Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Martes, 5 de junio de 2018
Lo dice Juan Eladio Palmis

Ea, ea, ea, el ex Delegado del ex Gobierno en la cortijá murciana, se cabrea

[Img #16256]Para muchos millones de españoles, los que nos llaman los buenos, los que se duchan y visten con cuidadosos aperos, la canalla española, es un placer escribir lo de ex – delegado del ex –gobierno, decirles adiós sin derramar una lagrimica de pena, sino, al contrario.

 

Y puede que todo porque el tronco de un árbol necesita las ramas para aportar savia; pero el árbol que las tiene o las tuvo, caso de la cortijá murciana para que soplen y hagan ruido y lleguen a acojonar en las noches oscuras a los caminantes solitarios, no forman parte del bosque español deseado por muchos de los que vivimos en este país.

 

La rama del ex – gobierno central del ya ex – delegado del ex –gobierno (da gusto escribir lo de ex) de esta España pacífica que parece que no le guste que lo esté a gente que, como el ex – delegado del ex – gobierno en la cortijá murciana que le gusta dar miedo, está en la fase tremendamente bonita de ver como gente habladora, que se cabrean cuando dejan de llevar la voz y el mazo cantante, en algo que entienden que es suyo; que por ponerse un traje y una corbata y decir que se le saltan las lágrimas cuando pronuncian las palabras unidad y España, o, arriba y España, está todo solucionado, tendrán que irse a sus cuarteles de invierno, que esperemos que sean de ida sin vuelta a la actividad política moderna que exige moderación y templanza, y acabar de una vez con amenazas de roturas patrias y porrazos a vecinos que opinen de forma diferente.

 

 

Si el ex -gobierno central, si el tronco se ha sentido feliz y contento con gente del estilo del que ya es ex delegado del ex -gobierno en la cortijá murciana, pues mejor que mejor que se vayan, porque un centro de poder social como es una Delegación del Gobierno en provincias, debe de ser un lugar donde, precisamente por la proximidad a los vecinos, sea un centro de diálogo constructivo social, alejado de porras de guardias y órdenes de tiempos pretéritos que nos han llevado años y años con las albarcas rotas y las boca tapadas con trapos sucios que no podíamos lavarlos.

 

En política, suele abundar y existir el tipo de personas que cuando alcanzan un grado de poder en la sociedad, se conjuran para perpetuarse; y la mañana que se levantan de la cama y la cruda realidad les indica que en política se podrán tener, por un sinvergonzonería a la española un retiro dorado en lo económico cuando te echan del cargo, pero todavía no se ha inventando el país donde todos los políticos que les gusta su sillón, tengan una copia fiel y puedan vivir sentados en un mundo de cartón piedra donde  puedan seguir mandando.

 

El epicentro de todo para esa clase de políticos que soñaban en la actualidad que por la vía de la derecha cabía la posibilidad de que el Rajoy de los cuarenta años los podía llevar a un destino en lo universal, y que machaconamente hemos tenido que escuchar que así era para nuestra hermosa suerte, la mecánica habitual democrática parlamentaria está decantando, ha decantado con un poder maravilloso que España es constitucional y pacífica, y quiere vivir en paz, y que hay gente que solo acepta la democracia siempre que ellos estén en el poder el tiempo que les dé la gana, por primera vez en nuestra larga historia no ha pasado así, y el miedo ha sido superado.

 

 

Y claro, en el caso concreto del ex delegado del ex – gobierno de la cortijá de murciana que se marcha y muchos, muchísimos, no vamos a derramar una lagrimica por su marcha, aunque se vaya cabreado, es un premio añadido a los muchos premios sociales que esperamos siendo gobernados por políticos y no por padres y madres patrios, que son tan buenos como las Carmelitas cuando nos llevan de excursión y no nos dan repiscos.

 

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress