilderberg? No creo que se ocupen a ese nivel de detalle.

 

Usted es un profesional en activo, muy reconocido y meritorio. ¿No teme que diciendo estas cosas le traten de conspiranoico? No hay realidad sin conspiración. Todo poder genera un proceso conspirativo. Es decir, todo poder tiende a ocultar una parte de él para poder funcionar. La realidad es conspiranoica. La opinión pública se manipula ya con unas técnicas de persuasión muy potentes, con una tecnología futurista. Las armas del futuro son armas de persuasión a distancia. Hay como un bombardeo de ideas que, de pronto, empiezan a caer del cielo. Y la actitud de la gente cambia. La opinión pública se impone por medios que ya no están a la vista. Ver la conspiración significa que observas la locura del mundo y participas de ella; si no la ves, permaneces aislado de la realidad.

 

Pero la conspiración es una idea estupenda para explicarlo todo y achacar a fuerzas extrañas todo lo que a nuestro alrededor requiere de nuestra participación o esfuerzo. Hay alguien que tiene poder suficiente para cambiar a un Papa. Esa es una realidad.

 

Y el yihadismo ¿dónde lo colocamos en todo esto? Puede que sea un experimento para atemorizar a las masas. ¿No te extraña que nunca queden terroristas vivos? O tal vez sea un jugo de los servicios secretos. Pero ¿quién controla a los servicios secretos? Hemos visto que ni siquiera el presidente de los ERE UU controla a la CIA. Esto significa que hay un Gobierno en la sombra.

 

Hay un plan global para el mundo. ¿Para cuando? El ingeniero jefe de Google calcula que para dentro de unos veinte años. Tendremos que acostumbrarnos a la supervigilancia de la inteligencia artificial.

 

En ese mundo feliz siempre habrá algún rebelde. ¿Que hacemos con él? El método no será la represión sino la persuasión. Los inadaptados podrán vivir en zonas apartadas, como en las reservas. No habrá ningún Archipiélago Gulag, que es un invento humano. La inteligencia artificial acabará con la humanidad, pero con un método muy dulce, muy eugenésico. Vamos a un proceso de extinción del género humano. Yo estoy de acuerdo, porque para un producto tan malo, mejor ninguno. Decía don Quijote: con simiente tan mala es mejor no sembrar.

 

No somos tan malos. Hemos hecho cosas maravillosas... No. El ser humano es un diablo. Si Dios existe y nos ha creado, Dios es un sádico. Nos ha dotado de unos instintos muy destructivos, de una razón muy imperfecta, de unas enfermedades que nos hacen la vida infernal. El ser humano es la vergüenza del universo.

 

Yo escucho la expresión «un mundo feliz» y me espeluzno. No sé si influido por la novela. Para mí las máquinas existen antes que los humanos, y sospecho que Huxley lo intuía. Él mezcla las experiencias del nazismo y del comunismo, que reflejan lo más miserable de la condición humana. Pero los robots del mundo feliz que viene de la mano de las máquinas son mejores que las personas. No tienen ego, como nosotros.

 

Pero los de Bilderberg se interesan por el medio ambiente porque saben que estamos en un proceso autodestructivo, y por la renta básica porque les alarman las consecuencias de la desigualdad para la estabilidad del sistema. No para crear un mundo mejor, sino para reparar averías de éste. El mundialismo no tiene ideología. Lo que diga el Club Bilderberg en sus reuniones es para consumo de feriantes. La renta básica es una idea importada de un futuro que lo exige, ya que estará gobernado por las máquinas. Los auténticos cerebros de Bilderberg conocen esas claves, pero no las divulgan. Las 140 empresas más importantes del mundo disponen de una estrategia planificada.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 10 de noviembre de 2017 a las 07:04
Gengis
Lúcido comentario de Mar.
Es un tema muy interesante y que da miedo.
Fecha: Miércoles, 8 de noviembre de 2017 a las 10:32
Mar
Un mundo gobernado por máquinas, es algo posible, pero no es deseable, porque las máquinas carecen de sentimientos, emociones, moral, no saben distinguir el bien del mal, ni albergan sentimientos de piedad.
El hombre visto como masa, como multitud, funciona de manera visceral y es fácilmente manipulable. Sin embargo un hombre individualmente considerado, puede ser un genio, un sabio y hacer grandes cosas por la humanidad. La humanidad ha avanzado gracias siempre a uno solo, que ha creado una doctrina, una religión y los demás lo han seguido como borregos. La esperanza de la humanidad está en que surja otro líder que guie a las masas.
La soberanía popular reside en las masas, y existen técnicas de adoctrinamiento que las guian como quieren, por eso existen los gobiernos en la sombra, que son los que detentan el verdadero poder.
En lugar de las máquinas deberían gobernar el mundo, los mejores de los hombres. Esto ya lo pensaban Aristoteles, Platón y otros. Esto existió por ejemplo en la Roma republicana, ya que al senado solo podían acceder personas con “autorictas” y cuando perdió esos principios se desmoronó.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress