Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 24 de junio de 2018
Stop desahucios

El Banco Santander deja a una mujer de 95 años sin su pensión de 650 euros por haber avalado la hipoteca de su nieto

[Img #16315]Una abuela de 95 años se ha visto este mes privada por el Banco Santander de su pensión de 650 euros por haber avalado la hipoteca de su nieto.  Este es uno de los casos sangrantes que han denunciado Stop Desahucios de Valladolid y Salamanca ante la sede de la entidad bancaria de los Botín, que también se dedica a vender en secreto deudas impagables a fondos buitres como Lindorff, que se negó a recibir a los afectados.

 

Francisco J. S. F. suscribió un préstamo hipotecario para la compra de su vivienda en Serrada en 2005; con posterioridad formalizó una ampliación del préstamo. En la actualidad su situación económica no le permite hacer frente a la totalidad de las cuotas hipotecarias, al haberse reducido sus ingresos y su pareja acaba de perder el empleo. Además tienen 4 hijos, de 5, 6, 8 y 11 años.

 

Según Stop Desahucios de Valladolid hace un año que se solicitó la carencia, para reducir las cuotas: "Queremos realizar una carencia acogiéndose al Código de Buenas Practicas, por estar la familia situada en riesgo de exclusión social, consistente en una carencia de 5 años, sobre los dos contratos hipotecarios, incluyendo las cuotas atrasadas y ampliando el plazo de amortización en los posible para reducir la cuota hipotecaria y poder seguir pegando el préstamo".

 

"El Banco Santander", añadieron activistas de Stop Desahucios, "no ha parado de pedirnos documentos cada mes, algunos repetidos, pero sin dar ninguna solución. Lo último ha sido que ha retenido de la cuenta de la que es titular la madre de Francisco -que es avalista de la hipoteca- y de su abuela (95 años) : 650 euros, correspondientes a la pensión de la abuela, dejándola sin pensión este mes".

 

El caso de Queen

 

Queen J. compró su casa, un cuarto sin ascensor, en Salamanca en 2007. La operación la hizo con un préstamo hiipotecario de 160.000 euros. Hoy ha perdido su casa por imposibilidad de pagar las cuotas y acumula una deuda de 120.000 euros.

 

"En 2009 demandó al banco. El juicio se celebró prácticamente sin defensa (cláusulas abusivas, sobretasación de la vivienda...). Su hijo, que avaló el préstamo comenzó a sufrir los embargos en su nómina. La familia vive una situación insostenible desde el principio del proceso: la mujer no trabaja y tiene  hijos pequeños. El embargo de la nómina del mayor resta cualquier margen a la familia para afrontar imprevistos o para un mínimo de calidad de vida.", manifestó la Plataforma de Salamanca, que desde 2013 se interesó por el caso e inició la negociación con el Santander, contra el que se presentó una demanda, que se perdió en los tribunales.

 

"Quiero que mi hijo se libre de esto", dice Queen con hoja sy hojas de descuentos de la nómina de su hijo de la que han quitado varios miles de euros.

 

"Los embargos", añade la PAH, "continúan asfixiando la precaria economía del hijo  de Queen. Ante la exigencia de condonación de la deuda, el Santader responde que la deuda ha sido vendida a un fondo y que ellos no pueden hacer nada. Entonces nos pusimos en contacto con el fondo, que es Lindorff y se consigue el primer documento de cesión de deuda por parte del banco. La fecha de la cesión es diciembre de 2015. El banco ha mentido sistemáticamente. Durante los meses anteriores tenía plena capacidad jurídicia para la condonación de la deuda".

 

Los embargos  continúan. "Lindorff embarga hasta la devolución del Impuesto sobre la Renta y la situación familiar es dramática", dijeron, quienes apoyan a Queen en la nueva demanda contra el banco Santander por la venta de la deuda sin previo aviso.

 

Hoy, los vigilantes de seguridad de Lindorff han impedido el acceso a sus instalaciones en el polígono de La Mora. Los activistas se han tenido que conformar con gritar en la calle. También han gritado ante el Santander, de la calle Santiago, y ante Bankia, de Doctrinos. En las dos sedes han ido entrando los afectados de uno en uno con sus asesores bajo la atenta mirada de policías nacionales y un municipal.

 

"El trato no ha sido igual. Mientras en el Santander nos han recibido y se ha podido conversar y establecer unos compromisos, en Bankia se han negado, aunque hemos podido acceder al interior de la entidad", comentaron los activista deStop Desahucios.

 

Otros casos

En la protesta también han estado Esteban H. y Holanda M., que pidieron la dación en pago de su vivienda en 2013, y el Santander lo aceptó pero parcialmente. Se fijó como precio total de la cesión la suma de 121.832 euros con l vivienda, siendo la diferenciahasta el total de la deuda reclamada, la cantidad de 3.682 euros. "Se les pidió la extinción de dicha cantidad, y se lo denegaron. Volvieron a solicitarlo en marzo de 2015 y no han obtenido respuesta; solo una llamada de teléfono pidiendoles que paguen algo", según Stop Desahucios, que pide: "La concesión de la extinción de la deuda proveniente de la dación enpago de la vivienda".

 

Laura H. suscribió escritura de cesión en pago parcial de deuda con su vivienda de la Avenida de Segovia, en Valladolid. El precio total fijado de la cesión fue de 61.529 euros, siendo la diferencia hasta el total de la deuda reclamada, la cantidad de 33.785 euros. "El pasado 9 de julio de 2015 mantuvimos renión con el interlocutor del Banco Santander para solicitar la extinción de la deuda, y hasta la fecha no sabemos, no contestan. Actualmente su situación económica no ha mejorado, trabajaba como empleada de hogar, y solo percibe 170 euros de paro. Pedimos al Santander la extinción de la duda hipotecaria proveniente de a dación en pago de la vivienda", dice Stop Desahucios.

 

El otro caso de Valladolid planteado hoy ante el Santander es el de Mayra Elisabeth L., que como consecuencia del impago del préstamo con garantía hipotecaria, su vivienda resultó subastada  en el procedimiento 873/2009 pidiendo su entidad la adjudicación de lamisma por la cantidad de 107.739,90 euros.  La deuda reclamada ascendía a 178.744,76 euros con lo que quedó una deuda pendiente de 71.004,86 euros de principal. Su situación económica le impide hacer frente al pago de la cantidad adeudada, "ya que mis ingresos le llegan para llevar una vida digna y por estos motivos solicito que se me condene la deuda".

 

De Salamanca vino Leonor (77 años) , que con su marido (83 años) avalaron a uno de sus hijos en un pequeño negocio, que con la crisis empezó a tener dificultades. El matrimonio pidió dos préstamos, uno a Bankia y otro al Banco Popular, que avalan con la vivienda.  Hoy el marido está enfermo y los únicos ingresos que tienen es una pensión de 425 euros. "Se ha negociado con Bankia; con el Popular que está segundo en el rango de ejecución hipotecaria, no ejecutarán porque aben que la vivinda se la adjudicaría Bankia. Desde la Plataforma hemos propuesto una carencia de 5 años. Y dejan de pagar. Bankia se niega a negociar, peor tras una ocupación de la sucursal accede a enviar unos mediadores desde Ávila. Pero el escrito firmado nunca ha llegado", dicen los activistas salmantinos, que se enterraon que el caso lo llevan ahora desde Valladolid.

 

"Ante nuestra negativa", añaden, "a aceptar las condiciones impuestas por el mediador de Vallaodlid y tras varias llamadas hacen una propuesta de cuota de 400 euros. La cantidad máxima que la familia puede asumir y con grandes dificultades es de 300 euros. A los pocos días nos informaron que se va a iniciar el procedimiento judicial. Denunciamos la estrategia de dilación de Bankia, que no tiene otro fin que el incremento de la deuda. Exigimos una solución imediata y negociada para el caso de Leonor y su familia", dijeron los miembros de la Plataforma de Salamanca.

 

De ahí los gritos de 'Bankia engaña, Bankia estafa, Bankia echa a la gente de su casa' ; 'Banca rescatada, familia desahuciada' y 'Aquí está la Cueva de Ali Babá', que se corearon a la puerta de la entidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress