Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Miércoles, 7 de marzo de 2018
PP S.A.

¿Para cuándo el puticlú en el faro de Cabo de Palos?

[Img #15666]De un momento a otro, con nuestras fuerzas vivas vestidas de limpio o de domingo, antes o después de ir a misa, se cometerá el horrendo, irreverencial para toda la sociedad entera, del inútil acto de convertir el faro de Cabo de Palos en un ‘puticlub’ privado con sabor a opus, a incienso y medallón con cordón al uso. 

 

A la chita callando, en el fondo cuatro gatos peladicos peperos, apoyados por uno votos cautivos incondicionales, orillados en su mayoría al lado del miedo incrustado por la tele, con ideología cero patatero y pensamiento solidario nulo, en Cartagena, con la sonrisa complaciente de sus hermanos en acaparamientos y espolios del Pesoe, no han dejado ni van a dejar títere con cabeza; Y, las cabezas que dejen, los pescuezos, serán aquellos para que luzcan gruesos cordones con medallones que le encantaría lucir a cualquier jefe de tribu de los wuana-wuana.

 

El mucho más que centenario Faro de Cabo de Palos, escuela de fareros en su día, suspiro del navegante, está bajo la mirada indecorosa de algunos altos directivos del consejo de administración del Pepé S. A. porque en la incultura de su desconocimiento por fuera de las paradas de un vía crucis para beber agua bendita y que lo vean lo elegante que va, cualquier atisbo de respeto a lo patrimonial de todos, le importa un pijo tres cuartos.

 

De hecho, ya tenemos entre nosotros, en la aséptica sociedad cartagenera trabajando en exclusiva, de ellos, del pepé S.A, gente camuflada en otras actividades cuya labor en realidad se basa simplemente en cobrar unos sueldazo de tres pares. Y su efectividad laboral consiste en ir de despacho en despacho, de comida en comida, de barra en barra, exponiendo el proceso que ya está en marcha, y consolidar que el dicho faro de Cabo de Palos se convierta en un club exquisito; insisto, ante la sonrisa complaciente de un pesoe zombi que vaga por el ayuntamiento.

 

Hablar de la independencia de Cataluña, hincharse las venas patrias a pique de explotar; llenar los balcones de banderas recordando lo cojonudo que es y resulta ser español; pero no echarle cuenta alguna que tenemos incrustadas en nuestra maltratada economía nacional 28 Repúblicas Económicas Independientes, que son las 28 Autoridades Portuarias, que controlan con criterio empresarial español los 46 puertos de importancia que hay en la Península y las Islas que mece la mar.

 

Las Autoridades Portuarias, mismamente con formato gremial, de aquellos gremios con formas laborales medievales que allá por el siglo XIII surgieron del seno de las cofradías, después se necesitó que llegara el Trienio Liberal para que la sociedad española cayera en la cuenta que los gremios iban en contra de la competitividad social; en contra del libre comercio, y de la justicia social que requiere una sociedad democrática y moderna.

 

Tuvo que ser, por empuje de la llamada Ilustración, en años de la regencia de Isabel II, cuando se abolieron los gremios con el consiguiente costo social, porque una vez más, la España del casino y la sacristía fue a defender las cosas de los suyos y se olvidó del conjunto del paisanaje; y eso, al corto plazo ya se nota que jode mucho.

 

Si dicen que el Estado, España, no se puede romper; si dicen que tiene que haber un cajón económico en conjunto para todos; si los apartijos económicos huelen muy mal, incluso a mafia ¿Cómo es posible que un país que ha sufrido tanto los egoísmos sectarios, está tan tranquilo viendo como el dinero se moja, se hace agua, en los puertos españoles y nadie dice nada?

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress