Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 29 de enero de 2018
ESPECIAL VEGAMEDIAPRESS. 5-F HUELGA DE HAMBRE DE PADRES DE TUTELADOS

La Historia de Inés Muñoz: una familia de acogida que se rebeló contra la perversion del Sistema de Protección de Menores

[Img #15556]El Diario Digital VegamediaPress está decidido a proporcionarle voz a la protesta que un grupo de padres que consideran que la tutela sus hijos les ha sido arrebatada de una forma abusiva e injustificada por las Instituciones del Estado. Dentro de esa línea informativa, queremos prestar este espacio divulgativo para que cada uno de los participantes nos cuente su historia y, con ella, los motivos que les llevan a protagonizar una acción tan drástica y enérgica como una huelga de hambre, a la intemperie y en pleno mes de Febrero en Madrid.

 

Inés Muñoz Llobera. Un hijo de acogida temporal

 

Mi marido y yo decidimos ser Familia Acogedora porque teníamos tiempo, medios y la voluntad de expresar por este cauce nuestro amor por la vida y el Ser Humano. Esta experiencia nos ha llevado a ser activistas y parte del movimiento de denuncia de los abusos de nuestro Sistema de Protección de Menores a nivel nacional y de esta huelga de hambre.

 

El IMAS de Mallorca (Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales) retiró de su familia biológica un bebe de 4 meses que, supuestamente, estaba siendo maltratado por su madre biológica. Nos ofrecimos para ofrecerle “acogida” mientras se realizaban los trámites para que terminase siendo adoptado, en un proceso administrativo que nos pareció bastante sospechoso e irregular. Cuando aceptamos el acogimiento, pusieron en mis brazos un bebe sano, gordito y feliz, en el que resultaba evidente que, tal y como confirmamos después, no había sido maltratado.

 

Progresivamente, fuimos descubriendo la evidencia de que, para la Administración, las familias acogedoras no son más que una herramienta para las retiradas de niños a familias sin recursos. El tiempo y los cuidados que dedicamos a los niños les permite disponer del tiempo suficiente para cumplir los plazos legales y elaborar informes tendenciosos necesarios contra la familia biológica. Poco a poco, nos fuimos llenando de indignación porque habíamos ofrecido nuestro hogar y nuestros corazones para ayudar al niño y no para formar parte de un negocio.

 

Recibimos un bebe de 4 meses que creció sano, feliz, inteligente, amoroso y activo en nuestra familia durante tres años. Creció rodeado de un amor que no dudamos en entregarle, aún a sabiendas que su destino final estaría en otras manos, porque nuestra acogida era de carácter temporal.

 

Mientras lo tuvimos, lo llevábamos periódicamente al IMAS para que lo viese su madre biológica, pero le fueron reduciendo la frecuencia de visitas en el Consell, de una hora a la semana, a cada quince días y posteriormente a una al mes. A diferencia de lo que sucedía con el resto de los padres de tutelados, a ella le permitían entrar al Centro por la puerta principal (la misma que nosotros) porque “era muy pacífica”. Eso nos permitió identificarla y disponer de su contacto, pero aunque nuestros encuentros eran amables, tambien eran tensos y distantes porque la versión que manejábamos de su caso era la que nos habían transmitido los Servicios Sociales.

 

Los técnicos nos decían: “La madre es alcohólica y puede que tome algo más” “No tiene instinto maternal” -¡MENTIRAS!- Luego supimos que, en realidad, le fue arrebatado a su madre por la fuerza, junto a una hermana de 2 años. A la madre tuvo que llevársela una ambulancia.

 

En la actualidad tiene a su otra hija en casa a días alternos gracias al padre de la niña, no de los Servicios Sociales de Mallorca. La madre y sus abuelos habían estado luchando incesantemente sin apenas recursos para recuperar al niño.

 

Su madre acudía a todas las visitas concertadas, sin embargo a los abuelos y tíos no les concedieron el privilegio de tener visitas. A pesar de que tenía un comportamiento amable y tranquilo, le fueron reduciendo las visitas hasta quitárselas por completo.

 

Así es como IMAS rompe los vínculos familiares, primero prohibiendo el contacto con la familia extensa y después reduciendo progresivamente la frecuencia de visitas para la madre. A la madre tan solo le concedieron un total de setenta y tres horas de contacto durante cuatro años con su bebe.

 

Así es como justificaron en los Juzgados que el niño podía ser adoptado, ya que no tenía vínculos afectivos con su madre. Es uno más de los argumentos que se utilizan en la expropiación legalizada de niños.

 

Una vez cumplidos los plazos, rotos los vínculos con la madre y en base a la acumulación de informes negativos contra ella, ya se podía pasar a la siguiente fase: La adopción.

 

En aquel paso, nuestra impresión fue que la elección de la familia a la que se le iba a adjudicar la adopción definitiva se realizaba muy sospechosamente, con criterios “a la carta”, dando prioridad a los candidatos de una posible lista B sobre los que guardaban la lista de espera.Nos resultó evidente que la Administración Española elabora, decide, ejecuta y solo después informa al juez para que confirme automáticamente sus resoluciones.

 

El niño terminó siendo adjudicado a una pareja homosexual. Y para nosotros resulto evidente que SE HABÍA UTILIZADO UN NIÑO PARA BENEFICIAR A UNA FAMILIA Y NO UNA FAMILIA PARA BENEFICIO DEL NIÑO. El resultado inmediato: Estado de shock, pesadillas, miedo… En algún informe se admite que se despertaba por la noche gritando, tenía mal carácter, enuresis,… Sin embargo los técnicos del IMAS aceptaron este shock traumático diciendo: -“Ya se acostumbrará”-“Trauma va a tener de todas maneras” -“Es su destino… (¿sufrir)?” - El niño nunca había sido maltratado, había sido un niño muy feliz y amado, pero tenía unos dueños (el IMAS) y a estos no les importaba hacerle sufrir para traspasarlo.

 

El trato deshumanizado que sufrimos en la separación y el maltrato hacia el niño que percibimos por parte del IMAS, nos empujó a tomar contacto con otras madres y otras familias también desgarradas por el dolor. Además, yo escribo cuentos infantiles y, pensando en aliviar el dolor del niño y en que no volviera a sufrir en el futuro por la pérdida del vínculo con sus innegables raíces (que siempre se verán delatadas por el color de su piel) decidí volver a contactar con su madre para reunir datos sobre los que construir un cuento sobre sus raices para él. Eso me permitió conocer su versión sobre los motivos para que le quitaran a sus hijos (basados en su pobreza) y la crueldad con la se comportaron.

 

Entonces nos fuimos enterando de lo que se esconde detrás de este asunto, de los rumores sobre pagos en “B” por las adopciones (se habla de 50.000 €) y sobre las enormes asignaciones presupuestarias para las empresas y ONGs privadas con las que la Administración concierta los Centros de Acogida. Un grupo de madres de acogida, biológicas y adoptivas, nos organizamos, establecimos una Asociación y tomamos contacto con familias a las que les habían retirado abusivamente la tutela de sus hijos. Esto nos permitió situarnos en nuestro contexto social y darnos cuenta que ningún partido político tenía el valor ni la autoridad suficiente para hacer frente a lo que aparenta ser una RED DE TRÁFICO DE NIÑOS anclada en el tiempo desde las más altas esferas del Poder de nuestro País. Es un negocio que parece anclar sus raices en los famosos “Bebes Robados de los años 60”, con la misma estructura y el mismo objetivo, pero con diferentes nombres y con un marco administrativo y judicial que lo autoriza, forzandola intepretación de la Ley y tergiversandola.

 

Y aquí estamos, preparados para una huelga de hambre por amor al bebé que acogimos y por la promesa que le hicimos: -“VAMOS A SER TU VOZ”- Ahora, su madre también forma parte de nuestra familia y de nuestra lucha.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress