Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jesús A. Pons
Domingo, 28 de enero de 2018
Las cartas del director

La Ley de Violencia de Género, perversa e injusta

[Img #15553]Hace ya 14 años que se aprobó la marginal, pro-feminista e injusta Ley contra la violencia de género, violencia masculina, por supuesto. Desde ese año, casi dos millones de hombres, en su mayoría por haber nacido varones, han sido conducidos a las dependencias con denuncias falsas y señalados como la gran lacra de la sociedad. Así, algunos, más que inocentes, han perdido el trabajo, los amigos, la familia, y hasta la vida, porque los suicidios de la plebe no se publican en los mass media.

Para ser un maltratador, tan solo hace falta que una mujer te denuncie en ese teléfono exclusivo. En unos minutos, tal vez en segundos, las fuerzas de seguridad detendrán, esposarán y llevarán al calabozo al presunto maltratador, a expensas de lo que diga la justicia. Una vez llegado el divorcio, perderá hasta la camisa, en la mayoría de los casos.

A la inversa, como narran algunos abogados de oficio a esta redacción, la mujer denunciada no será detenida, esposada ni encarcelada. Es más que probable que el hombre presuntamente maltrado sufra los chismes de amigos y vecinos, una de las causas por las que el hombre no denuncia, a pesar de las evidencias de un maltrato psicológico, como poco.

 

No queremos aquí en este artículo criminalizar a la mujer ni santificar al hombre. La lista de mujeres asesinadas en lo que va de año están ahí, y solo cabe el desprecio a esos criminales y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.

Pero las asociaciones, ya muchas, que existen en España porque desaparezca esta Ley inútil, discriminatoria y vejatoria para el hombre lo que piden es equidad. Igualdad. Que los policías, fiscales, jueces, psicólogos, autoridades en fin, tenga el mismo interés por todas las víctimas, sean hombres o mujeres. Eso se llama igualdad y Justicia. Basta ya de denuncias falsas.

 

La primera cuestión de inconstitucionalidad a la Ley de Violencia de Género (de las más de 200 que se llegaron a presentar, algo único en la historia de la democracia española) la planteó en julio de 2005 una mujer, la magistrada de Murcia, María Pozas, al verse en la situación de tener que mandar a un hombre a la cárcel tras discutir con su esposa. La magistrada afirmaba que la imposición de penas distintas en función del sexo del agresor es clarísimamente inconstitucional, sin duda de ningún tipo, porque genera una situación de desigualdad penal por el mero hecho de ser hombre…

Mientras contamos esto, Nicanor Moreno va esposado en un coche policial. Jamás le ha puesto la mano encima... pero su mujer dice que sí. Y solo con eso, su vida está arruinada. También los hombre sufren, y mucho.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress