Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rosario Segura.
Lunes, 2 de julio de 2018

Sin futuro

[Img #16353]Las mezclas de sexo y droga nunca salen bien, como dice Fito, sobre todo para la mujer, que una vez mas, es la que sufre las consecuencias y sigue siendo víctima directa de las prácticas salvajes de algunos machistas repugnantes.

 

Y es que estamos en una sociedad avanzada en machismo, se mire por donde se mire. Basta ojear en derredor, para ver qué imagen damos las mujeres en la publicidad. Son muchas las imágenes sexistas las que cada día nos impactan, que ya casi no nos damos cuenta, de manera que hasta terminamos por justificar comportamientos agresivos dentro de la sexualidad. Por lo que no me extraña ciertas sentencias judiciales, que desde luego no nos favorecen. Da la sensación de que.... en fin es algo instintivo y que le vamos a hacer.....

 

Me niego rotundamente, las leyes siguen siendo machistas y esto hay que cambiarlo ¿como vamos a permitir que exista una legislación que propicie sentencias como la libertad de la Manada? No se trata de poner en tela de juicio a los magistrados, que dictan sentencias al amparo de la ley, pero desde luego como mujer y madre, me rebelo frente a las disposiciones injustas, y que enmascaran conmiseración con los agresores.

 

Las violaciones siempre han existido Quizás no hayan sido denunciadas, pero la realidad es que la violencia machista no se disfraza, y "campa por su viñas". Lo grave de todo esto, es que parece que nos estamos acostumbrando.

 

Los datos reflejan un crecimiento del 12% en los primeros meses de 2018 respecto al

mismo período del año anterior, que incluyen tanto los denunciados como las registrados por las fuerzas de seguridad durante sus actuaciones, y que suponen cuatro violaciones diarias. (ABC 3/18).

 

A nuestra cultura y a nuestros políticos, la situación se les está escapando de las manos hace tiempo. Por un lado se fomenta la cultura de la transgresión, financiada con dinero público, dando rienda suelta a las mezclas de sexo y alcohol y por otro se deben de proveer las crecientes necesidades en seguridad, sanidad, justicia, etc, para intentar mantener el control sobre los resultados del cóctel en la fiesta. Esta doble moral, pone en entre dicho el Estado derecho para muchas mujeres.

 

Posiblemente sean numerosas las causas que contribuyen a estos comportamientos execrables, pero sin lugar a dudas, la solución pasa por la educativa, la comercial y por supuesto la punitiva, con sentencias ejemplarizantes.

 

Soy de la opinión de que una sociedad que no respete a sus mujeres, esta podrida y sin futuro.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress