Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Luis Mazón
Sábado, 14 de julio de 2018
un análisis de José Luis Mazón

Del buen juez, y del juez jueztuzo

[Img #16387]La calidad de toda justicia es esencialmente la calidad de sus jueces. No importa tanto que una justicia sea lenta sino que sea por definición justa.
 
El panorama de la justicia española que yo he conocido en tres décadas de experiencia es por decir una palabra suave..."desolador". ¿Y por qué?
 
La justicia española carece de finura para reclutar a los jueces, pues  todo individuo que memorice unos ciertos temas de derecho aunque no sepa razonar ni tenga un buen sentido común, ni sea una persona íntegra como debe de ser antes que nada todo juez, pues  eah, se le da la plaza de juez con bastón de autoridad para decidir derechos ajenos, esto es como confiarle a un cirujano sádico el poder de manejar el bisturí al gusto.
 
Y a todo lo dicho  se junta que el juez es en la praxis irresponsable no responder de sus actos como lo haría cualquier otra persona que realiza un trabajo. Si al médico se le muere el paciente por un error grave suyo puede responder, pero al juez se le permite que su perversidad o su manifiesta impericia quede sin reparación. Tal es el sistema. Pero hay excepciones, que el juez sea perseguido por jueces superiores, en cuyo caso se levanta la inmunidad y se decreta su caza y captura. Esto le ha pasado a jueces que, desde el silencio o la notoriedad,  se han enfrentado al sistema, su cabeza cortada o su carrera hostigada ha sido "aviso para navegantes". Pienso que esto le pasó a Garzón con el caso Gürtel, un grupo de jueces del Supremo se puso de acuerdo para echarlo de la carrera y usaron por cierto un "mal caso" porque la ley no señala con semáforo en rojo interceptar las comunicaciones del preso en la cárcel ni excepciona a las comunicaciones con los abogados.  Esto lo habían hecho otros jueces y a ellos no les pasó nada.
 
El buen juez es un rara avis, no alcanzan ni el 20% de la judicatura. Por inverosímil que parezca abunda el juez "jueztuzo", aquel caciquil y arbitrario que se salta las normas de su profesion y  que administra la función que tiene desviándolo del Estado de Derecho  al servicio de sus caprichos personales, que deja la credibilidad en la judicatura y de sus compañeros  a la altura del betún pero que goza de impunidad por parte de sus superiores del orden gubernativo hasta que un día, pues ya se sabe,  la masa crítica alcance el punto de explosión como el agua empieza a hervir, entonces vendrá el tsunami "libertador".
 
En cuanto tenga tiempo libre empezaré a escribir una "Enciclopedia de la Mafia Judicial española" que existe.
Creo que habrá que fundar un partido de víctimas del poder judicial para que esta problemática comience a ser enfrentada. Los Colegios de Abogados supuestos defensores de los ciudadanos son parte del sistema maligno con su apoyo a la mala justicia y es que sus directivos obtienen beneficios personales de su silencio y complicidad con la mala justicia. Por tanto a ellos tambien habrá que sentarles donde deben de responder. Demoler el sistema judicial y los colegios de abogados son dos medidas de primera necesidad. Entre tanto hay que desarrollar "resiliencia", o capacidad de soportar a los jueces jueztuzos y sus ignominias contra el derecho y la decencia institucional. Pero en cuanto haya fuerza destructiva suficiente hay que, sencillamente, acabar con ellos. Y estoy seguro de se va a lograr.
 
Mektub o "está escrito" que dicen  los árabes.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress