Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 27 de abril de 2018

La Manada: ¿Qué diferencia hay entre abuso sexual y violación?

[Img #16023]La defensa pedía la absolución y la Fiscalía pedía una sentencia de 22 años de cárcel por violación. El tribunal del caso de La Manada se ha decantado por el termino medio, una sentencia que condena a los cinco acusados a nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento a una joven durante los Sanfermines de 2016.

 

El delito de abuso sexual consiste, según el Código Penal, en acceder al cuerpo de otra persona sin consentimiento pero sin violencia física. Es lo que ocurre sobre los menores de edad, que no pueden prestar por ello ese consentimiento; con las personas con algún tipo de incapacidad y con aquellas que están bebidas o drogadas y que por tanto, no están en condiciones de autorizar esa actividad sexual.

 

La Manada

 

El delito de abuso sexual consiste en acceder al cuerpo de otra persona sin consentimiento y sin violencia física

 

“Es violación, no es abuso”, gritaban centenares de personas congregadas a las puertas de la Audiencia de Navarra tras el fallo judicial. Muchos de los presentes exhibían manos rojas, símbolo contra las agresiones sexistas, expresando su disconformidad con el fallo y repitiendo la consigna de “yo si te creo”.

 

Según la Asociación de Mujeres Juristas Themis, “la regulación en el Código Penal es muy farragosa” y este delito a veces se solapa con los de acoso sexual o agresión sexual. Las penas, además, tienen también una horquilla “muy amplia” en función de la situación de la víctima, de la gravedad del hecho y de otras circunstancias como su relación con el agresor, si la había.

 

Según la Asociación de Mujeres Juristas Themis, “la regulación en el Código Penal es muy farragosa”

 

Para las víctimas, sin embargo, no hay tanta diferencia. Según Yolanda Mateo, psicóloga de la Federación de Mujeres Progresistas, al final “se trata de delitos que dañan un aspecto muy íntimo de la persona” y que dejan secuelas de todo tipo, especialmente sobre la seguridad en uno mismo y la confianza en los demás.

 

La sentencia de la Audiencia de Navarra considera que los acusados, que llevan dos años en prisión preventiva, actuaron con “prevalimiento”, lo que indica que los autores del delito se aprovecharon de una concreta y especial situación de superioridad, confianza, prestigio o potestad con respecto a la víctima para poder cometer con éxito el acto criminal, según el Código Penal.

 

La sentencia considera que los acusados, que llevan dos años en prisión preventiva, actuaron con “prevalimiento”

 

”Hay una correlación entre el tipo de abuso y el tipo de secuela pero hay muchas variables que influyen, como las propias características de la persona y sus recursos psicológicos, la frecuencia y gravedad del abuso, el nivel de violencia física o psicológica que tenga, y sobre todo, la relación que exista con el agresor. Por ejemplo, en niños, el mayor daño es si lo comete el padre o padrastro, una figura primaria de apego con la que existe una relación de cuidado y dependencia”, explica Mateo.

 

En este sentido, incide en la importancia del entorno porque para la recuperación de las víctimas de delitos contra la libertad sexual, “es vital poder contarlo y recibir una respuesta adecuada de personas significativas”, como puede ser una madre en el caso de los niños o un responsable en un ambiente de trabajo. “Si ella dice lo que ocurre y nadie toma medidas, dar el paso ha sido en vano. Eso es devastador, puede ser incluso más traumatizante que la agresión en sí”, apunta.

 

”El descrédito instantáneo que se hace de esas mujeres, la puesta en duda de sus declaraciones, el comentario de ‘y por qué lo cuentan ahora’ o ‘de qué sirve que lo hagan’, la justificación de lo que les sucedió como, tras un caso en Sanfermines, había quien preguntaba qué hacía esa chica sola de madrugada, es el obstáculo fundamental”, sentencia la experta.

 

El “prevalimiento” determina que los autores del delito se aprovecharon de una situación de superioridad respecto a la víctima

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress