Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Mariano Pérez Abad.
Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Los cuentos del Pity-Power

Manifestación “POR LOS NIÑOS” en Madrid: la Ideología de Género era la causa de nuestros problemas

[Img #15385]Al igual que le ocurre a una enorme cantidad de divorciados/as de este País, yo mismo he sufrido injusticias que han provocado la alienación parental de 4 de mis 5 hijos, me han llevado a la exclusión económica y me han hecho víctima de denuncia falsa por violencia de género.

 

Entré al activismo contra esta lacra social escribiendo historias de casos reales en este Diario, el Vegamedia Press, en el que he impulsado una nueva sección a la que llamamos EUGEN, que significa “el buen género”, porque teníamos la impresión de que la Ideología de Género era la causa de nuestros problemas.

 

Al principio me centraba más en mi propia problemática: la de los padres divorciados. Poco a poco fueron apareciendo casos en los que se iba mezclando otras clases de injusticia que parecían tener el mismo origen, como son el secuestro parental internacional, denuncias falsas, presos políticos de Género, la problemática de las segundas parejas, de los abuelos, casos de alienación parental hacia las madres, etc.

 

Al iniciar esta aventura literaria no podía sospechar que mi caso personal pudiese tener nada que ver con el drama de una familia a la que la Administración le ha sustraído injustificadamente a los hijos. Sin embargo, cerca de mi ciudad de Murcia, encontré una madre que se sentía destrozada por la injusticia con la que se le había arrebatado a su hijo en el mismo Juzgado que me había quitado a mí el trabajo, el patrimonio y los hijos. Alrededor de toda nuestra catástrofe personal, tanto la suya como la mía, se había generado toda una serie de beneficios para el mismo grupo de individuos relacionados con la Justicia y los Asuntos Sociales.

 

Así metí a este Diario en el tema del tutelaje abusivo de menores, aun sabiendo que podíamos poner en riesgo de nuestra propia seguridad jurídica, pues estábamos poniendo al descubierto irregularidades cometidas por funcionarios judiciales en activo. Quedamos tan impresionados por la terrible crueldad de esta injusticia en particular, que le hemos dedicado toda una serie de publicaciones en la que se expone casos escalofriantes.

 

Lo que tenían en común todos los casos, tanto en los divorcios como en las tutelas, era que el aparataje institucional destinado a solucionar los problemas familiares, lo que había hecho en realidad había sido todo lo contrario. Tomando esto como ejemplo, se entiende perfectamente que todos los tipos de víctimas de estas malas prácticas, seamos hombres o mujeres, formamos un solo colectivo y que lo que nos mata a todos es, en realidad, la gran red de corrupción que existe dentro de las Instituciones de Mediación Familiar del Estado. El papel de la ideología de Género aquí no es más que el de proporcionar la fachada que se encarga de proteger ese negocio mafioso.

 

Así es como se entiende que muchas organizaciones feministas radicales actúen como sicarios al servicio de esas mafias, a cambio de las subvenciones económicas que les proporcionan desde dentro de las Instituciones del Estado en las que anidan. Sus Asociaciones, disfrazadas de representantes de víctimas, se infiltran entre nosotros y se encargan de frenar nuestras protestas y acallar nuestra voz ante la opinión pública, dividiéndonos y enfrentándonos a unos contra otros. En esta ocasión, fue Marea Turquesa la encargada de difamar a los organizadores de esta manifestación y a los padres de tutelados que habían anunciado su asistencia, para sembrar la confusión y el enfrentamiento entre los afectados.

 

 Pero el pasado domingo 19 de Noviembre dimos un gran paso. Varios grupos de víctimas de diferentes problemas, en concreto Alienación Parental y tutelas abusivas, conseguimos unirnos para manifestarnos juntos en defensa de los niños. Todos protestábamos por el enorme daño que les hacen cuando los separan injustamente de uno de sus padres o de ambos. A veces solo de uno cuando se les utiliza como arma en los divorcios. Otras de ambos, cuando se les declara en desamparo injustificadamente, tan solo para alimentar un monstruoso negocio de residencias de acogida y adopciones. Ese fue el día en el que conseguimos reconocernos y unirnos en un solo colectivo. Ese día ganamos la fuerza que da la unión. Desde ese día estamos un poco más cerca de vencer a esa mafia monstruosa que destroza vidas humanas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 22 de noviembre de 2017 a las 12:57
JUAN JOSE
Efectivamente, la ideología de género es la causa y el cáncer de la familia y de cada persona. Asi se nos puede manejar dulcemente sin oposición x el.Gobierno y las grandes empresas o corporaciones. En realidad un gran Matrix como en la famosa película, con la gran diferencia que ésta es real. Por lo tanto lo único que puede parar esto como.bien dice su autor es con Unión, pero también cpn sólo un poquito de inteligencia diferenciando la paja del grano como muy bien se a mostrado en el artículo. Muchas gracias Juanma por abrirnos a la realidad y no nos quedaremos en Matrix.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress