Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Colectivo Opinión Pública.
Lunes, 6 de agosto de 2018
La calle viva, el tumulto mediático de la imagen

Las teles salvajes

[Img #16444]Hoy me toca funcionar como portavoz de un colectivo humano que diariamente ausculta el sordo rumor de la calle. Durante una semana de vacaciones pagadas a falta de ocupaciones vitales me he entretenido observando a seis cadenas de televisiones extranjeras de la Unión Europea, e incluso las rusas, con dedicación especial al análisis de sus informativos y espacios de debates. Ninguna de ellas, salvo la RAI italiana, arrancan o abren sus telediarios de fondo de mediodía y noche con noticias diarias del tipo de la MANADA, violencia machista, que en Francia es un problema mayor que en nuestro país, valles y cementerios de sus caídos en guerras civiles o mundiales del siglo pasado, separatismo frontal declarado fuera de la Ley y que golpee sus constituciones base principal de una democracia seria a manos del neocomunista populista o el nazismo, la oleada del feminismo ultra que nos castiga frenéticamente a los hombres hasta el rídiculo, asaltos masivos en las fronteras --salvo Italia y Grecia gobernadas por un populismo radicalizado-- ataques a jueces, fiscales y policías, manteros abastecidos por las mafias que pagan un canon criminal, ataques a las instituciones, falta de respeto a las fuerzas armadas empleando un lenguaje soez e injurias a los jefes del estado, reyes o no. Y finalmente el chorro interminable de una corrupción galopante que en España ya no es noticia sino epidemia.

Aquí, en nuestras comunidades autónomas, la de los virreyes y barones poderosos, se permite toda clase de aberraciones que inundan las pantallas  de tres televisiones privadas que ponen mucha basura en sus informativos, en sus espacios matutinos, sobretodo, cadenas incultas y frívolas que practican un periodismo salvaje que generalmente queda en manos de presentadores que dan espectáculos impresentables, obsesionados por el sexo, los escándalos de parejas célebres y ataques virulentos al género masculino, hoy arrollado y vituperado, como si fuéramos manadas salidas que se presentan en los escenarios demenciales de tertulias preparadas y debates instrumentalizados en los que el furor político sembrado por los equipos de ideólogos de Podemos  con daño destructivo, destacando la acritud de féminas que en los espacios rosas se ponen de hoja perejil, muslamen y canalillos  visibles ostentosamente, salvo raras excepciones.

 

Las televisiones del periodismo salvaje es pura vulgaridad, CUATRO, CINCO Y SEXTA y hasta violencia verbal que se reflejan en ojos crispados de presentadores y presentadoras inquietantes con dosis abundante de un morbo que no se para en barras, en todos los horarios, todo un reflejo de una sociedad fagocitada por la tiranía publicitaria, la audiencia y sus empresas del capitalismo más rancio, sin escrúpulos. Vale todo. Frente a este desideratum, similar al hispanoamericano latino, nuestra Democracia ha sido incapaz de restablecer la normalidad, porque la clase política ni se atreve a corregir el brutal desvio deontológico desprestigiando el principio fundamental de la libertad de expresión completamente convertida en piedra arrojadiza contra la nación, la sociedad y las personas sin barreras de defensa, ni siquiera en los tribunales de justicia.

 

Esta marea televisiva supone un fraude moral y hasta un chantaje cultural. Los principios básicos de INFORMAR, FORMAR Y ENTRETENER, que se explica en las facultades de Periodismo o en medios decentes, son machacados sin piedad porque a veces se percibe como cierto odio contenido que enfrenta a los españoles en bandos y no en partidos demócratas hoy transformados en lobbys y en algunos casos regionales, en mafias que recaudan sus Cajas B. La mierda diaria no parece que remita, crece y se toca con la mano en ciudades como Barcelona, en manos de los extremistas que ha tejido una red golpista.

 

NOS PREGUNTAMOS MILLONES DE ESPECTADORES ¿ QUE HEMOS HECHO LOS ESPAÑOLES Y ESPAÑOLAS PARA MERECER ESE CASTIGO CONTÍNUO, DIARIO Y GENERALIZADO, DE SACARNOS LAS ANDANZAS DE ESOS ANIMALES DE LA LLAMADA MANADA QUE DESDE LUEGO NO ENSEÑA NADA POSITIVO A LA OPINION PUBLICA Y SOBRE TODO A MENORES, SINO TODO LO CONTRARIO POR EL EFECTO REBOTE O BUMERANG? Puro masoquismo degenerado.

 

Segun los sicólogos este desbordamiento informativo cargado de detalles sexuales y escenas repetidas día a día, cala lentamente en personajes no bien equilibrados o formados en otras culturas atávicas y permisividad religiosa.Los mensajes terminan erosionando la resistencia de seres escasamente formados, mensajes subliminales.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress