Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel García Sánchez.
Martes, 2 de enero de 2018
Hace años que llegamos a la conclusión de que el Partido Popular no tiene arreglo

2017, otro año de grandes mentiras

[Img #15454]Hace años que llegamos a la conclusión de que el Partido Popular no tiene arreglo, ya que, como bien dijo la Justicia en su momento, no se trata de un partido político al uso, sino de una banda criminal con ánimo de delinquir, lucrándose y enriqueciendo a sus amiguetes. Por eso, ahora que 2017 llega a su fin, al pasar revista de lo que hecho el gobierno, el balance tiene que ser malo tirando a pésimo, porque no hemos avanzado nada en lo bueno y sí en lo malo, por lo que el estado de esta Región es, a la fuerza, peor que el del 2016. ¿Es posible que siguiendo avanzando como el cangrejo solucionemos los muchos problemas de nuestras gentes? Indudablemente no.

 

Un rápido balance del año que termina nos demuestra que, como siempre, no ha habido nueces pero sí mucho ruido y, aunque se intenta disimular la inacción desde las más altas esferas a toque de fanfarria, la credibilidad del PP es cada vez menor tanto que, en términos matemáticos, tiende a cero. Los sustitutos de Valcárcel y su banda no son nada prometedores en lo que se refiere al ejercicio de un buen gobierno al servicio de todos

 

2016 finalizó con los mismos problemas de siempre por resolver, pero adicionando dos más, uno de ellos bastante grave como es el de la contaminación del Mar Menor; y otro, que ha supuesto la gota que desborda el vaso: el soterramiento de las vías del AVE. Juntar 50.000 ciudadanos defendiendo “el tren por abajo y yo por arriba”, es algo insólito y digno de pasar a los anales de nuestra particular y reciente Historia. Fue un momento digno de atención, porque supuso el fin del matrimonio que ha mantenido esta Región con el Partido Popular.

 

Si 2016 terminaba con el Mar Menor en estado crítico, y cómo no, se nos prometía que en 2017 el problema estaría resuelto, las cosas fueron aparentemente mejor hasta que, el aumento de la temperatura al llegar el tórrido verano, puso de manifiesto la fragilidad de la recuperación de nuestra Laguna. Al mismo tiempo, el problema del soterramiento seguía igual: un día se prometía una cosa, pero al siguiente nos topábamos con la cruda realidad; sólo la presión vecinal, intensa y mantenida en el tiempo, ha abierto la ventana a una posibilidad de solución deseada, al menos hasta que nos vuelvan a engañar.

 

La mala gestión le está pasando factura al PP en todo el país. Así, recientemente, en las elecciones autonómicas del 21-D celebradas en Cataluña, Rajoy y su banda han experimentado un estrepitoso fracaso al pasar de 11 a 4 diputados, dejando a los conservadores en una situación irrelevante en esa Comunidad. Todo apunta a que los populares, al menos en su actual versión, pueden estar tocando fondo. La derecha española empieza a orientar su voto hacia Ciudadanos que, al menos, no es tan casposo ni arrastra tras sí la corrupción como el PP. Una encuesta publicada recientemente en un medio digital, avanza este cambio de líderazgo en la derecha que, en el caso de la Región de Murcia, se puede ver intensificado por el cambio de Ley Electoral aprobado en los albores de esta legislatura.

 

Pero la fiera no descansa, se defiende como “gato panza arriba” y, para ello, se ha dejado caer el mismísimo Rajoy por nuestras tierras ofreciendo “bypases”, aeropuerto funcionando, AVE en condiciones y más. Y es que pasar a la oposición un partido que ha gobernado más de dos décadas, y que tiene cientos de personas colocadas en su administración y aledaños, tiene que ser lo más cercano a una tragedia. Veremos en qué queda todas estas promesas.

 

En Nochevieja, cuando brinde, en primer lugar pediré salud y bienestar para toda la familia y para mí; a continuación, haré lo mismo para mis amigos/as, para terminar solicitando que, cuando proceda, más antes que después, la derechona antisocial y corrupta que nos lleva machacando más de dos décadas, desaparezca de nuestro escenario político, para pasar a ocupar un lugar irrelevante en el rincón de nuestra reciente historia democrática.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress