Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 3 de mayo de 2018
tendrá que realizar 56 días de trabajos a la comunidad

Condenado por agredir a su pareja tras pedirle ella que subiera el volumen de la tele

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso de un vecino de Archena que fue condenado por un Juzgado de lo Penal a 56 días de trabajos en beneficio de la comunidad por agredir a su pareja por el simple hecho de que esta, tras ofrecerle un vaso de leche, le pidió que subiera el volumen del televisor.

 

La reacción del acusado, según se recogía en el relato de hechos probados fijados por el juez, "fue la de cogerla fuertemente por el cuello con las dos manos y decirle que ella no tenía derecho a opinar, porque esa era su casa, y que se cuidara o la mataba".

 

Los hechos, que se produjeron el 3 de octubre de 2017, se desarrollaron "en una actitud enfurecida y de dominación por parte del acusado, que lo hizo también con intención de atentar contra la integridad física de su pareja".

 

La sentencia, que incluía también una orden de alejamiento en virtud de la cual el acusado no podrá acercarse a menos de 200 metros de su compañera en los próximos dos años, señaló que esta sufrió lesiones que tardaron en curar cuatro días.

 

En su recurso, el condenado expuso, entre otras consideraciones, que había existido un error en la valoración de la prueba y que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia.

 

También alegó que no se habían tenido en cuenta la enemistad previa existente entre los miembros de la pareja, sin que existieran elementos periféricos que pudieran corroborar la versión ofrecida por la denunciante.

 

La Sala discrepa de esas apreciaciones y comenta que el juicio contó con pruebas de cargo suficientes sobre las que basar la sentencia condenatoria.

 

Y añade que la declaración de la víctima fue clara y coherente en todo momento, por lo que no hay razón para dudar de la misma.

 

El tribunal indica así mismo que las pruebas fueron "contundentes", sin que el apelante haya facilitado explicación alguna sobre las lesiones que presentaba aquella.

 

Y concluye que "el propio contenido de las amenazas recogidas en el relato de hechos probados y el motivo por el que fueron vertidas evidencian la intención del acusado de imponer, de forma violenta, su voluntad sobre su pareja".

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress