[Img #16263]Está jubilado. Tiene ganas de pelea. Eso sí, no espere verle en la batalla de los pensionistas: la guerra de Juan Chicharro Ortega, general de división retirado y presidente en activo de la Fundación Francisco Franco, se enfoca contra la izquierda en general y, ahora, contra el inesperado gobierno de Pedro Sánchez en particular. El presidente de la única entidad legal de Europa que reivindica y defiende una dictadura ha dedicado su última producción literaria a arremeter, de lleno y sin anestesia, contra el Ejecutivo del PSOE.

 

Que lo sepa toda España –o quien se atreva a leerle-: “No cabe caer en la desesperanza”. Así titula Chicharro su primer artículo tras la caída en desgracia del gobierno del Partido Popular, ese mismo partido con el que tuvo ascensos en su carrera militar. No en vano, fue el Gobierno de José María Aznar el que en 2003 lo nombró Segundo Jefe de la Comandancia General de la Infantería de Marina, aunque su biografía también añade una distinción con firma socialista: en 2005, el ministro de Defensa en el Gobierno del PSOE, José Bono, le entregó la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Además, Chicharro se desempeñó como Ayudante de Campo del Rey Juan Carlos de Borbón.

 

Ya apartado de la vida militar, ahora dedica todas sus fuerzas a liderar la Fundación Franco. Ha sido precisamente a través de su página web –y de las redes sociales- desde donde ha lanzado su catastrófica lectura sobre la llegada del gobierno de Sánchez tras la moción de censura contra Rajoy. “Sí, reina el desánimo en el ambiente general. La llegada al poder del Sr. Sanchez ha sembrado de inquietud a muchos españoles; no sólo por lo que significa su programa -si es que lo tiene- sino sobre todo por la calidad de los apoyos que ha tenido para llegar a la Moncloa: un conglomerado de grupos con el único objetivo de desestructurar el Estado inicialmente para finalmente romper la unidad de España”, alerta.

 

"Un conglomerado de grupos con el único objetivo de desestructurar el Estado inicialmente para finalmente romper la unidad de España"

 

En esa línea, el representante de la fundación franquista advierte sobre las supuestas medidas que, a su criterio, tomará el mandatario socialista, como “minorizar (sic) los presupuestos de Defensa”, “imponer la eutanasia y la ley LGTB” o “configurar con los partidos separatistas que le han dado su apoyo la España plurinacional de la que habla”, lo que significaría “dar carta de Ley a la ruptura de la Nación”.

 

También cree que a Sánchez “no le va a faltar tiempo para iniciar acciones para materializar la tarea emprendida hasta ahora de borrar todo vestigio de la España nacional”, lo que incluirá “actuar contra el Valle de los Caídos, contra la Fundación Nacional Francisco Franco y contra todo lo que recuerde a la España que surgió victoriosa de la contienda civil de hace 80 años y que propició bajo la égida del Generalísimo la mayor transformación social de la historia”. En esa “transformación” incluye “a la propia Monarquía”, remarcando que fue traída por “el propio Franco”.

 

El presidente de la FNFF habla también de “una España donde movimientos de carácter marxista aspiran al asalto al poder y destruir lo que tanto costó conseguir y sustituirlo por una dictadura – la suya – al más puro estilo bolivariano”. Eso sí, también advierte que “no es la primera vez que, a lo largo de nuestra milenaria historia, España se ha encontrado en situaciones difíciles pero siempre hemos superado las dificultades con éxito y ahora no será diferente”. “Pierdan esperanzas los que aspiran a romper nuestra Patria. Piérdanlas ya. En este patio desestructurado hay muchos españoles que aún mantienen viva la llama del amor a la Patria, el culto al honor, el espíritu de sacrificio y el sentido cristiano del cumplimiento del deber”, agrega.

 

Luego hace un popurrí patriótico en el que incluye “a los soldados de los viejos Tercios, a los marinos e infantes de marina de la Real Armada, a los pilotos de la cruz de San Andrés, a José Antonio y siempre al Generalísimo Franco”. “Todos ellos fueron nuestro orgullo y el orgullo de España. La que ellos forjaron y que no vamos a dejar que la destrocen fuerzas sociomarxistas así como así”, subraya.

 

En ese contexto, Chicharro Ortega considera como urgente “la movilización social y política de la gran mayoría de españoles”, aunque seguido aclara que será necesario “encontrar ese camino por la vía pacífica, legal y justa de la defensa de los valores que desde la FNFF no nos cansamos de propagar a través del estudio de la historia; aquellos que llevaron a Franco a la victoria en la guerra y en la paz bajo su capitanía”. “No nos rendiremos nunca. No cabe la desesperación pues acabarán soplando vientos de esperanza”, remata.